Servicios gratuitos para pacientes de cáncer

Pareciera que al entrar a “The Caring Place” uno se encuentra en un spa, rodeado de imágenes relajantes, mensajes inspiradores y un ambiente de serenidad y paz. Sería casi imposible imaginar que detrás de esas paredes se reúnen a diario personas que comparten algo en común, son adultos cuyas vidas han sido afectadas por el cáncer así como niños diagnosticados con enfermedades que amenazan sus vidas.

Como sus directores lo describen y por la atmósfera que se siente en el lugar, ‘The Caring Place’ es un oasis lejos de instalaciones médicas y está dedicado a proveer programas y servicios sin costo alguno, el propósito es apoyar, educar y capacitar a aquellos que tienen o han tenido cáncer; a sus familiares, amigos y cuidadores.

Pati Kearns, Directora de Servicios de The Caring Place, en entrevista exclusiva para el periódico El Tiempo, comentó sobre la importancia de que exista un lugar como este en Las Vegas. “No había nada en nuestra ciudad que considerara la mente, cuerpo y espíritu como parte integral en el proceso de recuperación en los pacientes de cáncer. Creo que era necesario crear un espacio que les ayudara a sobrellevar los síntomas y el estrés emocional que una enfermedad como esta puede ocasionar”, expresó Kearns.

El centro abrió sus puertas por primera vez en el año 2008 gracias a la visión y pasión por ayudar de dos mujeres de Las Vegas, la Doctora de Oncología Mary Ann Allison y su paciente Connie Bernstein.

De acuerdo a Kearns, la doctora tenía el sueño de abrir un centro en donde se pudieran proveer programas y servicios gratuitos que complementarán el cuidado médico de aquellos tocados por el cáncer. Su paciente, Connie Bernstein, siendo diagnosticada con cáncer de mama etapa 4 había empezado a utilizar y se estaba beneficiando de servicios que complementaban su cuidado médico como la meditación, reiki y yoga, así como también clases de nutrición.

La esperanza de Connie era que todos aquellos que estuvieran pasando por lo mismo se pudieran beneficiar de lo que es considerado como artes de sanación.

Finalmente el sueño de crear el centro se convirtió en una realidad y la Doctora Allison y Connie Bernstein fundaron ‘The Caring Place’, una organización sin fines de lucro dedicada a nutrir el cuerpo, mente y las almas de todos aquellos afectados por el cáncer.

Pero las cosas no funcionaron como ellas esperaban. Debido a la falta de fondos monetarios, sus fundadoras se encontraron con la triste decisión de tener que cerrar el centro. Afortunadamente, la Doctora Allison se pusó en contacto con el Director Ejecutivo de Nevada Childhood Cancer Foundation, Jeff Gordon, quién aún recuerda esa llamada telefónica un domingo en la tarde. “Recuerdo haber recibido la llamada de Mary Ann informándome que habían salido de una junta directiva y que se había tomado la decisión de cerrar el centro por la falta de recursos. Yo le contesté que lo sentía mucho pero ella inmediatamente respondió -a menos que…- y el resto fue historia”, indicó Gordon.

Jeff Gordon tomó la decisión de ayudar a la organización y poner a The Caring Place bajó el mismo alineamiento de Nevada Childhood Cancer Foundation y desde entonces, ambas organizaciones trabajan en conjunto para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por el cáncer y sus familiares. Debido a esta unión, The Caring Place también puede extender sus servicios a niños con enfermedades que amenazan sus vidas.

Entre los programas y servicios gratuitos que ofrece esta organización están la meditación, yoga, reflexología, terapia de masaje, clases de arte, clases de ejercicio, el arte de reiki, actividades recreacionales, apoyo nutricional, entre muchas otras. Algunas de las clases más populares son las de grupos de apoyo, en donde personas que actualmente se encuentran pasando por procesos de quimioterapia, radiación o inclusive los familiares de personas que estén pasando por esta situación, se reúnen y pueden expresar sus preocupaciones y experiencias.

“Cuando las personas entran a nuestras instalaciones por primera vez, se puede ver en sus rostros un sentimiento de paz y tranquilidad, pero cuando salen de aquí, lo hacen con una sonrisa y con la esperanza de saber que cuentan con nosotros”, indicó Pati Kearns, Directora de Servicios.

Alrededor de 100 voluntarios se han acercado y han expresado su deseo de formar parte de esta obra y ayudar a las personas que sufren actualmente de cáncer, así como también a sus familiares. Un ejemplo de ellos son los especialistas en terapias de masajes. “Ellos toman parte de su tiempo libre para venir a nuestra organización y ayudar, eso para nosotros es algo de lo que siempre estaremos agradecidos”, comentó Gordon.

“El impacto emocional que conlleva ser diagnosticado con una enfermedad como lo es el cáncer, puede ocasionar estrés en cualquier ser humano. Nuestra misión es ayudar de una forma diferente y hacerles saber que no están solos”, concluyó Pati Kearns.

‘The Caring Place’ está localizado en: 4425 S. Jones Blvd., Suite 1, Las Vegas, NV 89103 y el teléfono es 702-871-7333. Las clases y servicios que se ofrecen son completamente gratuitos y están abiertos a las personas afectadas por cáncer, así como también a niños que se encuentren enfermos y sus familias. Para más información también puede visitar el sitio de internet www.thecaringplacenv.org

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like