Trabajadores de comida rápida buscan aumento salarial

Trabajadores de distintas empresas dedicadas a la venta de comida rápida realizaron una manifestación para solicitar el aumento en su salario a $15 dólares la hora. Dicho movimiento se llevó a cabo en Las Vegas Boulevard alrededor de las 6:00am del jueves pasado.

“Venimos a pedir una unión para que a todos los trabajadores de comida rápida nos suban a quince dólares por hora. Lo estamos haciendo principalmente nosotros pero también se debe trabajar para hacerlo para todos, nosotros como trabajadores de comida rápida les damos de comer a muchas personas, soy un estudiante universitario y por semestre pago tres mil dólares y más quinientos dólares de libros. Cómo quieren que yo vaya a la escuela si no es suficiente para vivir”, comentó Raldy Ramírez, manifestante.

Después de caminar por algunos minutos, distintos manifestantes decidieron cruzar la calle mientras el semáforo indicaba el alto a los automovilistas, para mostrar sus pancartas y continuar emanando sus frases. Dicha situación provocó la detención de ocho personas ya que no acataron las indicaciones de la policía local quienes les solicitaban regresar a la banqueta, es importante señalar que en ningún momento se recurrió a la fuerza y todo se desarrolló de manera respetuosa.

“Mucha gente piensa que son trabajos para la gente que no es educada y nos hacen menos, eso no es posible, se tiene que respetar, es un trabajo honrado, pedimos específicamente quince dólares porque es lo que saca a una persona de la pobreza. Siempre nos cambian los horarios, a veces trabajo dos días, a veces cuatro, a veces más, no nos dan horario fijo, ya es suficiente”, mencionó Victoria Ruíz, trabajadora del restaurante de comidas rápidas Mc Donald’s.

¡El pago bajo no está bien! ¡Sin justicia no hay paz! ¡Mc Donald’s no te puedes esconder, podemos ver tu poder económico! Fueron algunas de las frases que gritaban los manifestantes quienes desde las 5:15 de la mañana se reunieron en un conocido establecimiento de venta de café ubicado en esa zona.

“Quince dólares es lo que creemos que merecemos, los dueños de las franquicias ganan millones de dólares y gastan dinero en otras cosas, porque no beneficiar a sus trabajadores que son los que lo mantienen. Es duro el trabajo, limpiar pisos o baños, ellos te acomodan según su necesidad, los trabajadores de comida rápida somos gente pobre. Ya estábamos preparados para esto (detenciones), decidimos hacer un movimiento de un poco más de rebeldía para demostrar que no tenemos miedo porque nuestras familias están de por medio”, aseguró Rafael Gamboa, empleado de Taco Bell.

Cada persona es libre de buscar una mejor situación laboral, sin embargo hay que saber balancear los distintos temas que engloban una petición como esta ya que las cadenas de comida rápida pueden recurrir a recortar gastos en caso de aumentar los salarios y ese recorte de gastos puede ser en el número de vacantes a emplear, por lo que el desglose de este tema sería bastante complejo.

“Estas empresas tienen mucho dinero y están guardándolo para ellos mismos y a nosotros nos dan sólo el mínimo y no tenemos tiempo completo. No es que nosotros nada mas debamos ganar ese sueldo, estamos aquí para que todos los trabajadores que tengan pago mínimo se unan a nosotros para que levanten la voz”, dijo Edgar Covarrubias quién se mostró participativo en esta manifestación.

Además de una mejora salarial, este movimiento también se realizó con el objetivo de crear un sindicato que beneficie las condiciones laborales de estos trabajadores, la organización comunitaria ‘PLAN’ también se sumó al apoyo de esta petición, “No les dan los beneficios de salud que deberían tener, estas personas no están en sus casas con las manos cruzadas, luchan todoslos días para sacar adelante a sus familias”, comentó Astrid Silva, representante de ‘PLAN’.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like