Sufre Sheldon Adelson de linfoma no Hodgkin pero continúa siendo el director ejecutivo de Sands

El presidente y CEO de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson, sufre de linfoma no Hodgkin, pero planea continuar trabajando durante el tratamiento.

En una declaración emitida el jueves por la noche, la compañía dio a conocer que Adelson, de 85 años, está lidiando con los efectos secundarios de los medicamentos que está tomando para el tratamiento de la enfermedad.

“Estos efectos secundarios han restringido su disponibilidad para viajar o mantener horarios regulares de oficina”, dice la declaración. “Sin embargo, no le han impedido cumplir con sus deberes como presidente y CEO”.

El comunicado describe que la compañía anticipa que volverá a su horario regular al finalizar su tratamiento.

El linfoma no Hodgkin es una forma de cáncer en la sangre que puede diseminarse rápidamente, especialmente entre las personas mayores.

Caso complicado

La divulgación se produce justo antes de un juicio civil programado para comenzar el lunes en Las Vegas.

Los abogados de un empresario de Hong Kong que libran una batalla legal de 15 años con Sands, le piden a un juez del Tribunal de Distrito del Condado de Clark que rechace una solicitud para que Adelson sea eximido del testimonio.

Los abogados de Richard Suen y Round Square Company Ltd. presentaron una moción el 22 de febrero y comparecieron en una audiencia ante el juez Rob Bare el lunes, argumentando que se debe exigir a Adelson que testifique o compare para una deposición.

Adelson declaró ante el tribunal en 2001 que padece plexopatía lumbar, un trastorno que le causa dolor severo en el costado y área de la cadera. También testificó que los medicamentos que usa para controlar el dolor a menudo lo ponen somnoliento, utiliza un scooter motorizado para mantenerse móvil.

Es la tercera vez desde 2004 que Suen se enfrenta a Sands en la corte por las afirmaciones de que le proporcionó a Adelson información y apoyo para ganar una codiciada concesión en Macao a principios de la década de los 2000.

Los jurados del Condado de Clark se encontraron dos veces a favor de Suen. En 2008, le otorgaron 43.8 millones de dólares, pero la Corte Suprema de Nevada anuló el veredicto en 2010 debido a la cantidad de pruebas de rumores que los abogados de Suen pusieron en el expediente.

En 2013, otro jurado otorgó a Suen 70 millones de dólares. Sin embargo, en marzo de 2016, la Corte Suprema del estado confirmó la sentencia a favor de Suen al tiempo que revocó la decisión del jurado sobre daños.

Las Vegas Sands se ha convertido en un líder en el mercado de Macao, construyendo Sands Macao, The Venetian Macao, Sands Cotai Central (compuesto por varias marcas de hoteles) y Parisian Macao. La compañía está convirtiendo algunos de sus desarrollos de Cotai Strip en el Londoner, un concepto de resort de temática británica.

Sin presentación de la SEC

En su moción del 22 de febrero, los abogados James Pisanelli y Todd Bice argumentaron que se debe exigir la presencia de Adelson, particularmente si está lo suficientemente sano como para dirigir una empresa que cotiza en bolsa.

Los funcionarios de Sands han dicho que Adelson no ha estado en la oficina desde alrededor de Navidad. La compañía no ha presentado ninguna declaración de la SEC con respecto a la salud de Adelson.

No participó en la conferencia telefónica sobre ganancias del cuarto trimestre del 23 de enero de la compañía. En ese momento, el director de operaciones, Rob Goldstein, declaró a los analistas que escuchaban en la llamada que Adelson “no estaba bien”.

Llamada de juicio

En el archivo de la corte de Suen, los abogados argumentan que Adelson debería declarar, citando lo que no redacta una carta del médico de Adelson.

“No dice que Adelson sea incapaz de servir en su calidad de presidente y CEO de una empresa que cotiza en bolsa”, detalla la moción de la oposición. “No dice que haya restricciones para que viaje, no dice que haya restricciones en él para celebrar reuniones, no dice que haya restricciones sobre la toma de decisiones comerciales, decisiones que, a su nivel, podrían afectar la vida de miles de empleados y accionistas”.

En una transcripción de los procedimientos del lunes ante Bare, el abogado de Sands, Richard Sauber, comentó que la compañía no tiene ninguna expectativa de que Adelson sea un testigo en el juicio.

Benjamin Edwards, profesor asociado en la Escuela de Derecho Boyd de la UNLV, argumentó que la empresa no está obligada a presentar una declaración ante la SEC por motivos de salud. Edwards añadió que el nivel de divulgación pública es una decisión de la junta corporativa.

“Si un CEO tiene una colonoscopia y revela información preocupante, no hay un requisito de divulgación automática para el mercado”, testificó Edwards. “Un ejecutivo corporativo puede consultar con su médico sobre cómo lidiar con cualquier problema de salud sin que sea inmediatamente algo que tienen que revelar a su junta directiva y a sus accionistas”.

El Review-Journal es propiedad de la familia del Presidente y CEO de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like