77°F
weather icon Clear

Trabajo digno, clave para garantizar la paz y el crecimiento de un país

La joven emprendedora colombiana Ángela María Herrera aseveró que el trabajo digno y decente es la clave para garantizar una paz duradera y el crecimiento económico esperado para quienes ingresan por primera vez al mercado laboral en un mundo altamente competitivo.

En la inauguración del Foro mundial para hacer frente a la crisis del empleo juvenil, en Abuja, Nigeria, expuso el caso de Ruth Gómez, quien a los 12 años de edad entró a la guerrilla de las FARC, donde combatió por más de 16 años, luego de lo cual y gracias al acuerdo de paz pudo reincorporarse a la vida civil.

Sin embargo, en ese proceso la joven se enfrentó al mercado del trabajo por primera vez para sostener a la familia que estaba creando, situación que hoy viven muchos jóvenes en Colombia y en varios países.

La activista indicó que el principal obstáculo que enfrentan esos jóvenes es que no encuentran fácilmente trabajo por la insistente actitud de demandar “experiencia laboral”, entre otras limitantes, que al final de cuentas ocasionan que se inclinen por la delincuencia para salir adelante.

Respecto a lo que vivió en Colombia, María Herrera explicó que pensar en la historia de cientos de jóvenes que han dejado las armas le llevó a cobrar conciencia sobre la importancia de la transición de la guerra al empleo decente.

“Era imposible pensar en una paz duradera y sostenible si no creábamos puestos de empleo que dieran a ellos una segunda oportunidad, ya que los combatientes de las FARC se estaban enfrentando al estigma por su pasado”.

Por lo mismo se le estaban cerrando las oportunidades para entrar al mundo del trabajo, a lo que lanzó la convocatoria a reflexionar sobre lo que se quiere como sociedad: “¿que ellos se regresen al monte a combatir y vuelvan a empuñar las armas o que vuelvan a la delincuencia común a las ciudades?”.

La joven empresaria destacó la importancia de cobrar conciencia de cómo se puede garantizar el acceso al trabajo digno a los jóvenes, independientemente del contexto en que se encuentren, porque si hay algo seguro es que todo joven busca la forma de salir delante de forma digna.

Es necesario analizar, dijo, cómo los jóvenes enfrentan esa transición de ingresar al mercado del trabajo, donde la falta de experiencia no solo se convierte en un obstáculo, sino también en factor de riesgo para los neo-trabajadores.

Ángela María Herrera expuso que a nivel estadístico está comprobado que esa falta de experiencia hace que los jóvenes sean 40 por ciento más propensos a sufrir accidentes laborales que quienes ya tienen experiencia.

Entre los retos para garantizar un trabajo digno para ellos consideró que además debe incluirse la obligación de garantizar una capacitación adecuada y un apoyo a los derechos de quienes inician por primera vez en un trabajo.

Esto, desde luego, expuso, implica no solo que el joven tenga un trabajo digno, sino que también tenga acceso a todas las garantías de seguridad social y “contar con sindicatos o apoyos económicos por si queremos emprender un proyecto que a su vez se traduzca en crecimiento económico para el país”.

Por ello insistió en que la clave es ver cómo se garantiza esa transición de los jóvenes hacia el mercado laboral, porque en ello se definirá que el país alcance las metas de desarrollo sostenible que planteó la ONU para 2030.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.