94°F
weather icon Clear

Al sufrir un accidente

Hay una industria muy grande que gira alrededor de los accidentes de auto. La mayoría de profesionales que manejan éstos casos trabajan de una manera justa y legal. Esto incluye doctores, abogados, personal médico y personal de servicios de emergencia.

Pero hay también una industria generada por los accidentes que es ilegal. Hay ciertos individuos que trabajan “buscando” accidentes. Se llaman a sí mismos “investigadores de accidentes” o simplemente se acercan a un accidente con el pretexto de brindar ayuda.

Esos individuos reciben pago por llevar a personas que han sufrido un accidente a abogados y clínicas médicas. Hacer esto es contra la ley.

Primero, es contra las reglas de ética el que un abogado ofrezca sus servicios inmediatamente a alguien que ha sufrido un accidente. Es el cliente quien debe hacer el contacto inicial con el abogado. Segundo, es contra la ley que un abogado pague a alguien, que no es abogado, por referirle un cliente.

Las personas que hacen esto están violando estas leyes. Y usted, sin saberlo, puede caer en sus trampas. Los que quizá intenten referirlo a abogados o clínicas que usted no conoce son: el chofer de la grúa, el paramédico, el doctor o enfermera en la sala de emergencias, aún su propio agente de seguros puede presionarlo para que usted acuda a cierto abogado o médico. También gente que usted no conoce pueden acercarse a usted en la escena del accidente y ofrecerle los servicios de un abogado. Nuevamente, hacer lo anterior es contra la ley.

Muchas de estas personas no le dan el nombre del abogado para el cual trabajan. Simplemente le piden su información para llamarle después. En algunos casos usted recibirá llamadas de oficinas de abogados o de clínicas, sin usted dar su número de teléfono antes y sin que usted les contacte primero.

Tenga mucho cuidado si esto sucede. Lo mejor que usted puede hacer es escoger su abogado y doctor con calma. No permita que nadie lo presione a firmar algún documento sin leerlo, ni tampoco ir a ningún profesional que usted no conoce y no escoge. Simplemente diga: no gracias voy a llamar a un abogado o doctor que ya conozco.

Si la persona insiste, no es porque sea un buen samaritano, es porque no desea perder su comisión por referirlo al abogado o doctor. Esta es otra señal de que usted no debe llamar a tal abogado o doctor. Estas personas muchas veces incluso le ofrecen dinero por adelantado si usted va con abogado o doctor que ellos recomiendan. Esto también es contra la ley. Muchas veces este dinero es todo lo he usted recibirá por los daños causados por el accidente. Ya que este dinero es considerado un préstamo, con altos intereses. Por ejemplo, si le ofrecen $500 el día del accidente, luego tendrá que pagar $1,500 a $2,500 para cerrar el caso.

No hay nada de malo en referir a amigos y amistades a profesionales.

Si usted ha tenido una buena experiencia con un dentista, agente de seguros, mecánico, abogado, jardinero etc., uno felizmente lo recomienda a sus amigos. Si usted sufre un accidente y un amigo o ser querido le recomienda a un abogado o doctor, hacen tal recomendación por ayudar y por su bienestar.

Su familiar o amigo tampoco debe exigir o presionar que usted vaya con algún profesional en particular. Pero, es algo muy diferente que alguien que usted no conoce, se acerque a usted justo después del accidente y lo presione a ir donde un abogado o doctor que usted no conoce. Y esta es una manera no ética de referir clientes a abogados desconocidos.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.