“Sí” o “No” a la Pregunta 3

El ‘Estado de Plata’ llevará a cabo las elecciones de medio término para el próximo 6 de noviembre. Además de las contiendas para cargos públicos que se definirán, los votantes elegirán distintas propuestas de ley, conocidas como ‘Preguntas’, que impactarán el estilo de vida de los nevadenses de acuerdo a lo que decida la mayoría.

Entre las propuestas se encuentra la Pregunta 3, la cual tiene el objetivo de legislar para minimizar las regulaciones en el mercado de la energía y eliminar el monopolio para ofrecer este servicio, que actualmente es mediante la compañía Nevada Energy. La decisión por el “Sí” o “No”, requiere un cambio en la Constitución política del Estado de Nevada, cuestión por la que los votantes deberán analizar ampliamente esta propuesta.

Votar “Sí” a esta propuesta promueve que se haga una enmienda constitucional por el poder legislativo para abrir la competencia en el mercado de la generación de energía eléctrica.

Votar “No” será una decisión que se opone a cambiar la constitución, requerimiento fundamental para tener más de una compañía proveedora de energía eléctrica. Básicamente no haría ningún cambio al sistema actual.

Es importante recordar que de acuerdo con la Comisión de Utilidades Públicas de Nevada, quienes regulan los precios y políticas del proveedor de electricidad, la compañía Nevada Energy sustenta el 90% de la electricidad en este estado. Todo esto se encuentra dentro de la legalidad de la constitución estatal.

La campañas tanto a favor como en contra de la Pregunta 3, ya han impulsado su respectiva publicidad en diversos medios de comunicación electrónicos e impresos. El Tiempo acudió a ambas campañas para obtener los argumentos que pueden incentivar la decisión del voto de las personas y tomar la mejor decisión.

El vocero de ‘No a la 3’, Devlin Daneshforouz, comentó las ventajas de votar en contra. “La enmienda en la constitución que traería la Pregunta 3 es un experimento defectuoso que hará que el sistema de energía se derrumbe, actualmente llegas a tu casa y prendes la luz, y nunca te falta el servicio”.

Daneshforouz agregó que, “los estados que han desregulado su sistema eléctrico han sido ejemplo de cómo han incrementado los precios, el servicio falla sin haber responsables que resuelvan inmediatamente, son fracasos comprobados y hace 20 años que ningún otro estado ha tratado de cambiar sus sistemas por estos ejemplos”.

En 14 estados que tienen energía desregulada por los gobiernos locales, cada residencia paga en promedio 30% más que los precios en Nevada, “en ningún lado el ‘Sí’ por la Pregunta 3, garantiza que van a bajar los precios”, es una de las frases que utilizan en la campaña de ‘No a la 3’.

La contrapropuesta ‘Sí a la 3’, tiene como frase de campaña: “Nos merecemos opciones, romper con el monopolio de energía en Nevada”. La propuesta fue explicada por su vocero, Bradley Mayer.

“La competencia es buena, entre más opciones hay, existe mayor negocio por obtener la preferencia de los usuarios. Todas las renovaciones traerían consigo mayores fuentes de empleo, los precios serían más competitivos en los sectores de hogar, comercial e industrial, los estados con monopolios son más caros y sin opciones. Empresas como MGM apoyan esta propuesta porque ellos quieren más opciones como la energía solar”, comentó Mayer.

La campaña ‘Sí a la 3’ calcula que se podrían crear hasta 24,000 nuevos empleos en el estado.

En una encuesta realizada al exterior de un supermercado latino -en la que se eligieron personas al azar-, de 10 entrevistados, 3 dijeron no conocer nada sobre la Pregunta 3. Otras 5 dijeron que votarían a favor del “Sí”, y 2 comentaron que votarían por el “No”, con el argumento de que subirían los precios.