Trabajadores piden por lo menos $15 dólares por hora

El martes 10 de noviembre a las 6 de la mañana se llevó a cabo una nueva protesta pacífica donde decenas de trabajadores de comida rápida y de otros rubros continúan solicitando un aumento salarial a $15 dólares por hora, argumentando que ganar el sueldo mínimo no les es suficiente para cubrir con su necesidades básicas debido a que también se enfrentan al problema de no trabajar 8 horas al día.

La integrante de Progressive Leadership Alliance of Nevada (PLAN) y simpatizante del movimiento, Karla Rodríguez manifestó que, “La meta de esta campaña es que a estos trabajadores les paguen $15 dólares por hora pero también que logren tener su propia unión para que puedan pedirle a las compañías que les den las 40 horas de trabajo a la semana y les paguen el salario que se necesita para vivir dignamente”.

Actualmente ciudades como Los Ángeles, San Francisco, Seattle y Nueva York han aumentado el salario mínimo a $15 por hora para estos empleados, lo que ha sido el resultado de las constantes peticiones de su comunidad mediante pláticas y/o manifestaciones pacíficas como las realizadas en los últimos meses en Las Vegas.

“Si la gente tiene más dinero para comprar lo va a hacer, eso mismo va a incrementar nuestra economía, podrían ir a restaurantes o comprar cosas que actualmente no pueden. El aumento sería gradual y daría tiempo para que la economía se estabilice”, aseveró Rodríguez.

Esta protesta pacífica fue realizada en un área donde se encuentran distintos restaurantes de comida rápida sobre Las Vegas Boulevard, a diferencia del año pasado, en esta ocasión no hubo manifestantes detenidos ya que ahora no optaron por intentar bloquear la calle para tratar de llamar la atención de las autoridades correspondientes en legislar sobre este tema.

La integrante del Congreso de Igualdad Racial, Jackie Ramos,también se unió en apoyo a esta causa.

“Creo que el salario mínimo para los trabajadores que están aquí no es justo, estamos pidiendo un aumento de $15 la hora porque creemos que eso es lo justo. Este trabajo es bastante difícil y muchas personas toman ventaja de que es un trabajo de comida rápida, pero eso no les minimiza la labor, no creo que sea justo que ganen esa cantidad”, expresó.

Ramos también manifestó su inconformidad por el hecho de que un empleado de restaurante de comida rápida difícilmente lograría tener 40 horas de trabajo a la semana argumentando que en ocasiones laboran 5 o 6 horas en un día gastando en transporte o en la gasolina de su carro, situación que no considera justa al trabajar por un salario mínimo.

Martín Macías consideró que de aumentarse el sueldo a dicha cantidad podría tener una mejor calidad de vida para su familia e incluso calificó esta petición como benéfica para toda la comunidad del ‘estado de plata’.

“Estamos tratando de ganarlo porque lo que está pagando Mc Donald’s es injusto, no alcanza para nada.

No hay como pagar la renta, no tienes seguro médico y nada más vas al día; ahora pasa que están quitando horas, aparte del sueldo bajo y sin horas ¿Qué vamos a hacer? En las ciudades que han subido a $15 la economía ha aumentado porque los trabajadores consumen más y de eso se trata, de que el dinero circule en todo el estado”, concretó Macías.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like