105°F
weather icon Clear

Venden Bonnie Springs Ranch a desarrolladores

Bonnie Springs Ranch, la réplica del pueblo del Viejo Oeste con parodias de combate y ahorcamientos en las afueras de Las Vegas, pronto podría ser arrasada para un proyecto de viviendas de alto nivel.

El desarrollador Joel Laub y su abogado y socio del proyecto, J. Randall Jones, tienen un contrato para comprar el rancho y planean dividirlo principalmente en lotes personalizados. Sus planes incluyen un motel de 25 habitaciones, un restaurante y un granero para eventos de 5 mil 400 pies cuadrados, según muestran los registros del Condado de Clark.

Jones dijo en una entrevista el miércoles que él y Laub esperan cerrar la compra a mediados de marzo.

Bonnie Springs, al oeste de Las Vegas, en la ruta estatal 159, junto al Parque Estatal Spring Mountain Ranch, se extiende por más de 60 acres y estuvo en el mercado por $31 millones. Jones se negó a revelar el precio de venta.

La remodelación del rancho supondría el final de una atracción desértica de décadas de antigüedad que ofrece un zoológico de mascotas, paseos a caballo, un motel y un pueblo minero de la década de 1880, e inaugurará lotes de casas de lujo que están prácticamente a poca distancia de las montañas.

Los proyectos anteriores de Laub incluyen LoftWorks, que ofrece unidades de dos pisos con viviendas, oficinas y almacenes, y también fundó Astoria Homes, una empresa de construcción de viviendas que vendió en 2005 durante la burbuja inmobiliaria. Jones es socio fundador de la firma de abogados Kemp, Jones & Coulthard.

Los desarrolladores planean dividir 20 lotes residenciales en Bonnie Springs, que varían de aproximadamente 2 a 3 hectáreas cada uno y venderlos a personas que luego construirían su propia casa. Los lotes “no serán baratos”, comentó Jones, quien indicó que los precios solicitados no se han finalizado.

Habría “condiciones estrictas” en lo que se puede construir para asegurar que las casas se mezclen con el paisaje natural, reportó. Jones agregó que la zonificación actual permite 31 lotes residenciales, pero él y Laub quieren que la comunidad sea lo más “espaciosa” posible.

“No estamos tratando de abarrotar tantas casas allí como lo permita la ley”, agregó Jones.

Bonnie Springs Ranch lleva el nombre de su fundadora, Bonnie Levinson, quien falleció en 2016 a los 94 años. Un par de sus hijos son dueños de la propiedad y se la venden a los desarrolladores, comunicó el abogado Paul Connaghan, quien representa a la propiedad del rancho.

Connaghan, quien se negó a proporcionar el precio de venta, añadió que la familia estaba cómoda con el nuevo desarrollo propuesto, ya que el proyecto está “bien dentro” de la zonificación actual.

“Realmente se sintieron bien con los planes de los compradores”, concluyó.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.