Tu salud en tus manos

Ya llegó el verano, y con la subida de temperaturas también se elevan los ánimos para viajar e irnos de vacaciones. Queremos escaparnos del calor a la playa, participar de reuniones familiares, o simplemente desconectarnos del estrés de las rutinas cotidianas. Ya sea por avión, tren, autobús o nuestros propios autos, alzamos el vuelo para hacia nuevos paraderos.

Para algunos, las vacaciones de verano son la culminación de varios meses de cuidadosa preparación. Buscamos información sobre el destino deseado, investigamos alternativas para conseguir los mejores precios, y preparamos agendas de actividades para toda la familia. Para otros, unas vacaciones pueden ser un escape espontáneo con preparativos mínimos. Y aún para otros, puede ser algo entre medio. En todo caso, es importante que parte de tu preparación para cualquier viaje — largo o corto, cerca o lejano— incluya tomar ciertas medidas sencillas para proteger tu salud y la de tu familia.

Aunque lo menos que quieres pensar es que alguien vaya a sufrir un accidente o enfermarse durante las vacaciones, la verdad es que uno nunca sabe lo que pueda pasar, y más vale precaver que lamentar. Estos pasos sencillos te ayudarán a resguardar tu bienestar y el de tu familia, no importe tu paradero.

Asegúrate de empacar las siguientes cosas para cada persona que viaja. Si vas a viajar por avión o crucero o algún otro transporte en que tengas que entregar tus maletas, asegúrate de ponerlas en el equipaje de mano por si acaso el equipaje documentado se pierda.· Tarjetas de seguro médico – si tienes seguro.

· Medicinas recetadas y sin receta – suficientes para el viaje y para 2 o 3 días más, por si hay un atraso inesperado. Incluye medicinas de mantenimiento (las que tomas diariamente) y las que puedes necesitar de vez en cuando, como por ejemplo, medicina para migrañas, alergias, o ataques de asma.

· Números de teléfonos de su médico y farmacia

· Lista de todas sus alergias, medicinas recetadas y no recetadas, condiciones de salud y cirugías – esto es algo que siempre debes tener contigo, como por ejemplo, en tu cartera. Si tienes hijos, debes de siempre andar con sus listas. El que tenga alergias severas o una condición seria como diabetes, epilepsia, o hipertensión, deberías considerar llevar una pulsera de alerta médica. Si tienes un teléfono inteligente, existen apps que organizan y guardan toda esta información convenientemente. Esta información puede ser crítica si tienes una emergencia médica y no puedes comunicarte claramente con el personal de emergencias que te estaría atendiendo.

· Un kit expandido de primeros auxilios – Este kit debe de también incluir todas las medicinas sin receta que comunmente usas para fiebre y dolor de cabeza, vómitos y náuseas, y diarreas.

Además, tomando en cuenta las actividades de verano más comunes es importante:· Protegerte del sol con filtro solar, gafas y sombrero, y asegúrate de no sobrecalentarte o deshidratarte.

· Tener el cuidado y el respeto debido al agua – ya sea la playa, el lago o la piscina.

· Ponerte siempre el cinturón de seguridad, y para los niños pequeños, siempre utilisar las sillas de seguridad para niños, aunque tengas que viajar con ella o alquilar una en su destino.

Una cosa que debes de siempre recordar es que gracias a la Ley de Seguro de Salud Asequible, tu seguro médico es válido en caso de emergencias, aunque estés lejos de la red de proveedores de tu plan. Si tienes una verdadera emergencia, o sea, una condición o accidente de gravedad, y acudes a una sala de emergencias, tu plan de salud tiene que cubrir ese servicio básicamente de la misma manera que lo cubriría si te atendieras dentro de tu red. No hay razón para que este servicio te salga más caro aunque estés fuera del área de servicio de tu seguro médico.

Espero que estos consejos te ayude a disfrutar de unas vacaciones saludables y divertidas donde quiera que viajes.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like