Superintendente del CCSD fija metas por cumplir en próximos años

El superintendente del Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, por sus siglas en inglés), Dr. Jesús Jara, ofreció su primer Informe del Estado de la Educación ante la presencia de cientos de personas, entre los que se encontraban el gobernador Steve Sisolak, el alcalde de North Las Vegas John Lee y los fideicomisarios del CCSD. El evento se llevó a cabo el viernes 11 de enero en el Strip View Pavilion de UNLV.

Precisamente fue el gobernador Sisolak quien presentó al superintendente Jara mediante un breve discurso en el que expresó que, “espero que sepan que la educación es la prioridad número uno de esta administración. Hoy es el comienzo del futuro del sistema educativo para Nevada”.

A diferencia de discursos de superintendentes anteriores, Jara enfocó su informe en abordar las necesidades que ha encontrado en el CCSD desde que tomó posesión el 19 de junio de 2018, ya que calificó la situación como una realidad dura y llamó a trabajar de una manera diferente a lo que se ha hecho anteriormente.

“Ha faltado un plan concreto, herramientas de apoyo para maestros que permitan llegar hasta donde se necesita. Ha faltado la confianza para trabajar juntos y centrarnos realmente en lo que es importante, mi trabajo es cambiar eso y se puede lograr”, acotó el superintendente.

Entre los problemas que Jara mencionó, está que más del 20 por ciento de los estudiantes del distrito se ausentan de clases. Además de que la brecha entre en el rendimiento de alumnos con limitaciones en el idioma inglés, matemáticas y ciencias, es hasta un 40 por ciento inferior a comparación de los estudiantes más destacados del CCSD.

El superintendente hizo hincapié en que para la época actual es necesaria una buena preparación académica que va desde los niveles básicos hasta el nivel superior. Por tanto consideró importante trabajar en crear las mismas oportunidades para todos los estudiantes.

Uno de los anuncios más relevantes fue el acuerdo tentativo con maestros y el sindicato de administradores para ofrecer nuevos recursos económicos para reclutamiento y trabajo en ocho escuelas preparatorias con necesidad. En caso de que los estudiantes de dichas escuelas muestren una mejoría, los profesores recibirían un bono extra.

Otro de los puntos relevantes comentados por Jara fue arreglar la fórmula de financiación para la educación. “Estamos financiando nuestras escuelas como si estuviéramos en 1967. El Condado Clark se veía muy diferente (en ese entonces), los niños son muy diferentes, nuestra educación es muy diferente. Pero esperamos desempeñarnos a un nivel más alto”, sentenció.

Ante estos problemas que actualmente sitúan al estado de Nevada en el último lugar del sistema educativo a nivel nacional, el superintendente Jara fijó las siguientes metas para trabajar por los próximos cinco años, esperando cumplir los objetivos para e 2024:

*No habrá escuelas de 1 o 2 estrellas (bajo rendimiento académico).

*Tasa de graduación del 90 por ciento.

*Incremento del 100 por ciento en diplomas universitarios y profesionales preparados.

*100 por ciento de aumento en la participación y el rendimiento en programas educativos de tipo AP, IB, “dual enrollment” y CTE.

Por último, Jara resaltó la importancia de mejorar el servicio y eficiencia de las operaciones, aprovechar la participación de los padres y de la comunidad y de hacer todo lo posible a beneficio de los estudiantes. Aunque reconoció que el trabajo por hacer será difícil, más no imposible.

Contacte a Anthony Avellaneda en: aavellaneda@eltiempolv.com, o siga la cuenta de Twitter de El Tiempo: @eltiempolv.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like