Tu salud en tus manos

Como mencioné la semana pasada, para ser un consumidor de cuidado de la salud sabio, primero hay que entender los puntos básicos del seguro de salud de uno. Entender esos puntos básicos es vital para las 13 millones de personas que se inscribieron en cobertura a través del Mercado de Seguros de Salud, y muy útil para las personas que ya estaban cubiertas. Hoy me enfocaré en el beneficio de medicamentos recetados, o sea, la parte de tu seguro que usas en la farmacia. Usar el beneficio de farmacia correctamente es muy importante, ya que puede ahorrarte dinero y mantenerte saludable. Los medicamentos recetados se usan para tratar todo tipo de enfermedades, tanto las agudas como las crónicas. Los mismos pueden ser esenciales para evitar complicaciones serias en el futuro.

Pero para algunas personas, como las que tienen condiciones crónicas y deben tomar medicamentos de mantenimiento todos los días, el costo de las medicinas puede ser mucho mayor que el costo de ver un médico. Saber la respuesta a las siguientes preguntas te puede ahorrar dinero y evitarte sorpresas caras.

¿Tienes cobertura, o solo un descuento?

Lo primero que debes averiguar es si tu seguro cubre medicamentos recetados. Algunos planes vendidos antes de octubre del 2013 no cubren medicamentos, mientras que otros ofrecen una tarjeta de descuentos en vez de cubrir medicamentos.

Una tarjeta de descuentos, como el nombre indica, solo te brinda un descuento en el costo de los medicamentos, mientras que el seguro por lo general cubre una parte predeterminada del costo a través de un copago.

¿Tiene tu plan un deducible distinto para medicamentos recetados?

Algunos planes tienen un deducible anual separado para los medicamentos recetados. En otras palabras, alcanzar el deducible anual para servicios médicos no cuenta hacia el deducible anual que pagas para los medicamentos recetados, y viceversa. Esto significa que tendrás que pagar el costo total de los medicamentos recetados que tomas hasta que alcances tu deducible, y solo después de alcanzarlo es que el plan empezará a cubrir medicamentos recetados.

¿Tiene tu plan una lista de medicamentos recetados? ¿De tenerlo, como funciona?

Prácticamente todos los planes de seguro tienen una lista de medicamentos preferenciales, llamada formulario, que usan para determinar qué porción del precio de un medicamento tú vas a pagar. Esa porción, como ya mencioné, es tu copago. La cantidad del copago varía según la clasificación del medicamento.

Los medicamentos de marca cuestan más que sus equivalentes genéricos, pero menos que los medicamentos que están incluidos en la lista. Por ejemplo, el precio a pagar por un medicamento genérico sería $5, por un medicamento de marca $15, y por un medicamento que no está incluido en la lista $40. Es sumamente importante que entiendas esto y que sepas si los medicamentos que tomas son parte de la lista.

¿Sabes dónde puedes comprar tus medicamentos?

Como con otros servicios de cuidado de la salud, es importante que vayas a una farmacia que acepte tu plan.

¿Cuentas con una opción para comprar medicamentos por correo?

Hoy día, muchas compañías de seguros ofrecen descuentos si uno compra tres meses de medicamentos a través del correo. Por ejemplo, algunos planes te dan tres meses de medicamentos por el precio de dos meses. Ordenar por correo te ahorra dinero, tiempo y gasolina. Esto es especialmente importante si tienes una condición crónica y tomas algún medicamento regularmente.

En Families USA queremos ayudarte a entender mejor tus derechos y opciones como consumidor de cuidado de la salud. Envíanos tus preguntas a preguntas@familiesusa.org.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like