50°F
weather icon Clear

¿Una falta de seguimiento en las inspecciones de incendios fue lo que puso en peligro los apartamentos Alpine?

El inmueble de apartamentos en el centro de Las Vegas, donde un incendio en diciembre dejó seis personas muertas y 13 heridas, pasó más de dos años sin una inspección de incendios, pese a un historial de inspecciones fallidas que se remontan a más de una década.

Cuando los inspectores regresaron el 22 y 23 de diciembre de 2019, dos días después del incendio residencial más mortífero de la ciudad, más de 40 violaciones del código de incendios salieron a la luz, entre ellas, una puerta de evacuación bloqueada desde el exterior, rejas de seguridad en un área de dormitorios sin una salida de emergencia y detectores de humo faltantes o defectuosos en al menos 14 puntos del edificio, según los registros.

El jefe de bomberos de Las Vegas, Robert Nolan, expresó que lamentaba que su oficina no inspeccionara los apartamentos del Motel Alpine en los 32 meses anteriores al incendio.

“Eso fue culpa mía”, confesó Nolan. “En retrospectiva, desearía que hubiéramos vuelto allí”.

Los registros del Departamento de Bomberos obtenidos por el Review-Journal muestran que los inspectores de Nolan no habían visitado el edificio de tres pisos para una inspección anual desde el 26 de abril de 2017.

Después del incendio, los inspectores regresaron a la escena con la policía de Las Vegas como parte de un análisis posterior al incendio con el fin de ayudar a los oficiales a llevar a cabo una investigación criminal. Nolan indicó que esta no era una inspección regular. “Señalamos cosas en las que el Departamento de Policía Metropolitana (LVMPD) estaba interesado que pudieron haber contribuido al incendio”.



Los inspectores encontraron que las puertas contra incendios no cerraban correctamente, que no había iluminación de emergencia y que no había cables de extensión de conexión en cadena. Las máquinas expendedoras también estaban obstruyendo un camino de salida. Otra violación declaró que el sistema de alarma contra incendios era defectuoso, con un panel de alarma “tapado”. Nolan dijo que era un intento improvisado de presentar el panel como algo que funcionaba correctamente para los inspectores.

Robert Solomon, ingeniero de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios, mencionó que la lista de violaciones era uno de los peores casos que había visto en su carrera.

“Es como, wow, alguien obviamente no se preocupó por el edificio, lo que significa que probablemente no se preocuparon por la gente en el edificio”, criticó Solomon después de revisar la lista. “No quiero de ninguna manera restarle importancia a que solo seis personas murieron, pero tuvieron la suerte de que solo hayan sido seis”.

Se cree que el incendio matutino se originó en una estufa que se usaba para calentar un apartamento del primer piso. Los registros muestran que los inspectores encontraron varios ejemplos de hornos encendidos con las puertas abiertas. Los residentes le dijeron al Las Vegas Review-Journal que el edificio no contaba con calefacción en funcionamiento.

Atrapados por la puerta de salida trasera bloqueada y asfixiados por el abrumador humo, los residentes, incluyendo una mujer embarazada, recurrieron a saltar desde las ventanas del segundo y tercer piso para escapar.

Los informes del Departamento de Bomberos de Las Vegas muestran una larga lista de inspecciones reprobadas entre 2013 y 2017 por parte del actual propietario de Alpine, Las Vegas Dragon Hotel LLC.

En el 2016, la propiedad, construida en 1972, reprobó tres inspecciones de incendio en un mes.

En 2017, no pasó tres más.

Durante la última inspección antes del incendio, el caso de Alpine en abril de 2017 se consideró “cerrado” y se refirió a un equipo propuesto con la intención de centrarse en la seguridad en los complejos de apartamentos de bajos ingresos, según muestran los registros.

Sin embargo, Nolan dijo que Alpine no terminó calificando para el programa porque la ciudad no otorgó la licencia para el edificio como un complejo de apartamentos. Los registros de la ciudad muestran que tiene licencia de hotel residencial, aunque el Distrito de Salud del Sur de Nevada lo considera una residencia privada.

En mayo de 2017, Nolan comentó que el Alpine volvió a caer en el ciclo de inspección general del jefe de bomberos, manejado por un solo inspector que tenía otros casos y prioridades. No se presentaron quejas de los residentes contra la propiedad durante ese tiempo, enunció.

Las diferentes designaciones de código atribuidas al Alpine pudieron haber creado confusión entre las agencias de Las Vegas responsables de inspeccionar el edificio. Así que la propiedad del centro de la ciudad aparentemente cayó poco a poco.

Piden que se amplíe la investigación

La alcaldesa de Las Vegas, Carolyn Goodman, declaró el martes que no había leído el informe de inspección de incendios de la ciudad sobre el Alpine, pero que consideraba los hallazgos “intolerables”. Pidió que se ampliara la investigación sobre Las Vegas Dragon Hotel LLC y el gerente de la empresa, Adolfo Orozco.

“Quiero asegurarme de que todas sus propiedades sean investigadas a fondo”, agregó.

El Concejal Cedric Crear anunció que la ciudad será minuciosa en su investigación. “Vamos a hacer nuestra debida diligencia, vamos a tener una investigación a fondo y vamos a averiguar quién y qué fue responsable de esto”.

Tanto Goodman como Crear, cuyo Distrito 5 incluye el Alpine, dijeron estar preocupados por el largo lapso entre las inspecciones previas al incendio.

“Vamos a revisar todo nuestro personal”, afirmó Crear. “Vamos a consultar con la Legislatura para ver qué asistencia pueden proporcionar. Definitivamente vamos a examinar con detenimiento todo el proceso”.

El abogado Dominic Gentile, quien representa al Las Vegas Dragon Hotel LLC y a Orozco, puntualizó que no podía comentar sobre las violaciones posteriores al incendio encontradas por los inspectores de la ciudad.

“Hasta que no vea el informe, no estoy realmente en posición de hacer un comentario”, aseveró Gentile, quien es parte de un equipo de defensa de 10 miembros contratados por los propietarios de la propiedad para llevar a cabo una investigación sobre el incendio.

Una investigación del Review-Journal de 2018 encontró que los incendios fatales del valle se suscitaron en mayor cantidad en casas y apartamentos más antiguos en el núcleo urbano del valle, donde las medidas de seguridad actuales como rociadores y alarmas de humo interconectadas no son necesarias.

En términos de inspecciones de incendios y pruebas de equipo, el código de incendios de la ciudad de Las Vegas parece diferir de los estándares de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (National Fire Protection Association), que hace recaer en el propietario la responsabilidad de buscar a contratistas privados para la inspección anual de incendios y pruebas de equipo.

Los inspectores públicos se encargarían entonces de verificar que esas inspecciones y pruebas se hayan realizado.

Pero Solomon, de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios, dijo que no hay un calendario establecido para que los inspectores públicos verifiquen que las inspecciones y pruebas privadas se realicen con la frecuencia que deberían.

“En un mundo ideal, nos gustaría inspeccionar estos edificios anualmente”, detalló Solomon. “Pero en el fondo, es una cuestión de recursos. Por eso los códigos son muy específicos sobre quién tiene la responsabilidad”.

Solomon comentó que las extensas violaciones del Alpine después del incendio pueden sugerir que el dueño de la propiedad no adquirió regularmente a contratistas para llevar a cabo inspecciones privadas o equipos de prueba en el ínterin.

Gentile agregó que “si el señor Solomon se tomara el tiempo para hacer la inspección, podría tener más credibilidad”.

“Hacer un comentario como ese sin verlo, no es muy profesional”, criticó.

Scotti Hughes, quien pasó tiempo con Tracy Cihal la noche antes de que muriera en el incendio del Alpine, criticó el lapsus de las inspecciones al inmueble previas al incendio.

“No es una excusa restarle importancia a cualquier edificio”, demandó Hughes, y agregó que sonaba como si los inspectores se hubieran vuelto perezosos o simplemente no se preocuparon de hacer un seguimiento desde 2017.

“Solo porque sea un barrio de bajos ingresos, solo porque no esté en la mejor de las zonas, no significa que no haya gente real que viva allí”, incluyó Hughes. “Si hubiera sido en Summerlin, no se habría ignorado tanto como este”.

Registros de inspección de Alpine

Desde el 2 de octubre de 2006 hasta que la propiedad fue adquirida por Las Vegas Dragon Hotel LLC en 2013, Alpine tuvo nueve inspecciones del código de incendios. Pasó seis de ellas y falló tres, según los registros de la ciudad.

Entre enero de 2013 y el día del incendio, se llevaron a cabo 14 inspecciones en el Alpine durante el periodo de ocupación del nuevo propietario. El edificio falló 11 de ellas, pasó una y parcialmente pasó otra.

Nolan reconoció que la propiedad tuvo problemas para mantenerse al día con el código a lo largo de los años.

“Cuando se analiza su historia, hubo muchas violaciones”, dijo. “Pero también hubo mucho cumplimiento, arreglaron varias cosas”.

Nolan añadió que después del incendio, su oficina y otros departamentos de la ciudad están participando en una amplia revisión encabezada por la oficina de administración de la ciudad con el fin de prevenir otra tragedia.

“Me sorprendió la gran pérdida de vidas”, reconoció Nolan, quien recordó haber visto los cuerpos de cuatro víctimas en la escena del incendio. “Fue innecesario. La mayoría de las personas murieron en un pasillo por inhalación de humo tóxico. Simplemente no supieron cómo salir de sus habitaciones”.

Las habitaciones del primer piso tenían ventanas de unos pocos pies de altura por las que la gente pudo haber saltado, aclaró.

Al mediodía del viernes, las ventanas del primer piso y las puertas de salida delanteras y traseras del Alpine estaban recubiertas con madera contrachapada. Se podía ver el hollín negro del humo encima de múltiples ventanas y capuchas de ventilación montadas en las paredes blancas. Se habían dejado varias velas en los escalones delanteros del edificio en memoria de los que murieron. Un guardia de seguridad estaba en el estacionamiento, explicando que el abogado de Orozco había contratado a la seguridad el 31 de diciembre para monitorear la propiedad las 24 horas del día.

Goodman dijo que las violaciones en el Alpine subrayan la necesidad de inspecciones más frecuentes y proactivas en los apartamentos de la ciudad.

Indicó que los inquilinos deben comunicarse con la ciudad si creen que sus entornos de vivienda son inseguros, pero también señaló que los inquilinos vulnerables y de bajos ingresos pueden tener miedo de hablar porque temen represalias de su propietario.

“No podemos confiar en que el inquilino nos diga cuando las cosas están fuera riesgo,” recalcó ella. “Tiene que haber una aplicación constante, visitas constantes a las propiedades y una mirada retrospectiva a las políticas que tenemos en marcha”.

Un ex residente de Alpine, Floyd Guenther, quien trabajó para salvar a varios residentes del tercer piso la noche del incendio, dijo que no tenía idea de que la ciudad no había inspeccionado la propiedad desde abril de 2017.

Guenther se preguntó si el incendio pudo haberse evitado si la propiedad hubiera sido inspeccionada regularmente.

“Mi cara se está poniendo roja ahora mismo”, describió. “Estoy muy enojado, no entiendo de dónde vienen estos inspectores”.

Guenther había estado viviendo en Alpine durante tres meses. En ese tiempo, aseguró que presentó dos órdenes de trabajo escritas a mano a la oficina principal del edificio, en las que pedía que se sustituyeran sus detectores de humo, ya que no funcionaban ni siquiera después de que él personalmente cambiara las baterías. Dijo que nunca recibió respuesta, y que la noche del incendio, sus detectores de humo no funcionaron.

Mientras golpeaba las puertas para despertar y salvar a los residentes, Guenther dijo que también tiró las palancas de las estaciones de alarma de incendios en todo el edificio, tratando de activarlas, pero ninguna funcionó.

Presentan demanda

Mientras que los oficiales de la ciudad han afirmado que no había ninguna investigación de aplicación de código abierta al momento del incendio, Alpine fue objeto de al menos ocho quejas de código de construcción desde el 2016 hasta el 2018, según los registros de la ciudad.

Un inquilino que llamó en mayo de 2019 sobre una supuesta infestación de bichos y fugas en el fregadero fue ordenado por la ciudad para que se pusiera en contacto con el Distrito de Salud en su lugar.

Pero debido a que el Distrito de Salud consideraba la propiedad como una residencia privada, la agencia no estaba obligada a inspeccionarla regularmente o a investigar quejas, a menos que se tratara de servicios esenciales como calefacción o agua que no funcionaran, enfatizó el supervisor de salud ambiental, Viverk Raman.

Otro inquilino que se comunicó con la ciudad en agosto acerca de un techo “hundido”, una infestación de insectos y problemas de moho, se le notificó que la ciudad no investigaba los problemas de moho.

Y en noviembre, una inquilina reportó que los enchufes dentro de su unidad estaban chispeando. Los inspectores del código de la ciudad cerraron el caso sin investigarlo porque no pudieron comunicarse con ella por teléfono.

Varias semanas antes del incendio, el empresario de Las Vegas, Donald Walford, fotografió el 8 de octubre unas barras negras de metal que cubrían el exterior de la puerta de salida del edificio. Las barras fueron removidas en pocos días, le reportó Walford previamente al Review-Journal.

Pero en algún momento antes del incendio, la puerta de salida fue bloqueada de nuevo, según los registros. Los informes también apuntan a una historia de preocupación de los inspectores de incendios de Las Vegas sobre las rutas de evacuación del edificio que surgieron desde antes de que el actual propietario del Alpine adquiriera el inmueble.

“La mayor preocupación es que la puerta trasera haya estado cerrada desde el exterior”, dijo Jim Begley, fundador de la empresa de ingeniería de protección contra incendios TERPconsulting, con sede en Las Vegas. “Eso es seguridad contra incendios básica, la gente necesita una manera de salir del edificio. Sospecharía que si se profundiza en ello, se encontrarán una correlación entre los elementos de inspección abiertos y los valores de alquiler de este tipo de edificios”, explicó. “No entrarías a un complejo turístico de lujo del Strip y encontrar este tipo de violaciones”.

Un día después de que se publicaran los registros de la inspección posterior al incendio, la familia de la víctima de apellido Cihal, de 57 años, presentó una demanda por muerte por negligencia contra los propietarios del Alpine, incluido Las Vegas Dragon Hotel LLC y Orozco. Fue el primer caso civil presentado contra la propiedad desde el incendio mortal.

Pese a la brecha de casi tres años en las inspecciones de incendios de la propiedad, Nolan defendió el manejo del caso Alpine por parte de su inspector.

“Sus prioridades no le permitieron regresar a la propiedad”, concluyó Nolan, señalando que los inspectores también son responsables de las inspecciones de las nuevas construcciones y de organizar los permisos de uso temporal para eventos especiales, entre otros deberes.

“Yo estoy al lado de mis inspectores”, continuó Nolan. “Estoy muy orgulloso del trabajo que hacen”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Acusan a la esposa de un pastor de encubrimiento en el caso de abusos sexuales

La esposa de un pastor de Las Vegas fue acusada el jueves mientras los fiscales añadían más cargos a una larga lista de acusaciones contra el hombre de 44 años acusado de abusar sexualmente de las jóvenes de su congregación.

 
Conductora ebria sentenciada a al menos a 51 años por matar a 3 adolescentes

Una conductora ebria condenada por asesinato en segundo grado , fue sentenciada el jueves a por lo menos 51 años de prisión por causar un trágico accidente en 2018 en Huntington Beach que mató a tres adolescentes de Las Vegas e hirió gravemente a otro.

Afecta el coronavirus a algunos negocios del Valle de Las Vegas

Mientras que el COVID-19 aún no se ha extendido ampliamente por EE.UU., empresas del Valle de Las Vegas afirman que están empezando a experimentar una interrupción de las cadenas de suministro causada por la enfermedad.

Realizaron foro “Adelante 2020”

Las oficinas de la senadora Catherine Cortez Masto y del congresista Steven Horsford llevaron a cabo el Foro Económico y Feria de Impuestos Adelante 2020, evento que tuvo como objetivo informar a la comunidad sobre aspectos para que la economía sea funcional para los latinos. Participaron las organizaciones UnidosUS, United Way, Tax Payer Advocate Service, Nevada Free Taxes Coalition y CSNV (Community Services of Nevada).