83°F
weather icon Clear

Una oportunidad perdida: Las tierras de fideicomiso escolar de Nevada se vendieron hace más de 150 años

PAHRUMP —El terreno de la calle West Irene, cerca de la calle Warren, es un típico terreno desértico, salpicado de maleza y delimitado por caminos de grava. La basura se agrupa en el alio y una llanta de neumático se encuentra a un lado de la carretera.

La parcela no tiene mucho para mirar, pero su historia es rica. Esta tierra, junto con millones de otros acres en todo el Estado de Nevada, fue otorgada por el Congreso para generar ingresos para el sistema de educación pública del Estado.

Pero a través de una serie de intercambios con el gobierno federal, el deseo de atraer a los colonos y algunos tratos turbios por parte de los funcionarios estatales, gran parte de esa rica dote educativa (comúnmente conocida como fideicomiso escolar o tierras de concesión escolar) ya ha desaparecido.

Charlie Donohue, Administrador de la División de Tierras Estatales de Nevada, señala una parc ...
Charlie Donohue, Administrador de la División de Tierras Estatales de Nevada, señala una parcela de tierras en fideicomiso escolar en Carson City Nevada el 21 de noviembre de 2019. (Michael Quine/Las Vegas Review-Journal) @Vegas88s

Sólo quedan dos mil 914 acres de los casi cuatro millones originales, lo que genera meras monedas de diez centavos en comparación con los ingresos obtenidos por dicha tierra en otros estados del Oeste.

Un pequeño grupo de defensores espera cambiar esto haciendo campaña para que el Congreso restaure las tierras en fideicomiso de Nevada.

“Tal vez, tú sabes, las cosas podrían haber sido un poco diferentes si hubiera una estrategia alternativa de no sólo disponer (de la tierra) para asentar este Estado”, comentó Charlie Donohue, administrador de la División de Tierras Estatales de Nevada.

Las tierras del fideicomiso escolares datan de la fundación del Estado de la Plata en 1864, cuando el gobierno federal apartó un par de secciones de tierra de dos millas cuadradas en cada municipio de 36 millas cuadradas para beneficiar la educación pública. Docenas de estados recibieron tratos similares al convertirse en estados, aunque unos cuantos del Oeste recibieron cuatro secciones por municipio.

Los ingresos por la venta o el arrendamiento de esos terrenos en Nevada se destinaron al Fondo Escolar Permanente Estatal. El interés obtenido de ese fondo sigue siendo una de las múltiples fuentes de financiación de la educación hoy en día.

Sin embargo, durante el siguiente siglo, Nevada hizo un intercambio con el gobierno federal por muchos menos acres y finalmente vendió la mayoría de los terrenos a los primeros ciudadanos del Estado. Estas parcelas y otros tipos de concesiones de tierras federales se encuentran hoy debajo del Bellagio en el Strip de Las Vegas, la hermosa Secret Cove en las orillas del Lago Tahoe e incluso partes del Lago Mead (concedidas mucho antes de que siquiera fuera un lago).

Las tierras del fideicomiso escolares y los ingresos que generaron también fueron objeto de abusos, incluyendo la malversación de fondos por parte del primer tesorero del Estado y un escándalo de tierras que sacudió a la Legislatura de Nevada en la década de 1950.

Hoy en día, las tierras del fideicomiso escolares que quedan en Nevada generan menos de cinco mil dólares por año para el fondo escolar, en comparación con los casi 67 millones de dólares de las tierras del fideicomiso escolares de Colorado que se bombearon a su fondo educativo en el año fiscal 2019 o los 1.3 millones de dólares de las tierras del fideicomiso de Idaho ganados el mismo año.

Ahora, los defensores están pidiendo al Congreso otros dos millones de acres para igualar el trato que otros estados secos del Oeste recibieron al ser admitidos en la unión. Dicen que darle más acres a Nevada haría una gran diferencia en un estado que siempre está luchando por los fondos para la educación.

“¿Quién no quiere ayudar a sus propios hijos? ¿Quién no querría ayudar a los hijos de sus vecinos?” cuestionó Paul Johnson, director financiero del Distrito Escolar del Condado de White Pine y uno de los defensores. “Para mí, es sólo una manera de generar buena voluntad en Nevada y ayudar a los estudiantes sin importar sus antecedentes y origen”.

La tierra y la corrupción en el Estado de Battle Born

Cuando Nevada se unió al sindicato durante la Guerra Civil, recibió la parcela 16 y 36 de cada municipio para la educación.

Las parcelas se distribuyeron uniformemente en todo el nuevo Estado, pero eso fue un problema. Muchas de las parcelas estaban en áreas secas e inhabitables, mientras que otras estaban en la cima de las montañas.

Patente histórica de tierras del Condado de Lincoln, con fecha de 1888, que muestra la prueba ...
Patente histórica de tierras del Condado de Lincoln, con fecha de 1888, que muestra la prueba de propiedad y compra de la tierra por un ciudadano privado. (Archivos del Estado de Nevda)

La distribución aleatoria de las parcelas llevó a Nevada a proponer un intercambio en el que devolvería los cuatro millones de acres al gobierno federal por dos millones de acres (la ubicación de los cuales el Estado podría seleccionar). El Congreso aceptó el trato en 1880, y el Estado pronto comenzó a vender las parcelas principales de tierra a los colonos a través de la oficina del agrimensor general del Estado. Las parcelas se vendieron originalmente a mil 25 dólares por acre, que se pagaron con el tiempo. El dinero de esas ventas presumiblemente se destinó al Fondo Escolar Permanente para generar intereses.

El intercambio estimuló las ventas de tierras, particularmente cerca de las áreas habitables más cercanas al agua. Durante los próximos 100 años más o menos, casi todo el valle de Las Vegas, Pahrump y las áreas alrededor de Reno y Carson City cayeron en propiedad privada a través de la venta de tierras en fideicomiso de las escuelas o de aproximadamente 700 mil otros acres otorgados por el gobierno federal.

En ese momento, los expertos en tierras argumentan que el acuerdo tenía sentido para un estado remoto con una población pequeña. Pero si el intercambio fue bueno para Nevada a largo plazo es otra cuestión.

“La pregunta surge: ¿Fue un buen trato?” cuestionó Robert Stewart, historiador y ex jefe nacional de asuntos públicos de la Oficina de Administración de Tierras. “Ellos pensaron que lo era. No podemos volver atrás ahora”.

Abuso y errores del Estado

Nevada experimentó problemas con las tierras del fideicomiso escolares desde el principio.

El primer tesorero del Estado, Ebenezer Rhoades, malversó 62 mil 226 dólares del fondo escolar, pero eso no se descubrió hasta después de su muerte en 1869, según un análisis de la década de 1980 realizado por la ex tesorera del Estado, Patty Cafferata, y el ex superintendente de instrucción pública del Estado, Dale Erquiaga.

Ese robo le quitó a las escuelas de Nevada casi 300 millones de dólares en intereses compuestos que se habrían acumulado durante más de un siglo, estimó Cafferata.

En el siglo XX, hubo más maniobras políticas, ya que los políticos de Nevada concluyeron que habían recibido un trato injusto.

“En realidad, el comercio de dos millones de acres fue un mal negocio”, argumentó el Gobernador, James Scrugham, en su discurso del Estado de 1925.

Además, los compradores de aproximadamente 30 mil acres habían dejado de hacer pagos en sus parcelas, tierra que Scrugham consideró “prácticamente sin valor”.

La Legislatura actuó rápidamente, redactando proyectos de ley para intercambiar la tierra con el gobierno federal una vez más, esta vez para diferentes parcelas para parques estatales y otros propósitos.

El Fiscal General de Nevada, Michael Diskin, dictaminó que los proyectos de ley eran ilegales, porque los ingresos de esa tierra sólo se iban a utilizar para fines educativos, tal como lo establece la Constitución del Estado.

Pero cuando el Congreso concedió el intercambio un año más tarde, el Estado se apropió de los terrenos del fideicomiso escolar para sí mismo de todos modos.

Hoy, esa tierra incluye partes de 13 parques estatales y otros edificios del Estado, incluyendo ocho mil 725 acres del Parque Estatal Valley of Fire, mil 578 acres del Parque Estatal Cathedral Gorge y 80 acres de una prisión estatal en Carson City.

No está claro si la Legislatura creó esos parques y otras propiedades del gobierno sabiendo que la acción había sido considerada inconstitucional.

Los trabajadores de la Oficina de Tierras del Estado redescubrieron la desviación en la década de 1980. Pamela Wilcox, administradora de la División de Tierras del Estado en ese momento, luchó por el reembolso del Fondo Escolar Permanente.

“Inicialmente fui a la oficina de presupuesto e intenté que (la tierra) fuera tasada por el valor actual de mercado, y como de costumbre el Estado estaba en quiebra”, dijo. “Me dijeron: ‘Oh, ¿no podemos hacerlo de una manera más barata? ¿No podemos hacerlo por el valor al momento en que esto sucedió?’”.

El Estado finalmente reembolsó el fondo de educación en dos cuotas: un pago de 1987 cubrió siete parcelas basadas en el valor de la tierra en el momento de su desviación. El Estado pagó un total de 250 dólares por 200 acres del Parque Estatal Kershaw Ryan y mil 973 dólares por casi todos los mil 784 acres de Cathedral George, según un análisis de 2006 de las tierras en fideicomiso de las escuelas de Nevada escrito por Christopher Walker, ahora profesor de la Universidad Estatal de Ohio.

Otro reembolso en el año fiscal 2005 también valoró la tierra al precio prevaleciente en el año en que el Estado se hizo cargo de ella, con la excepción de dos edificios que fueron reembolsados con base al valor de mercado. Un grupo de trabajo que determinó los montos de los reembolsos agregó otros 751 mil 35 dólares al pago de aproximadamente tres millones de dólares, ya que algunas parcelas habían desarrollado proyectos de mejoras de capital en ellas.

Margaret Bird, una defensora de las tierras en fideicomiso de las escuelas que dirigió las reformas en Utah y ha ayudado a los defensores locales en este asunto, argumenta que el fondo perdió años de ingresos por arrendamiento. Esto también significa que el fondo escolar perdió décadas de interés adicional.

Pero un grupo de trabajo que calculó los pagos de 2005 concluyó que el fondo escolar se hizo íntegro, anunció Jim Lawrence, subdirector del Departamento de Conservación y Recursos Naturales, y antiguo administrador de la División de Tierras del Estado, que formó parte del grupo.

Esto se debe a que el fondo general del Estado siempre cubrió cualquier déficit en el gasto de educación que otros recursos del Estado, incluyendo el Fondo Escolar Permanente, no pudieron cubrir.

“Nuestro objetivo era llevar el Fondo Escolar Permanente al nivel que hubiera tenido si hubiéramos hecho la compensación en ese momento”, comentó Lawrence.

Las fechorías de la legislatura

La falta de supervisión de las tierras del fideicomiso escolar de Nevada se convirtió en un escándalo en 1955, cuando un informe del gran jurado en lo que entonces era el Condado de Ormsby concluyó que varios legisladores y funcionarios estatales utilizaron sus posiciones para adquirir tierras estatales deseables otorgadas por el gobierno federal, incluidas las tierras del fideicomiso escolar.

Los empleados del gobierno recibieron la ayuda del agrimensor general del Estado, Louis Ferrari, quien les avisaba cuando había tierras disponibles, reveló el gran jurado.

Pero el informe también le echó la culpa a la Legislatura, señalando que había “fallado palpablemente en la investigación de la adquisición y disposición de las tierras del Estado”.

Las transacciones de tierras “se han convertido en empresas tentadoras y rentables, especialmente para aquellas personas involucradas o cercanas a los puestos gubernamentales”, concluyó el gran jurado.

El informe condujo a la eliminación de la oficina del agrimensor general y a la creación de la División de Tierras Estatales, según Walker.

En otros estados

Mientras Nevada vendía sus tierras en fideicomiso, otros estados del Oeste acumulaban lentamente ingresos de las suyas, generando fondos para las escuelas que en algunos casos hoy en día son casi 20 veces lo que Nevada distribuye.

Los estados varían en la forma en que administran sus tierras e invierten sus fondos. En general, venden o arriendan las tierras y envían los ingresos a un fondo que es equivalente al Fondo Escolar Permanente de Nevada. Las ganancias generadas por las inversiones de ese fondo se destinan a la educación pública.

En Utah, la Administración de Tierras de Fideicomiso Escolar e Institucional administra 3.3 millones de acres de tierras del fideicomiso escolar restantes, además de casi un millón de acres de tierras sólo minerales. La agencia genera ingresos a través de una serie de vías, incluyendo regalías de energía y minerales.

En Colorado, que en gran medida ha dejado de vender tierras del fideicomiso, la Junta de Tierras del Estado de Colorado ofrece arrendamientos en sus 2.8 millones de acres restantes.

En Nevada, la mayoría de los ingresos del Fondo Escolar Permanente provienen de otras fuentes, incluyendo multas de los tribunales de justicia y de distrito.

Sin embargo, los defensores sostienen que esos pobres ingresos no son enteramente culpa de Nevada, señalando que otros estados recibieron más tierras que el Estado de la Plata, a pesar de que gran parte del árido paisaje de Nevada no puede ser desarrollado.

Arizona, Nuevo México y Utah (admitidos al sindicato después de Nevada) recibieron cada uno cuatro parcelas de dos millas cuadradas de cada municipio para la educación, o el doble de lo que recibió ese Nevada.

El sistema de educación pública de Nevada también recibe dinero del gobierno federal de otras fuentes. La Ley de Administración de Tierras Públicas del Sur de Nevada (SNPLMA, por su sigla en inglés), por ejemplo, destina el cinco por ciento de las ventas de tierras de la Oficina de Administración de Tierras al fondo escolar del Estado. Ha generado 182.9 millones de dólares desde 1998. Los condados también reciben un pago en lugar de impuestos por la tierra en su jurisdicción que es de propiedad federal; en el año fiscal 2019, eso totalizó 27.3 millones de dólares en todo el Estado.

Bird, cuyos esfuerzos de reforma en Utah condujeron a la creación de la Administración de Tierras en Fideicomiso del Estado, atribuye las pérdidas de Nevada en parte al limitado conocimiento de las tierras desérticas en ese momento.

“Entró en la nación durante la Guerra Civil (Battle Born) y cuando se hizo, la gente no sabía mucho sobre lo árido que era Nevada”, destacó.

El esfuerzo por más tierra

El terreno en la ladera de Timberline Drive ofrece una hermosa vista de la pintoresca capital de Nevada, que se fusionó con el Condado de Ormsby en 1969 para crear el Municipio Consolidado de Carson City.

La parcela de 313 acres es la que más dinero aporta de los dos mil 914 acres restantes de tierras en fideicomiso escolar del Estado, que generaron sólo cuatro mil 525 en total en el año fiscal 2019. Aunque podría ser un bien inmueble de primera calidad algún día, la parcela actualmente genera dinero a través de las servidumbres otorgadas a Carson City y AT&T.

Pero los defensores locales de la tierra esperan cambiar ese panorama. Su objetivo es persuadir al Congreso para que otorgue retroactivamente las dos parcelas adicionales por municipio que otros estados áridos como Arizona y Utah recibieron en la calidad de Estado.

Mientras que son honestos acerca de enfrentar el feo pasado de Nevada de mala administración y malversación, ellos argumentan que el Estado no recibió un trato justo.

Nevada es también el Estado con más tierras de propiedad federal. En 2015, aproximadamente el 80 por ciento del estado estaba controlado por una de las cinco agencias federales, según un informe del Servicio de Investigación del Congreso de 2017.


Click here to explore lands that the state selected to exchange with the federal government in 1880 and sell to private owners. Toggle the timeline at the bottom to populate the map.

Click here to explore Nevada’s remaining school trust lands.

“Hay algo de espacio para mudarse allí, siento…para darnos una oportunidad de infundir algo más de dinero a nuestros niños”, dijo Lori Hunt, ex-fideicomisaria de la Junta Escolar del Condado de White Pine y presidenta del grupo nacional Advocates for School Trust Lands.

Pero algunos expertos en tierras señalan que Nevada finalmente obtuvo del Congreso lo que pidió.

E incluso si el Estado obtiene un millón de acres adicionales, el historiador de tierras Robert Stewart pregunta, ¿quién va a comprar o usarlas?

“La tierra virgen de Nevada está virgen por una razón”, advirtió.

Sólo dos miembros de la delegación del congreso de Nevada, los Representantes Mark Amodei y Susie Lee, respondieron a las solicitudes de comentarios sobre la medida de obtener más tierras en fideicomiso de los federales.

La oficina de Lee respondió en una declaración que la demócrata de primer término está contenta de que los nevadenses estén buscando alternativas para abordar los déficits de financiación del Estado.

Amodei comentó que está abierto a la discusión de recibir más tierras en fideicomiso.

“Creo que si se va a tener una discusión, debería ser una global”, anunció Amodei. “Esto es lo que pensamos que podemos generar para ustedes a partir de eso, ya sea otra sección (de tierra) u otro acre por sección, o si se trata de una porción más grande de dinero de la SNPLMA”.

Mientras tanto, la cantidad de tierras en fideicomiso escolar que quedan en Nevada no cambiará a menos que una ley del Congreso vuelva a poner más acres en el mapa.

“Ahora es un nuevo día”, concluyó Bird, quien señaló que otros estados también tienen una historia problemática con sus tierras en fideicomiso escolar. “Puedes cambiar la historia de aquí en adelante, no puedes cambiar lo que ha pasado hasta ahora”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Dedican puente a Alexander Ross Lawrence

La concejal por el Distrito 2 de Las Vegas, Victoria Seaman, encabezó una ceremonia en la que un nuevo puente peatonal ubicado sobre Summerlin Parkway fue dedicado a la memoria de Alexander Ross Lawrence. El evento aconteció el viernes 24 de julio de 2020 ante más de 20 asistentes, todos portando cubrebocas.

Restaurantes de Las Vegas agobiados por la cancelación del CES

Piero’s Italian Cuisine y Pamplemousse le Restaurant afirman que la digitalización del CES significa que retrasarán su reapertura, mientras que Golden Steer ha visto cierta diversidad en los clientes.

Fallido proyecto del Strip podría ver la luz de nuevo

Después de gastar una fortuna en un proyecto de rueda de la fortuna abandonado en el Strip, un inversor de Seattle se está haciendo cargo de la propiedad arruinada.

 
Dueño de Alpine Motel se enfrenta a cargos de homicidio

Las autoridades presentaron cargos de homicidio involuntario el jueves contra Adolfo Orozco, el propietario de un edificio de apartamentos en Las Vegas donde seis personas murieron en un incendio en diciembre, y una supuesta co-propietaria del edificio.

Familia Guillén se reúne con el presidente Trump

La familia de la soldado Vanessa Guillén se reunió con el presidente Donald J. Trump para pedirle atentamente su intervención para esclarecer este caso que ha consternado al país. El evento aconteció el jueves 30 de julio de 2020 en la Casa Blanca.