Trump habló sobre la seguridad fronteriza y el muro en televisión

WASHINGTON — El presidente Donald Trump presentó su caso ante el pueblo estadounidense el martes por una mayor seguridad en la frontera frente a lo que llamó una crisis humanitaria y de seguridad nacional en la frontera suroeste.

Dirigiéndose a la nación desde la Oficina Oval por primera vez, Trump describió la frontera como inmanejable. Hablando en tono solemne desde detrás de la Mesa Resoluta, pintó un cuadro terrible de asesinatos y muertes de drogas que argumenta provienen de una inmigración ilegal sin control.

“Todos los días, los agentes de Aduanas y de la Patrulla Fronteriza se encuentran con miles de inmigrantes ilegales que intentan ingresar a nuestro país, estamos fuera de cupo para tenerlos”, declaró.

Trump, quien visitará la frontera mexicana en persona el jueves, también abogó por un muro fronterizo, el tema de su campaña de 2016, que mantendría fuera a los traficantes de drogas y migrantes criminales.

El presidente pronunció sus comentarios en horario estelar el día 18 del cierre parcial del gobierno que comenzó después de que rechazó los proyectos de ley que no incluían $5.7 bdd para construir un muro.

Hizo un llamado a los demócratas para que regresen a la Casa Blanca para reunirse con él, afirmando que era “inmoral” que “los políticos no hicieran nada”. Las reuniones anteriores no han llevado a ningún acuerdo.

Prediciendo que los comentarios de Trump estarían llenos de “malicia y desinformación”, la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, ganaron tiempo en el aire para responder.

Estando uno junto al otro, los dos líderes demócratas acusaron a Trump de tergiversar la situación en la frontera mientras lo instaban a reabrir los departamentos gubernamentales cerrados.

“El presidente ha elegido el miedo, queremos empezar con los hechos”, contestó Pelosi.

‘Berrinche’

Schumer amonestó a Trump por gobernar “por berrinches” cuando propuso que el presidente pusiera fin al cierre de inmediato y luego negociara con el Congreso sobre seguridad fronteriza.

Anteriormente, Trump había desafiado a los demócratas a aprobar un proyecto de ley con fondos para una barrera, argumentando que se podría hacer en una reunión de 45 minutos. Trump ha invitado a los líderes del Congreso a la Casa Blanca para una reunión el miércoles “para que esto se realice”.

Los expertos políticos estaban observando para ver si Trump declararía una emergencia nacional, ya que confirmó la semana pasada que estaba considerando hacerlo. Sin embargo, Trump nunca pronunció esas palabras el martes.

Una ley federal de 1976 permitiría a Trump utilizar fondos de defensa para financiar la construcción de muros. Tal maniobra le permitiría firmar una ley para poner fin al cierre parcial del gobierno, pero seguramente sería objeto de un litigio.

El presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, Adam Smith, D-Wash., le comentó a CNN que el presidente tiene la autoridad para usar este poder, pero que “estaría mal y sería una política horrible”.

Antes de los comentarios de Trump, el miembro de la Junta Consultiva de Trump 2020, Marc Lotter, expresó al Review-Journal que “creo que lo más importante que hará esta noche es humanizar la crisis que tenemos en la frontera”.

De hecho, Trump habló cálidamente sobre su trato con las familias de víctimas de violencia a manos de inmigrantes criminales, incluida la familia del oficial Ronil Singh, un oficial de policía de California que presuntamente fue asesinado por un inmigrante indocumentado el mes pasado.

“Me he reunido con docenas de familias cuyos seres queridos fueron robados por la inmigración ilegal. Tomé las manos de las madres que lloraban y abracé a los padres afectados por el dolor, muy triste y tan terrible”, destacó Trump.

De lo contrario, repasó sus puntos de discusión sobre el tráfico de drogas, los pandilleros y las víctimas infantiles del tráfico de personas.

Schumer y los demócratas reprendidos

Trump también regañó a Schumer por apoyar “una barrera física en el pasado, junto con muchos otros demócratas. Ellos cambiaron de opinión solo después de que fui elegido presidente”.

“Al no lograr que México pague por su ineficaz e innecesario muro fronterizo e incapaz de convencer al Congreso o al pueblo estadounidense de pagar la factura, Trump ha cerrado el gobierno”, respondió Schumer.

Trump también ha cambiado de opinión. El 11 de diciembre, el presidente le dijo a Pelosi y a Schumer que estaría “orgulloso de cerrar el gobierno por la seguridad de la frontera”. Trump también mencionó que no culparía a los demócratas si ocurriera un cierre.

Después del discurso, la estratega demócrata Maria Cardona declaró que Trump se mostró como “un presidente sin empatía, sin remordimientos”, a quien no le importan los medios de vida de 800 mil trabajadores federales. Irónicamente, señaló, ese grupo incluye oficinas de la Patrulla Fronteriza que son “rehenes de una pegatina de parachoques de la campaña de Trump”.

Mark Krikorian, del Centro de Estudios de Inmigración a favor del cumplimiento de la ley, lo calificó como “un discurso bastante bueno” que incluyó inteligentemente el muro como un elemento final.

“No está claro cómo un acuerdo comercial pagará por el muro”, agregó Krikorian en una referencia a la afirmación de Trump de que el muro sería financiado indirectamente por una nueva propuesta comercial con México y Canadá. “En su lugar, debería haber presionado al Congreso para que imponga un impuesto a las remesas”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like