Un gesto de buena voluntad

El departamento de bomberos de North Las Vegas donó una de sus unidades, considerada fuera de uso, a un poblado de Michoacán, México, como resultado de un acuerdo aprobado por unanimidad en sesión ordinaria del Concejo Municipal.

“El Fire Truck No. 473, es un camión fuera de servicio, Spartan Gladiator Aerial Ladder que fue construido en 1994, y ya no cumple con las necesidades del Departamento de Bomberos de North Las Vegas”, manifestó el jefe de bomberos Joseph Calhoun, en una presentación llevada a cabo en la estación 52, localizada en el 4110 de la Losee Road.

“La voluntad de ayudar fue el motor de arranque a esta iniciativa, las relaciones que establecimos con nuestros colegas mexicanos, saber que desempeñan un trabajo muy importante para salvaguardar la seguridad de la población y las condiciones en que trabajan, estoy seguro que esta unidad les brindará mucha ayuda”, señaló Sergio Reynoso, capitán del departamento de bomberos de North Las Vegas, luego de la ceremonia en la que entregaron la unidad a Raúl Padilla Ortiz, quien se encargará de trasladar la pesada unidad hasta Uruapan, Michoacán, México.

“En el departamento tenemos unidades de primera línea, luego otro de reserva y, finalmente los que utilizamos para entrenamiento, aquí ubicamos a todos aquellos que dieron servicio en las tres etapas anteriores. Es el caso del camión que estamos donando a México”, destacó Reynoso, agregando que “nosotros ya ordenamos una unidad que reemplazará al No. 43, con lo que nuestra flota seguirá estando completa. En ocasiones, luego del servicio las unidades se subastan, no sabemos quién las compra o qué uso les destinen, pero he sabido de casos en los que son adquiridos como fierro viejo. Es la primera vez que donamos un camión a México, todos los tramites se han realizado, con el DMV, con la frontera, etc.”.

La población de Uruapan llega casi al millón de habitantes, y solo tienen un camión de servicio, modelo 1969. Con la donación del Spartan Gladiator, seguramente tendrán la oportunidad de brindar el auxilio que requiere la gente en esa población, cuna de la mariposa Monarca.

También les donaron equipo y herramientas hidráulicas de rescate, “con 24 años de servicio, entiendo la necesidad y desesperación que han de sentir al querer ayudar, pero no poderlo hacer por no tener las herramientas adecuadas. Los bomberos voluntarios deben multiplicar su trabajo para cumplir con su loable labor”, dijo.

Por su parte Raúl Padilla Ortiz, jefe de operaciones de bomberos voluntarios de Uruapan explicó que “los ajustes que debemos hacerle al camión para hacerlo operable en Michoacán serán mínimos, este equipo está en óptimas condiciones y nosotros le daremos una segunda vida”.

El protocolo para operarlo en México es de acuerdo a las características del camión.

“Los recursos que obtenemos provienen de labores de acopio, efectuamos un boteo anual en las calles para mantener y operar nuestras herramientas. Somos 65 elementos voluntarios activos, también le solicitamos ayuda a empresarios y de esa manera mantenemos en operación nuestro departamento de bomberos”, explicó Padilla.

Uruapan es cabecera municipal y todos los permisos para el traslado ya fueron cubiertos. “Estamos listos para la aventura de llevar la unidad hasta nuestro municipio, nos gusta este tipo de retos, porque sabemos que la hermandad que se gestó con North Las Vegas, tendrá un impacto positivo en la vida de muchos michoacanos”, terminó diciendo, antes de arrancar el motor e iniciar la travesía de seis días hasta Uruapan.

Raúl Padilla Ortiz, regaló a sus colegas de NLV “Las Bateas”, artesanías típicas de Michoacán, piezas decoradas a mano por artesanos de la región en tintas de colores y oro de 23 kilates, cuyos diseños hacen alusión a la flora y fauna del estado.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like