Tu Salud En Tus Manos

En las noticias últimamente se ha hablado mucho de cómo las compañías de seguro están cancelando pólizas de calidad inferior vendidas a personas que no obtienen su seguro médico través de su empleador (e esto se le llama comprar seguro en el “mercado de seguro médico individual”). Estas cancelaciones se están dando porque la Ley de Cuidado de Salud Asequible estableció pautas de protección del consumidor significativas que las aseguradoras no estaban satisfaciendo. La ley requiere que las compañías de seguro médico cubran 10 beneficios esenciales, eliminen límites al cuidado que pagarán al año, y no le cobren más a la gente por haber estado enfermas en el pasado o por ser mujer. Los planes que no cubren esos beneficios esenciales, que imponen límites al cuidado que se pagará al año o que discriminan contra las mujeres o contra personas con problemas de salud existentes ya no podrán ofrecerse después del 2014. Esto es bueno para los consumidores que compran seguro en el mercado de seguro médico individual, ya que ahora tendrán la paz mental de saber que no se les cobrará de más, que su cobertura no terminará, y que su plan cubrirá beneficios esenciales de salud. El propósito del seguro es proveer esa paz mental.

Y aunque bien es cierto que este tema se ha cubierto muchísimo en las noticias, quizás sería bueno poner las cosas en perspectiva. Según un informe reciente de Families USA, de las personas en Estados Unidos que compran planes en el mercado de seguro médico individual, solo cinco por ciento son personas que no son de la tercera edad. Eso es un porcentaje muy bajo.

La abrumadora mayoría de la gente obtiene su seguro médico a través del trabajo o de programas gubernamentales como Medicare. De ese cinco por ciento que obtiene su seguro en el mercado de seguro médico individual, 71 por ciento tiene ingresos que podrían hacerles elegibles para obtener ayuda financiera al comprar un seguro en el mercado de seguros, según otro informe de Families USA. La ayuda financiera podría darse: en la forma de acceso al programa de Medicaid de su estado, o en la forma de créditos tributarios para la prima, y quizás en subsidios para cubrir gastos de bolsillo como deducibles y copagos. El crédito tributario, en promedio, será de $5,548 por familia, lo cual podría disminuir la prima hasta un 66 por ciento (las familias de menos ingresos podrían recibir incluso más ayuda financiera). Algunas familias con ingresos sumamente bajos que se inscriban en Medicaid podrían no tener que pagar en absoluto.

Es tal el valor de esta ayuda financiera, que subraya la importancia de acudir al mercado de seguros médicos para ver exactamente lo que tú y tu familia podrían obtener, incluso si tienes cobertura que consideras adecuada. Acude al mercado de seguros médicos de tu estado para descubrir si podrías recibir ayuda financiera y comparar tus opciones de seguro médico. Esto no significa que tengas que comprar cobertura o cambiar la que tienes actualmente, simplemente es útil para que puedas entender a fondo todas tus opciones.

Recibir notificación de que el plan médico de uno va a cancelarse puede causar mucho estrés, especialmente si la cobertura terminará el 1° de enero de 2014. Eso te obligará a ver cómo comprar un plan nuevo, y pronto. Para disminuir el estrés, ve al nuevo mercado de seguros médicos hoy mismo para comparar tus opciones e inscribirte. Si tienes problemas con el sitio web, puedes hablar con alguien, en tu idioma, por teléfono o en persona. Hay muchos consejeros disponibles que hablan tu idioma y han recibido capacitación para contestar tus preguntas de planes médicos.

Nuestra investigación[MR1] [SH2] demuestra que millones de latinos en todo el país –cerca de tres de cada cuatro de las personas que compran su seguro en el mercado de seguro médico individual– podrían ser elegibles para recibir ayuda financiera cuando busquen seguro en el nuevo mercado de seguros médicos. Al final del día, la cancelación de un plan podría resultar en opciones más asequibles que te mantienen y mantienen a tu familia más seguros y saludables.

Sinsi Hernández-Cancio, abogada, analista de políticas de salud, y mamá, tiene casi 20 años de experiencia luchando a favor de la igualdad de los derechos para las mujeres y las familias hispanas, y actualmente es la Directora de Equidad en Salud de Families USA, una organización sin fines de lucro no partidista que aboga por mejorar el acceso a cuidado de la salud de alta calidad para todos.

Envíale tus preguntas directamente a preguntas@familiesusa.org.

Para obtener más información sobre cómo comprar seguro médico en el mercado, visita www.cuidadodesalud.go o llama al 1-800-318-2596. Para encontrar consejeros certificados o asistentes capacitados que te puedan ayudar en persona, visita https://ayudalocal.cuidadodesalud.gov/es/.

Add Event

You May Like