¡Sí se puede, sí se pudo!

Recientemente el grupo estudiantil de UNLV, UndocuNetwork, llevó a cabo un evento especial para celebrar a cinco estudiantes indocumentados que en este diciembre del 2017 han logrado graduarse de la universidad, superando distintos retos a los que se enfrenta un joven en esta situación para poder cubrir los costos correspondientes.

“Queremos celebrar a nuestros estudiantes indocumentados que se gradúan, especialmente en el clima político actual. Queremos enseñarles a los demás que sí se puede y sí se pudo… Estoy muy contenta, me llena de alegría e inspiración”, dijo la presidente de UndocuNetwork, Esmeralda Cruz.

Una de las estudiantes graduadas es Audrey Peral de 30 años de edad, quien llegó a Estados Unidos cuando apenas tenía una semana de nacida. La joven originaria de Acapulco, México ha logrado terminar la carrera de Psicología tras realizar distintos esfuerzos debido a no poder acceder a ciertos recursos por no contar con un estatus legal.

“Quien no tiene papeles siempre tiene la inseguridad de qué puede y qué no puede hacer, sin papeles tuve que encontrar la manera. Primero era saber si podía entrar a la escuela, hice carreras en CSN pero pensaba en qué más podía hacer, tenía ambición de seguir estudiando y salir adelante en la vida”, explicó Peral.

La estudiante compartió con El Tiempo que inicialmente estudiaba para ser enfermera, sin embargo, tuvo que cambiar sus planes ya que pese a haber terminado todas las clases requeridas, no podía solicitar el programa correspondiente para ejercer dicha profesión; el motivo fue por no tener un número de seguro social.

“Si uno quiere se puede salir adelante. Mis padres han trabajado demasiado duro para proveernos todo lo elemental. Yo solo nací en México, me trajeron a una semana de nacida. Mis padres pudieron arreglar su estatus por medio de la amnistía (del presidente Reagan en los años 90’s) pero yo no, han rechazado dos veces mi caso”, comentó Audrey y añadió que sus padres y su hijo han sido el principal motivo para terminar su preparación universitaria.

Por último, Peral recordó las dificultades que superó para poder concretar su meta, situación que puede motivar a otros estudiantes indocumentados para también intentar superarse cada día y cursar una carrera universitaria.

“Ahora ya ha cambiado la situación, cuando empecé a ir a la universidad (hace 10 años) no había ningún tipo de recurso para alguien indocumentado. Ahora están empezando a proveer becas y programas, no son muchos, son pocos, pero están disponibles y es un progreso. Creo que los jóvenes deben tomar ventaja de eso y seguir sus estudios”, concluyó la estudiante mexicana.

Add Event

You May Like