Testifica la esposa del capitán de bomberos de Las Vegas sobre atentado de diciembre

Los fiscales anunciaron planes para agregar un cargo de secuestro en primer grado en el caso de violencia doméstica contra un capitán de bomberos de Las Vegas después de que su esposa declarara el lunes que él no hiciera caso de los gritos de ella para ayuda médica.

Sheldon Plehn, de 37 años, ya enfrenta cargos de agresión doméstica con daños corporales sustanciales, asalto y coerción.

Jaclyn Plehn testificó durante una audiencia preliminar que la pareja había discutido el divorcio durante varios meses antes de que la amenazara la noche del 8 de diciembre.

Ella informó que se fue de su hogar en su Jeep y él la persiguió en su Tesla S obligándola a salir de la carretera, bloqueando su vehículo contra un árbol y sacándola del vehículo a jalones.

“Estaba gritando por ‘ayuda’”, le notificó a la jueza de paz de Las Vegas, Elana Lee Graham.

Agarró su teléfono y lo rompió, dijo la mujer, antes de jalar su cabello, cubriendo su boca con su mano y envolviendo su brazo alrededor de su cuello.

Ella dijo que se golpeó la cabeza y comenzó a sangrar cuando él intentó empujarla hacia el lado del pasajero de su vehículo.

Relató que gritó: “¿Cómo pudiste hacerme esto?” Luego, le pidió que llamara al 911, pero él se negó y se subió al asiento del conductor de su vehículo, la mujer logró correr de regreso a su casa.

El abogado defensor, Tom Pitaro, intentó mostrar a través del testimonio de la mujer y los mensajes de texto que envió en ese momento, que ella tenía tendencias suicidas. Pitaro también trató de demostrar que su esposo, un bombero y paramédico, se había ofrecido a tratarla.

Cuando el abogado la presionó, ella respondió: “No era realmente suicida, estaba haciendo eso para que no me persiguiera y me hiciera daño”.

Pitaro preguntó si su esposo sabía que ella llevaba una pistola en su bolso, y ella contestó que sí.

Esa noche, Jaclyn Plehn señaló a una pareja que conducía hacia el este por Cold Creek Road hacia la carretera US 95 y les pidió que marcaran al 911.

Cuando la pareja se detuvo, un hombre, a quien la policía identificó posteriormente como Sheldon Plehn, gritaba a su esposa que regresara a su automóvil. Pero la pareja le ordenó a la mujer que subiera a su vehículo, y se dirigieron a la carretera, donde llamaron al 911 y esperaron a que llegara la policía.

Add Event

You May Like