95°F
weather icon Clear

Solo una de las 19 tribus de Nevada tendrá acceso al registro de delincuentes sexuales del FBI

El gobierno federal le está dando a algunas tribus nativas americanas acceso a la base de datos de delincuentes sexuales del FBI con la esperanza de combatir la prevalencia de la violencia sexual en las tierras tribales.

Pero en Nevada, la mayoría de las comunidades tribales no podrán aprovechar el intercambio de información.

Según un informe de 2016 del Instituto Nacional de Justicia, las mujeres nativas americanas tienen más probabilidades que cualquier otro grupo de ser víctimas de violencia sexual.

Más de una de cada tres mujeres nativas americanas han sido violadas o han sufrido un intento de violación en su vida, una tasa que es el doble del promedio nacional, y más de la mitad han sufrido algún tipo de violencia sexual.

Recientemente, el Departamento de Justicia anunció que las tribus de nativos americanos de todo el país podrán acceder al Registro Nacional de Delincuentes Sexuales del FBI con la esperanza de abordar lo que el Procurador General de los Estados Unidos William Barr llamó “la crisis de seguridad pública en las comunidades de indios americanos y nativos de Alaska”.

La medida del Departamento de Justicia vincula el registro del FBI con el utilizado por los gobiernos tribales, denominado Sistema de registro de delincuentes sexuales de tribus y territorios, y permite un intercambio de información más rápido.

En una declaración incluida con el anuncio, Barr declaró que el acceso al registro del FBI “le da a las fuerzas de la ley tribales la información que necesitan para investigar y prevenir estos delitos atroces”.

Pero de las 19 naciones tribales reconocidas por el gobierno de Nevada, solo una podrá aprovechar el nuevo intercambio de información.

Programa de Acceso Tribal

Para poder acceder a la base de datos del FBI, las tribus deben participar en el Programa de Acceso Tribal del Departamento de Justicia o TAP. El departamento lanzó el programa en 2015, y más de 50 tribus participan actualmente en él.

Pero en Nevada, la colonia india Reno-Sparks es la única tribu que participa en el programa, según el sitio web del Departamento de Justicia.

Ed Reina, administrador tribal de la colonia india Reno-Sparks, mencionó que el cambio ayudará a “ampliar nuestra red de intercambio de información”.

La colonia ha compartido información de registro de delincuentes sexuales con el gobierno federal durante los últimos cinco años, señaló Reina. La medida permitirá que la información se comparta de manera más rápida con el gobierno federal y con otras colonias tribales, agregó.

Para otras tribus, solo obtener acceso al programa de requisitos previos conlleva su propio conjunto de obstáculos que pueden ser difíciles de eliminar.

Requerimientos técnicos

Las tribus tienen que postularse al programa y luego ser seleccionadas por el Departamento de Justicia.

Para unirse, deben cumplir con ciertos requisitos técnicos de seguridad que se aplican a otros organismos encargados de hacer cumplir la ley que tienen acceso a información delictiva, y deben aceptar los requisitos de auditoría y política.

También deben tener acceso a Internet de alta velocidad, que para las colonias nativas americanas, especialmente en las áreas rurales de la nación, no está garantizado.

Según las últimas estimaciones de la Oficina del Censo de EE. UU., solo el 53 por ciento de los nativos americanos que viven en reservas estadounidenses tienen acceso a Internet de alta velocidad. Eso se compara con el 82 por ciento para aquellos que no se identifican como americanos nativos o nativos de Alaska.

“Para muchas tribus, esto es algo que va a requerir muchos años de adiciones a la infraestructura”, comentó Addie Rolnick, profesora de derecho en la UNLV que estudia derecho indio.

El anuncio del Departamento de Justicia se produce cuando los miembros del Congreso expresaron su frustración con el gobierno por no cumplir con un par de plazos para incluir a un grupo de proyectos de ley que buscan aumentar la coordinación entre las agencias federales, las tribus y ampliar su capacidad para procesar a personas no nativas estadounidenses en casos de agresión sexual y delitos contra niños y autoridades.

“Me sentí profundamente frustrado cuando el DOI y el DOJ aparecieron totalmente desprevenidos para la audiencia de nuestro comité sobre estos proyectos de ley críticos”, anunció el senador Tom Udall, demócrata por Nuevo México, quien preside el Comité de Asuntos Indígenas del Senado de EU en un correo a The Associated Press la semana pasada. “Semanas más tarde, la administración aún no ha cumplido con su prometido ‘compromiso renovado’ con la seguridad pública de las tribus, y no ha cumplido con este plazo incluso después de recibir una extensión”.

“DOI” se refiere al Departamento de Interior, y “DOJ” se refiere al Departamento de Justicia.

Rolnick señaló que dar a las tribus acceso a la base de datos de delincuentes sexuales fue un paso importante, pero es solo una pequeña parte de un rompecabezas más grande para abordar los problemas de delincuencia y violencia en las comunidades tribales.

“Para que las tribus puedan tener una jurisdicción efectiva para la aplicación de la ley y la justicia penal, necesitarán exactamente el mismo tipo de acceso a las mismas bases de datos que otras agencias de aplicación de la ley”, concluyó Rolnick. “En este momento, es más de una sola pieza”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.