72°F
weather icon Partly Cloudy

Su propietario recibió millones en ayudas de renta, se enfrentaron al desahucio de todos modos

El coronavirus no fue la única amenaza a la que Nancy Williams tuvo que enfrentarse durante la pandemia.

Ella y su hijo adulto han recibido cuatro avisos de desalojo desde septiembre, a pesar de que su casero recibió millones de dólares en ayudas federales la renta para seguir alojando a inquilinos como los Williams, y pese a las moratorias de desalojo estatales y federales en vigor.

Ha sido una experiencia angustiosa para la familia, que pasó unos tres meses durmiendo a la intemperie en un callejón del centro de Las Vegas antes de mudarse a un Siegel Suites cerca del hotel-casino The Strat en noviembre de 2019. Los dos estuvieron desempleados durante varios meses después de que la economía de Nevada cayera, y Nancy Williams comentó que un desalojo probablemente los habría puesto de nuevo en las calles o en un refugio abarrotado.

“Es como vivir con alfileres y agujas”, dijo Williams, de 54 años, cuya enfermedad pulmonar crónica la puso en mayor riesgo de enfermar grave por COVID-19. “Vivía con el temor de que el alguacil viniera a llamar a nuestra puerta y nos dijera que teníamos que irnos”.

Su familia esquivó los intentos de desalojo con la ayuda de un abogado de asistencia jurídica. Muchos otros residentes de Siegel Suites no fueron tan afortunados.

Las fuerzas del orden recibieron unas 450 órdenes de desalojo para llevar a cabo en las propiedades de Siegel Suites y Siegel Select el año pasado, en comparación con unas 550 en 2019, según un análisis conjunto de los registros gubernamentales realizado por el Review-Journal y Eric Seymour, profesor adjunto de la Rutgers University’s Bloustein School of Planning and Public Policy. El descenso interanual de la compañía fue mucho menor que el del Valle de Las Vegas en general, donde los desalojos anuales cayeron a más de la mitad, bajando a unos 11 mil desde 23,500.

Mientras tanto, Siegel Suites recibió más de dos millones de dólares en ayudas federales para rentas del Condado Clark, una de las mayores cantidades recibidas por cualquier propietario en la primera ronda de asignaciones del programa. La empresa inmobiliaria con sede en Las Vegas The Siegel Group, que gestiona Siegel Suites, también recibió más de tres millones de dólares en préstamos federales del Paycheck Protection Program (PPP).

The Siegel Group declinó ser entrevistado para este reportaje.

El abogado especializado en derechos de los consumidores, Jim Berchtold, denunció las acciones de la empresa.

“Es una farsa”, dijo Berchtold, cuyo bufete de abogados sin fin de lucro Legal Aid Center of Southern Nevada representa a Williams y a otros residentes de Siegel Suites que se enfrentan al desalojo. “Con ese beneficio (de ayuda a la renta), creo que viene cierta responsabilidad de adherirse a la idea de que es peligroso desalojar a la gente durante el curso de una pandemia”.

La cartera de la empresa incluye más de dos docenas de locales de Siegel Suites y Siegel Select en el Valle de Las Vegas, con unas cuatro mil unidades de renta combinadas, según los registros de la propiedad.

La cadena de híbridos hotel-apartamentos (que permite a inquilinos a renunciar a los contratos de arrendamiento anual y pagar por semana el alojamiento amueblado) puede ser una de las pocas opciones disponibles para los inquilinos de bajos ingresos que luchan por conseguir una vivienda de renta tradicional, comentó la directora ejecutiva de Nevada Housing Coalition, Christine Hess.

Muchos de estos inquilinos con problemas de dinero luchan para crear ahorros o pagar otras necesidades esenciales como la atención médica de calidad, señaló Hess. Un desalojo probablemente los enviaría a situaciones de hacinamiento, como un refugio para personas sin hogar, donde el mayor riesgo de contraer COVID-19 podría agravarse por problemas de salud no controlados.

“Para los que viven en semanarios, quedarse sin hogar es muy probable”, dijo. “Cuando se está en crisis, cuidarse no es siempre lo primero en lo que se piensa”.

Cambio de la prohibición de desalojos

Williams y su hijo Joshua llevaban meses de retraso en el pago de su renta cuando Siegel Suites les entregó una notificación de desahucio a principios de septiembre.

Los trabajos de construcción que empezaron poco después de mudarse se agotaron al principio de la pandemia, y estaban esperando a saber si la abrumada oficina de desempleo del estado de Nevada les concedería préstamos.

A principios del verano, Williams se negó a entrar en un plan de reembolso que le exigiría pagar 151 dólares adicionales a su renta habitual de 285 dólares a la semana hasta finales de año. Dijo que simplemente no podía permitírselo.

Ahora la empresa quería echarla, pero no por el impago de la renta. En su lugar, la empresa dijo que podía echar a Williams y a su hijo porque no tenían un contrato de renta activa.

En las puertas de los apartamentos vecinos se pegaron avisos similares de desalojo “sin causa”, aseveró. Williams se puso en contacto con el Legal Aid Center of Southern Nevada cuando sus vecinos empezaron a mudarse, algunos voluntariamente y otros después de que un agente llegara a cambiar sus cerraduras.

“Muchos de ellos no se resistieron”, comentó. “Todos asumieron que porque había una moratoria de desalojo no podían ser desalojados, y creo que Siegel se aprovechó de eso”.

Mientras Nevada se enfrentaba a la tasa de desempleo más alta del país en la primavera de 2020, el gobernador Steve Sisolak prohibió temporalmente la mayoría de los desalojos residenciales. Pero modificó la moratoria múltiples veces el año pasado, dejando a algunos inquilinos confundidos sobre las protecciones.

Días antes de que Williams recibiera su notificación de desalojo, Sisolak había hecho otro cambio.

Esta última directiva seguía prohibiendo los desalojos por falta de pago de renta, pero ya no incluía un texto que prohibía explícitamente el uso de desalojos sin causa como solución.

Aumentan los desalojos sin causa

En una presentación judicial de octubre, un abogado del Legal Aid Center of Southern Nevada acusó a Siegel Suites de intentar eludir las prohibiciones de desalojo por falta de pago.

La inquilina del caso, Suzy Niffenegger, le comentó al Review-Journal que se sintió acosada tras negarse a firmar un acuerdo de pago que no podía pagar. Los empleados de su propiedad le pedían constantemente que inspeccionara su apartamento, y perdió el acceso a la conexión inalámbrica a Internet del edificio.

“Llamaban constantemente a mi puerta para pedir algo”, relató Niffenegger, de 51 años. “Me sentí molestada. Me sentí injustamente tratada; todavía me siento así”.

El vicepresidente del Siegel Group, Michael Crandall, declinó una entrevista con el Review-Journal esta semana, pero anteriormente ha dicho que Siegel Suites no se ha dirigido a los inquilinos que debían dinero durante la pandemia.

Crandall le dijo al Nevada Current en septiembre que “no estamos desalojando a nadie por falta de pago de renta”.

Pero los registros públicos pintan un panorama diferente. El Review-Journal analizó los avisos de desalojo de los 452 cierres ordenados por los tribunales que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley recibieron para las propiedades de Siegel Suites el año pasado, a excepción de 14 casos que desde entonces habían sido sellados.

La empresa solo tuvo ocho desalojos por molestias en 2020.

En cambio, Siegel Suites desalojó mayoritariamente a los inquilinos por falta de pago de renta en enero, febrero y marzo de 2020. Llevó a cabo menos de 10 desalojos sin causa durante estos meses antes de que se promulgaran las prohibiciones estatales y federales de los casos de impago.

Tras un verano con relativamente pocos desalojos, Siegel Suites comenzó a expulsar a un gran número de inquilinos en otoño. Ninguno era un caso de impago de renta.

Después de la directiva de Sisolak de septiembre, la empresa persiguió principalmente los desalojos sin causa. Los tribunales locales aprobaron al menos 300 antes de fin de año, muchos de ellos debido a que los inquilinos no respondieron a tiempo o no hicieron caso a las protecciones del CDC.

Assembly Bill 141

Cuando la Legislatura bienal de Nevada llegó a su fin el mes pasado, los legisladores estatales se apresuraron a ofrecer algún tipo de perdón a los inquilinos desalojados durante la pandemia.

Pero los inquilinos de Siegel Suites quedarán en gran medida excluidos de las medidas.

El Assembly Bill 141 requiere que los tribunales sellen automáticamente todos los desalojos por falta de pago concedidos durante el estado de emergencia declarado por Nevada para el COVID-19, que ha estado en vigor desde marzo de 2020. No cubre los desalojos sin causa.

Berchtold dijo que la aprobación de la ley fue una victoria importante pero agridulce para los inquilinos. Tener un desalojo reciente puede disminuir severamente las posibilidades de un inquilino de encontrar una nueva vivienda.

Una vez concluida la moratoria estatal de Nevada, los defensores de la vivienda temen que llegue una oleada masiva de desahucios cuando la moratoria del CDC expire a finales de junio. Los datos de la encuesta del censo indican que aproximadamente 40 mil hogares aquí creen que podrían ser desalojados en algún momento en los próximos dos meses, mencionó la directora ejecutiva del Centro Guinn, Nancy Brune.

Williams dijo que espera mudarse de Siegel Suites para entonces. Ella y su hijo han vuelto a encontrar trabajo y están ahorrando para poder pagar un depósito de seguridad en un apartamento tradicional.

“Ahora miramos más hacia el futuro”, dijo. “Durante un tiempo fue sombrío. Ahora está empezando a cambiar”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Suenan las campanas de ayuda

“Una sola donación puede hacer la diferencia”, es el eslogan de Salvation Army, es el llamado de alerta para recordar que, al escuchar sonar las campanas en los accesos de muchas tiendas de autoservicio en el valle, llegó el momento de mostrar generosidad.

 
UNLV suspende fraternidad tras la muerte de un boxeador

La fraternidad Kappa Sigma de la UNLV fue suspendida el miércoles mientras las autoridades de la escuela iniciaban una investigación sobre un combate de boxeo benéfico en el que un estudiante de 20 años se desplomó y posteriormente murió, según un comunicado de la universidad.

Identifican el primer caso de la variante Ómicron en EE.UU. en un viajero

Estados Unidos registró el miércoles su primer caso confirmado de la variante Ómicron (en un viajero vacunado que regresó a California tras un viaje a Sudáfrica) mientras los científicos de todo el mundo se apresuran a establecer si la nueva versión mutante del coronavirus es más peligrosa que las anteriores.

Antiguo propietario del Alpine Motel demanda al Ayuntamiento y a otros por el mortal incendio

El antiguo propietario de los Alpine Motel Apartments presentó esta semana una demanda contra varias personas presuntamente implicadas en el incendio residencial más mortífero de la historia de la ciudad de Las Vegas, incluido el residente que vivía en la habitación donde se inició el fuego.