75°F
weather icon Clear

Voces de los no vacunados: Nevadenses explican su decisión de no vacunarse

Se les ha advertido, ridiculizado, engatusado, inducido, incluso amenazado en algunos casos, pero se siguen resistiendo a recibir la vacuna contra COVID-19.

Han escuchado los anuncios de salud pública y han ignorado los programas de incentivos, y algunos han protestado contra los mandatos de vacunación.

Son los calculados no vacunados de Nevada, y sus razones para evitar la vacuna son casi tan variadas como el propio coronavirus. Algunos están preocupados por los efectos secundarios a largo plazo. Otros dicen que los mandatos de vacunación infringen ilegalmente sus derechos constitucionales como estadounidenses o que son parte de un malvado complot del gobierno. Otros no creen que las vacunas funcionen o creen que les harán enfermar más de lo que lo haría la enfermedad.

También están los que ven indicios de un complot del gobierno en la campaña para inocular a más miembros del público.

Para conocer mejor sus opiniones y preocupaciones, el Review-Journal habló con una docena de nevadenses no vacunados sobre su decisión de renunciar a la medida preventiva en un estado que va muy por detrás de la nación en cuanto a la vacunación. Hasta el viernes, el 62.97 por ciento de los nevadenses mayores de 12 años habían recibido al menos una vacuna contra el COVID-19, unos 10 puntos por debajo del promedio nacional.

Esto es lo que nos dijeron.

“Las usaré como maniquíes de prueba”

Para Brooks Slater, un embarcador de coches de Las Vegas, los apresurados ensayos antes de la aprobación federal de tres vacunas contra el COVID-19 con carácter de urgencia son el punto de inflexión.

“Conozco a varias personas que se han vacunado, así que las usaré como maniquíes de prueba”, afirma.

No descarta vacunarse, pero dice que no lo hará hasta dentro de al menos cinco años.

“Veré cómo les afecta dentro de tres, cuatro o cinco años”, dijo. “Si les empieza a crecer un undécimo dedo del pie o les sale otra cabeza del cuello, sabré que no es seguro tomarla”.

Lo mismo ocurre con otros miembros de su familia, incluido su padre, que trabaja en Mandalay Bay y espera ser despedido cuando entre en vigor el mes que viene el mandato de vacunación de MGM para sus empleados.

¿Y si quisiera ir a un evento que requiriera vacunas, como un partido de los Raiders?

“Conseguiría un comprobante de vacunación falso”, dijo Slater. “Si todos los negocios empiezan a obligar a vacunarse, no me quedará más remedio. Y estaré dispuesto a asumir cualquier repercusión que venga con eso porque no me vacunaré para nada”.

Las tasas varían según la demografía

Los datos estatales proporcionan cierta información sobre la identidad de los calculados no vacunados.

Las tasas de vacunación varían considerablemente de un condado a otro, desde un máximo del 63.06 por ciento en Carson City hasta un mínimo del 17.96 por ciento en el Condado Storey. La mayoría de los condados en el extremo inferior del espectro son rurales, y los condados de Carson City, Clark y Washoe tienen las tasas más altas del estado.

Los datos estatales también muestran que los ciudadanos afroamericanos y los nativos americanos son los menos propensos a vacunarse, ya que solo el 6.1 por ciento de los primeros y el 0.6 por ciento de los segundos han iniciado su vacunación.

La edad también es un factor determinante. Más del 86 por ciento de los nevadenses de 70 años o más iniciaron su vacunación, según datos estatales, fácilmente el nivel más alto entre los grupos demográficos por edad.

Menos de la mitad de los que tienen entre 20 y 29 años se vacunaron por primera vez, y esa cifra es aún más baja en los que tienen entre 10 y 19 años, un grupo que incluye a algunos niños que aún no son elegibles.

Vanessa Rivas, de 19 años, pertenece al grupo demográfico de 10 a 19 años.

Dice que sus razones para no vacunarse son dos: No cree que las vacunas funcionen bien para prevenir el COVID-19, y además tiene amigos que se pusieron “muy enfermos” después de vacunarse.

A medida que las empresas y los organismos gubernamentales, como el Distrito Escolar del Condado Clark, han considerado e implementado mandatos de vacunas para los empleados, los enemigos de las políticas han salido a las calles en las últimas semanas para expresar enérgicamente su oposición, incluyendo una gran manifestación esta semana en el Strip y en una reunión de la Junta Escolar el 1º de septiembre, cuando cientos de personas se presentaron en el centro de Clark County Government Center para hablar enérgicamente contra un mandato de vacunas

Entre los manifestantes estaba Ángel Rivera, que reunió a la multitud fuera con un micrófono y un altavoz portátil.

“Es nuestra elección”

Rivera dijo después que, al igual que Slater, está esperando más información sobre los “efectos secundarios” de la vacuna. No le importa que otras personas se la pongan pero dice que debe ser su elección personal.

“Como lo de los cubrebocas, por ejemplo”, dijo. “Si quieres usar un cubrebocas, úsalo. No soy un anti-cubrebocas. Uso cubrebocas especialmente cuando tengo que usar baños públicos”.

Rivera habló junto a Mario Izzo, quien dijo que no se ha vacunado desde que tenía edad para decidir por sí mismo. Dijo que no se vacunará contra el COVID-19 bajo ninguna circunstancia.

“Tengo todo lo que necesito”, dijo, señalando su pecho y aparentemente indicando su confianza en el sistema inmunológico de su cuerpo.

Otros manifestantes tenían otras preocupaciones.

Nikki Settles-Spilotro dijo que dejó su trabajo como profesora en una escuela privada porque creía que su escuela iba a imponer un mandato de vacunación en un futuro próximo.

Con un cartel en el que se leía “Follow the real science” (Sigue la ciencia real), dijo que se opone a la vacunación en general porque su hijo es autista, lo que cree que es el resultado de una vacuna que recibió cuando era pequeño.

Espera volver a dar clases, pero no si se le exige que se vacune.

“Hay una multitud de razones”, dijo. “No es solo porque soy ‘anti-vax’. Porque si estás completamente sano, quizá sea una opción que quieras para ti y para tu cuerpo. Y esa es tu elección. Así que no estoy aquí para decirte: ‘Vete a casa’ y ‘Eres el diablo’ o lo que sea, estoy aquí solo para decir: ‘¡Hey, es nuestra elección!’”

‘No quiero arreglar lo que no está roto’

“Sé que el virus es real, pero no quiero eso en mi cuerpo”, dijo. “No quiero arreglar lo que no está roto”.

Un número creciente de organismos gubernamentales y empresas del Valle de Las Vegas han exigido recientemente la vacunación de sus trabajadores, aunque los edictos aún no han entrado en vigor. En algunos casos, incluyendo el Distrito Escolar del Condado Clark, muchos empleados han amenazado con renunciar por los mandatos.

Otros organismos, como el Departamento de Policía Metropolitana, han dicho que exigirán que todos los nuevos empleados se vacunen contra el COVID-19, pero no lo exigirán a los trabajadores actuales.

El 16 de agosto, los Raiders se convirtieron en el primer equipo de la NFL en anunciar que exigirían que todos los asistentes a los partidos se vacunaran contra el COVID-19.

Las personas que no estén vacunadas podrán recibir la primera vacuna en una clínica improvisada fuera del estadio, y luego deberán usar un cubrebocas hasta que estén completamente vacunados.

Esto hizo que un puñado de fans decidieran devolver sus boletos de temporada. Pasquale Buonsante, que tiene entradas de temporada de los Raiders, está entre ellos. Buonsante dijo que está “orgulloso” de no estar vacunado y cree que los Raiders implementaron esta política como parte de una “agenda más profunda”.

“Creo que esto es un montaje para algo más grande”, dijo, declinando dar más detalles. “Creo que quieren que la gente se enferme, por eso dicen ‘entra vacunado y no lleves cubrebocas’. Pues bien, no hace mucho tiempo que anunciaron que las personas vacunadas tenían que llevar un cubrebocas. Así que se están contradiciendo”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
 
Jurado considera pena de muerte en caso de asesinato en Las Vegas

Un jurado comenzó deliberaciones el jueves para determinar si uno de los dos hombres condenados por asesinato en un tiroteo fatal de 2016 debe ser condenado a muerte.

Advierten a automovilistas sobre el tráfico de este fin de semana

Con los asistentes al EDC preparados para volver tras un año de pausa al Las Vegas Motor Speedway, las primeras luces que verán los asistentes serán probablemente de frenos de autos.

Mujeres inquebrantables

Unshakeable (Inquebrantable) es una organización -sin fines de lucro- diferente, ayuda a las mujeres que han sufrido un trauma; pero no solo por temporadas, sino que las asiste de manera permanente. Esa es la meta principal. “La fundación ayuda a todas esas mujeres que han sufrido algún tipo de trauma, y que no pueden subsistir solas o en mantener a sus hijos”, explicó en entrevista con El Tiempo la directora y fundadora de la organización, Debbie Isaacs.

El suicidio no discrimina edades

Wrapped in Hope (Envuelto en Esperanza) es el nombre de la organización creada por un residente de Las Vegas, Brandarius Johnson, quien intentó suicidarse y ahora se dedica a dar charlas sobre la resiliencia mental.

Nuevo recurso para comerciantes y empresarios

Con el objetivo de impulsar el crecimiento de comerciantes y empresarios locales, el Ayuntamiento de North Las Vegas recientemente presentó su nuevo Conector de Negocios Pequeños (Small Business Conector), un esfuerzo realizado en conjunto con agencias como SBDC, ACCESS y EmployNV.

 
Los desplazamientos subterráneos están más cerca de ser una realidad

Los comisionados del Condado Clark aprobaron el miércoles los planes para el sistema Vegas Loop de Boring Co., lo que acercó a la empresa de transporte propiedad de Elon Musk a comenzar a excavar túneles subterráneos.