Tu salud en tus manos

Bienvenidos a mayo, el Mes Nacional del Acondicionamiento Físico y el Deporte. Esta designación fue creada para desarrollar una mayor conciencia de cómo la actividad física mejora la salud y el bienestar, y para promover mejores hábitos de ejercicios y actividad física en todo el país.

Y a buena hora. Estados Unidos, como nación, necesita urgentemente aumentar su actividad física. No es exageración decir que nuestro estilo de vida sedentario nos está matando lentamente. Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la obesidad contribuye a varias condiciones médicas que son causas principales de muertes prevenibles en el país, incluidas las enfermedades del corazón, los derrames, la presión alta, la diabetes, el asma y ciertos tipos de cáncer. Más de 1 de cada 3 personas en los Estados Unidos es obesa, y en nuestra comunidad la tasa es aún más alta, más de 2 de cada 5. Y peor para nuestro futuro colectivo, los niños hispanos tienen la tasa de obesidad más alta de cualquier grupo en Estados Unidos: más de 1 de cada 5 es obeso.

Pero dejemos las estadísticas a un lado. A fin de cuentas, tú no eres una estadística. Eres un ser humano de carne y hueso con una vida muy ajetreada y corta de tiempo.

¿Por qué debes hacer de la actividad física una prioridad? El ser más activo mejorará tu calidad de vida. Te va a hacer sentir mejor no sólo físicamente, sino tambien mental y emocionalmente. Disfrutarás de una vida más larga y saludable mañana, y tendrás más energía, menos estrés, y mejor humor hoy.

Nunca es muy tarde para empezar. La clave es el lema de este año: “Sé activo a tu manera”. Olvídate de tu vecina que está entrenando para correr un maratón, de tu compañero del trabajo que hace carreras de bicicleta de larga distancia, de tu sobrino que prácticamente vive en el gimnasio, y de tu comadre obsesionada con sus clases de Pilates. No te compares con ellos ni te sientas cohibido. No hace falta ni mucho tiempo, ni mucho dinero, para incorporar más actividad física a tu vida.

Busca las actividades que sean divertidas y motivadoras para ti, y empieza poco a poco. Si te gusta la música, prende la radio y baila. Aprovecha que el tiempo ha mejorado y sal a caminar, aunque sea por 15 minutos después de cenar. Puedes escoger actividades que también te den la oportunidad de socializar con tus amigos y familiares, participando en deportes en equipo como el futbol, el baloncesto y el voleibol. O si lo que añoras es más paz, tranquilidad y tiempo para estar a solas con tus propios pensamientos, sal a caminar, correr, montar bicicleta o nadar sin compañía alguna.

Otra estrategia que puedes usar es inyectar pequeñas dosis de ejercicio a través de tu día. Hay muchos trucos para esto. En lugar de ver la telenovela sentada en el sofá, haz ejercicios de estiramiento o abdominales, o levanta pesas livianas mientras ves tu programa. Usa las escaleras en vez del ascensor. Usa parte de tu hora de almuerzo en el trabajo para escaparte de la oficina y darle la vuelta a la cuadra varias veces.

Asegúrate que los niños en tu vida tengan amplias oportunidades para estar activos. Por un sinúmero de razones, los niños hoy día tienden a pasar más tiempo viendo televisión o jugando juegos de video que brincando y saltando afuera. Tenemos que trabajar juntos para crearles más oportunidades seguras para hacer deportes y estar activos: en casa, en la escuela y en el vecindario. Puedes encontrar buenos consejos sobre cómo integrar más actividad (y mejores hábitos de nutrición) en tu vida familiar en la página de la campaña “¡A Moverse!” de la primera dama Michelle Obama: www.letsmove.gov/en-espanol.

Deja que la energía de la primavera te inspire y encuentra tu manera particular de ser más activo. No olvides reclutar a tus seres queridos para que te acompañen en este cambio, ya sea haciendo lo mismo que tú o algo distinto. Nunca es muy tarde para emprender un mejor camino hacia la buena salud.

LO MÁS RECIENTE

You May Like