Aceptan demócratas ‘abolir ICE’ visto como un movimiento arriesgado izquierdista

WASHINGTON – A pocos días de la sorpresiva victoria primaria de un advenedizo político contra un incondicional del Partido Demócrata en Nueva York, un grupo de demócratas que observaban la carrera presidencial de 2020 aceptaron un elemento clave de la plataforma ganadora: abolir el Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE).

Entre ellos se encontraba la senadora Kirsten Gillibrand de Nueva York, quien le reportó a CNN poco después de la elección primaria del 26 de junio: “No creo que el ICE de hoy funcione como estaba previsto, creo que se ha convertido en una fuerza de deportación, y creo que debería separar la justicia penal de los asuntos de inmigración”.

Otras personas mencionadas como posibles candidatos presidenciales demócratas, como el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y las senadoras, Elizabeth Warren de Massachusetts y Kamala Harris de California, también discutieron el reemplazo de ICE.

El estribillo siguió a la sorpresiva victoria de Alejandría Ocasio-Cortez, una latina de 28 años, sobre el representante Joe Crowley, demócrata por Nueva York, un poderoso jugador del poder que a menudo fue mencionado como el próximo jefe de los Demócratas de la Cámara.

Mientras que aquellos que compiten por el apoyo de los progresistas con miras a 2020, ven el problema como uno ganador, también lo hace el presidente Donald Trump; le dijo a la presentadora de Fox Business Network, Maria Bartiromo, el domingo que ama el tema porque significa que los demócratas “van a ser golpeados tan duramente”. Desháganse de ICE, dijo, y “van a tener miedo de salir de sus casas.”

Problema contraproducente

Maria Cardona, estratega demócrata y colaboradora de CNN, está de acuerdo en que el problema podría ser contraproducente.

“¿Quiénes son estas personas?”, cuestionó acerca de los candidatos que repiten el lánguido Ocasio-Cortez. “Ese no es el partido nacional demócrata”.

“¿Hay súper izquierdistas que quieren abolir el ICE? ¡Claro que hay! Es una reacción a la frustración que ven en esta política horrenda que está desgarrando a las familias”, agregó. Pero el mensaje anti-ICE “permite al presidente Trump pintar a los demócratas como si aprobaran las fronteras abiertas”.

Su enojo debe estar dirigido hacia Trump y su política de “cero tolerancia”, que ordena a la Patrulla Fronteriza procesar a todos los que crucen ilegalmente la frontera, mencionó Cardona. Su lema debería ser “abolir a Trump”, expresó.

Abolir ICE es en realidad un movimiento organizado aunque incipiente. Tiene un sitio web que vende camisetas y una declaración de objetivos de tres párrafos, adaptada de una obra de marzo en The Nation, “It’s Time to Abolish ICE”, de Sean McElwee, cofundador del grupo.

“Nuestro objetivo es abolir el ICE y crear un sistema de inmigración divorciado de la supremacía blanca, y que respete la dignidad de todos los seres humanos”, destaca el comunicado. “Estamos haciendo esto incorporando la idea en el discurso político, empujando a los actuales funcionarios electos y candidatos a adoptar la abolición del órgano gubernamental como parte de su plataforma y asociándose con organizaciones e individuos que están en la vanguardia de la defensa de la inmigración y apoyando a las comunidades de inmigrantes”.

Si bien los progresistas han utilizado el tema para posicionarse a la vanguardia del paquete Demócrata 2020, la mayoría de los demócratas en el Congreso no están a bordo. El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, se opone a la idea. La senadora Tammy Duckworth, demócrata por Illinois, informó a CNN el domingo: “Creo que hay muchas otras cosas que podemos hacer antes de llegar a ese punto”.

Incluso el senador Bernie Sanders confesó que se opone a “Abolish ICE”, y que le ganó una pieza en The New Republic bajo el titular “Bernie Sanders Is Not the Left”.

‘Por todo el lugar’

“Está claro que los demócratas están por todos lados”, señaló la estratega republicana y colaboradora de CNN, Alice Stewart.

“Este fin de semana fue un caso clásico de lo que no se debe hacer”, aseguró. Las protestas en ciudades de todo el país, incluido Las Vegas, proporcionaron poderosas ópticas que podrían haber mantenido el enfoque en la separación de más de 2 mil niños de sus familias en la frontera, pero gran parte de la atención se desvió hacia el movimiento abolicionista del ICE, puntualizó.

Si no tiene un plan para reemplazar a ICE con otra agencia de cumplimiento, Stewart agregó, “usted está aceptando dejar las fronteras abiertas”.

El encuestador demócrata Paul Maslin dijo que el tema no ha salido a la luz en ninguna de sus discusiones.

“Es una herramienta política utilizada por cuatro o cinco demócratas”, dijo. “No creo que sea un gran problema, no creo que vaya a ser un gran problema”.

La atención médica será un problema mayor, manifestó Maslin, y agregó que no tiene opinión sobre si el problema ayudará o perjudicará a los candidatos.

Pero Stewart predijo: “Si van a moverse tan lejos hacia la izquierda para ganar estas elecciones primarias, no van a tener éxito en las generales”.

Hace solo cinco años, observó Cardona, el Senado demócrata, con la ayuda de algunos republicanos, aprobó un proyecto de ley de inmigración que habría impulsado la financiación de seguridad fronteriza. Pero el entonces presidente de la Cámara, John Boehner, no quiso llevarlo a votación en el piso.

La semana pasada, el representante Mark Pocan, D-Wis., anunció que presentaría una legislación para abolir el ICE.

“Desafortunadamente, el presidente Trump y su equipo de nacionalistas blancos, incluido Stephen Miller, han abusado tanto de ICE que la agencia ya no puede cumplir sus objetivos de manera efectiva”, afirmó Pocan en un comunicado en el que anunció el proyecto de ley. “Estoy presentando una legislación que aboliría ICE y tomaría medidas enérgicas contra la directiva general de la agencia para atacar y reunir a individuos y familias”.

Add Event

You May Like