88°F
weather icon Clear

Trump afirma “fraude”, pero funcionarios dicen que las elecciones por correo son seguras

WASHINGTON — Mientras que los funcionarios electorales estatales y locales trabajan para que la votación sea menos arriesgada en medio del brote de coronavirus, el presidente Donald Trump está haciéndoles retroceder.

En Twitter, Trump advirtió que la votación por correo podría hacer que el 2020 sea la elección más “amañada” en la historia de Estados Unidos.

El Fiscal General, William Barr, advirtió que el voto por correo podría abrir las “compuertas del fraude”. En “Sunday Morning Futures” de Fox News, Barr llegó a decir que “un país extranjero podría imprimir decenas de miles de boletas falsas, y (sería) muy difícil de detectar”.

Y están haciendo de Nevada su ejemplo.

Cuando se le preguntó el mes pasado sobre las afirmaciones de Trump sobre las votaciones por correo, la secretaria de prensa, Kayleigh McEnany dijo, “Nevada envió boletas en masa a las listas de votantes que al final se acumularon afuera de los complejos de apartamentos en Las Vegas y abandonados en botes de basura. ¿Así es como protegemos los votos? Es extraordinario”.

McEnany también retuiteó un reportaje del Review-Journal que tenía una foto de papeletas abiertamente descartadas. El reportaje citaba a un empleado de correos que decía que muchas boletas de ausentes “no sirven” porque los destinatarios fallecieron o se mudaron.

According to the @reviewjournal, there has been an influx of absentee ballots that were “NO GOOD”.

A 36 year-veteran carrier with USPS said recipients “all moved or died”.

She kept 65 ballots from just her first delivery day‼️ https://t.co/VwZ337vZCI

— Kayleigh McEnany (@PressSec) May 26, 2020

¿El fraude desenfrenado es un problema? En realidad no, respondió Wayne Thorley, el subsecretario de estado de Nevada para las elecciones. Thorley ha estado planteando preocupaciones desde que la Secretaria de Estado, Barbara Cegavske, y los 17 funcionarios electorales del condado de Nevada decidieron llevar a cabo las elecciones primarias de junio por correo debido al COVID-19.

“No puedes simplemente recoger una boleta del suelo y votar en ella debido a los procedimientos de seguridad que tenemos vigentes”, explicó Thorley.

Fraude a pequeña escala

Los funcionarios de Nevada enviaron 1.8 millones de boletas para las elecciones primarias; 252 mil 776 boletas fueron devueltas por no poder ser entregadas. La mayoría de ellas (201 mil 886) estaban en el Condado Clark. Dicho condado fue el único de Nevada que envió boletas a votantes activos e inactivos.

De acuerdo con Thorley, 491 mil 645 nevadenses emitieron votos, pero sólo 480 mil 855 fueron contados. La mayor razón para la descalificación de las boletas fue que las firmas requeridas en el sobre en el que se envió la boleta no coincidían con la firma archivada en la oficina de elecciones, o el votante olvidó firmar la boleta por completo.

“Las afirmaciones de que no hay ningún tipo de fraude en el sistema, eso no es cierto”, señaló Thorley. “El fraude ocurre, pero a una escala muy pequeña”.

Aquellos que creen que pueden votar más de una vez en una elección deben tener cuidado, es un delito grave; y quienes piensan que es fácil imprimir boletas y votar están equivocados; Nevada tiene medidas contra falsificación para prevenir fraudes.

Reportes de fraude sí aparecen. Este mes, el fiscal general de Nueva Jersey acusó a cuatro individuos (incluyendo un concejal de la ciudad y un concejal electo) de fraude electoral en las elecciones por correo de mayo en Paterson.

Según la estación de noticias de televisión 4NewYork, los residentes se habían quejado de que los trabajadores postales dejaban montones de papeletas en los vestíbulos de los apartamentos, y se informó de que 300 papeletas estaban agrupadas y fueron arrojadas en el correo. Los funcionarios electorales apartaron 800 boletas de correo (o el seis por ciento de la votación).

Sí, la profesora de la Facultad de Derecho Loyola, Jessica Levinson, reconoció que el fraude electoral ocurre, pero le fue difícil describir cómo una organización puede amañar los resultados de las elecciones para una contienda presidencial. El mapa es demasiado grande.

“Básicamente tendrías que elegir cinco o seis estados que realmente importan en la elección”, explicó.

Luego tendrías que encontrar los condados de esos estados que podrían ser más susceptibles al fraude, obtener copias de las listas de votantes y asegurarte de que las personas cuyas identidades utilices no voten o intercepten sus votos verdaderos”.

“Tendría que ser como una de esas películas de ‘Oceans Eleven’ en las que no hay forma de que puedan hacer eso”, comparó Levinson.

Entonces, ¿por qué Trump y Barr están hablando mal del voto por correo?

“Trump y Barr creen que se beneficiarían políticamente con una menor participación de votantes”, respondió Levinson.

Si se socava la fe del público en el sistema, menos estadounidenses participarán en las elecciones.

En cuanto a sus observaciones sobre un gobierno extranjero, Levinson ve las afirmaciones de que los gobiernos extranjeros podrían imprimir boletas falsas como una invitación a la maldad extranjera.

Y si Trump gana la reelección en 2020, señaló, él puede decir: “¿Puedes creer que gané aunque hubo un fraude desenfrenado?”

Sin inclinación partidista

Trump ha dejado claro que ve el voto por correo como una amenaza a su reelección. En abril, advirtió que si todos los estados votaran por correo, “nunca más se elegiría a un republicano en este país”.

Sin embargo, los investigadores han concluido que el voto por correo no favorece a ninguno de los dos partidos.

En abril, por ejemplo, el Instituto de Investigación de Política Económica de Stanford recopiló datos de tres estados que han implementado políticas de voto por correo y encontró que no parecía favorecer a ninguno de los dos partidos.

Los republicanos no son los únicos partidarios dispuestos a arrojar sombra sobre la elección, quizás con el objetivo de reducir la participación de los votantes pero también en un intento de manchar la legitimidad del eventual ganador.

Pese a un informe bipartidista del Comité de Inteligencia del Senado que no encontró pruebas de que Rusia cambiara o manipulara los votos en 2016, el ex líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, le dijo al autor David Shimer que “no hay duda” de que Rusia alteró los votos en 2016, informó The Washington Post.

“Creo que una de las razones por las que las elecciones no fueron lo que debieron haber sido fue porque los rusos manipularon los votos”, recalcó Reid. “Es así de simple”.

En 2012, Reid proclamó sin pruebas que el candidato presidencial republicano, Mitt Romney, no había pagado impuestos en 10 años, desafiando a Romney a probar que estaba equivocado al publicar sus declaraciones de impuestos. Interrogado más tarde por un periodista sobre la táctica, Reid respondió, “Romney no ganó, ¿verdad?”

Después de los esfuerzos por publicitar las boletas desechadas en Las Vegas, ¿la campaña de Nevada Trump encontró fraude?

Keith Schipper, vocero de la campaña de Nevada, respondió que miles de papeletas habían sido desechadas por problemas de firmas. Los republicanos se opusieron no sólo al voto por correo sino también a las demandas en una presentada por los demócratas estatales y nacionales para que Nevada suavizara la verificación de firmas y permitiera la llamada recolección de boletas, o la recolección de boletas de múltiples votantes para que pudieran ser entregadas en masa.

“Estamos luchando para proteger estas salvaguardas que protegen las leyes en los libros”, dijo Schipper. Esas leyes, añadió Schipper, están “ahí por una razón”.

Los demócratas, sin embargo, argumentan que están tratando de conseguir que más gente ejerza el derecho al voto.

“Los demócratas están comprometidos a luchar por un proceso ampliado de voto por correo que permita la asistencia al votante para aquellos que no pueden devolver sus boletas y asegure que cada votante inscrito reciba una boleta, un periodo de corrección prolongado para las boletas de ausentes, suficientes lugares de votación bien organizados e higiénicos, y un proceso de revisión de firmas que involucre varios niveles de inspección para asegurar que las boletas no sean rechazadas arbitrariamente”, detalló la vocera del Partido Demócrata del Estado de Nevada, Molly Forgey, en una declaración. “Las afirmaciones infundadas de fraude electoral son en realidad sólo intentos de supresión de votantes con la intención de socavar la integridad de nuestras elecciones”.

Y Thorley declaró ante el Review-Journal que “la verificación de las firmas es uno de los procedimientos de seguridad más importantes que tenemos vigentes”.

Problemas en otros lugares

Cuando los informes apuntan que no hay evidencia de fraude electoral en Estados Unidos, Pete Hutchison, presidente de la conservadora Landmark Legal Foundation, señala a Carolina del Norte, donde un agente del Partido Republicano fue acusado de recolectar votos en ausencia durante las elecciones de 2018, lo que llevó a una repetición de las elecciones.

El problema de Hutchison con el voto por correo es que sus boletas de voto por correo son los blancos más fáciles para el fraude, una conclusión a la que se llegó en el informe bipartidista de 2005 de la Comisión sobre la Reforma de las Elecciones Federales, presidida por el ex presidente Jimmy Carter y el ex secretario de Estado James Baker III.

Hutchison también expresó objeciones filosóficas al voto por correo.

“Nuestro sistema de elecciones está diseñado para hacerse en público, pero también en secreto”, añadió. Cuando los estadounidenses votan en un colegio electoral público, emiten votos secretos. Con el voto por correo, la gente recibe sus votos en privado, y otras personas tienen acceso antes, durante o después del acto de votar.

El colegio electoral público, argumentó, “no debería ser menospreciado porque tenemos una pandemia”, y Cegaskve y los funcionarios del condado se equivocaron al “dejar de lado los requisitos estatutarios”, incluso si un juez federal confirmó dos veces la decisión. Las normas se modificaron únicamente para las elecciones primarias.

En cuanto a noviembre, Hutchison agregó que “este ya ha demostrado ser el año de la anarquía” en las elecciones y “la anarquía en las calles, que se ha puesto muy de moda”. Entonces, ¿por qué no? Quiero decir que todo se trata de los resultados, ¿no? Y Trump tiene que irse”.

No ayudará que después de que los estadounidenses voten en las elecciones presidenciales, muchos funcionarios estatales no tendrán los resultados de la votación durante días, incluso semanas. En Nevada, se pueden recibir boletas válidas hasta una semana después de ser enviadas, siempre y cuando tengan el sello postal del día de las elecciones.

Y cuando termine, después de que se hayan planteado preguntas sobre la integridad de la elección, el lado perdedor puede no estar inclinado a creer que el próximo presidente realmente ganó.

Levinson señaló que es por eso que cada funcionario electoral tiene una simple oración sobre cada elección: “No permitas que sea muy cerrada”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Honran memoria de Ronaldo Cesa

Luego del incierto regreso a clases –cara a cara-, los estudiantes y personal administrativo, así como docentes de la escuela primaria C.C. Ronnow, se encontrarán con que el nombre de la cafetería del plantel llevará por nombre Ronaldo Cesa.

Se esperan grandes multitudes en el Strip para el 4 de julio

Pese a un fuerte aumento de los casos de COVID- 19 en Nevada, se espera que grandes multitudes de turistas visiten el Strip de Las Vegas este fin de semana del 4 de julio.