91°F
weather icon Mostly Cloudy

Aquí entre nos

El día que vi a mi sobrina bailar bachata empecé a sospechar que me estaba poniendo vieja. En un pasado no muy lejano, hace apenas dos décadas, la bachata era percibida como un ritmo vulgar. Era tan indigna, que solo la bailaban las chicas destinadas a las barras de mala muerte y a los oscuros salones de las casas de prostitución, como érase una vez en la Argentina con el tango.

No obstante, la bachata ha ingresado en el ambiente popular y hoy es considerada un estilo de música lo suficientemente decoroso como para que lo toquen en las fiestas familiares.

En un afán por pretender ser liberal o por querer conectarme con la nueva generación, me he propuesto aprenderla. Actualmente sé dar el paso básico con el brinquito posterior, pero todavía me pierdo en las vueltas. Eso sí, poco a poco he ido venciendo mi reacción inicial -de resistencia- y he logrado acallar la vocecita de mi abuela, quien en sus tiempos insistía “que las mujeres decentes no bailan bachata porque eso es música de cueros.”

Vale aclarar que un cuero en el argot dominicano posee una connotación extremadamente negativa. No es lo mismo que, por ejemplo en México, donde un cuero es una persona bien parecida. Para los dominicanos la portadora de este calificativo es una mujer fácil o “de la vida”.

En fin, que ya voy superando el tabú ancestral contra la bachata, dejándola entrar de vez en cuando en mi radio. Ahora bien, cuando se trata del reggaetón, la sospecha de que me estoy poniendo vieja se convierte en una certeza. Pues, ¡cuán grande es mi alarma ante la proximidad que guardan los bailadores entre sí y el terrible desenfreno del vaivén de unas caderas que parecen sacarle brillo, mejor dicho, ¡chispas! a las hebillas de los cinturones! Debo confesarle que se me funde la materia gris tratando de entender cómo las caritas de los bailarines conservan ese indeleble halo de inocencia mientras ejecutan a cabalidad el perreo.

Un término que el diccionario urbano define como “uno de los movimientos del reggaetón que consiste el imitar la acción de dos perros.” Los perros en cuestión y aquellos que los imitan, si me permite la redundancia y la censura, se comportan…pues… ¡muy perramente! Me explico: sitúe una chica de espaldas a su pareja y semi-agachada, cual si aspirara a tocar con las manos la punta de sus pies.

Luego imagínese al chico con la bragueta estacionada justo a la altura del derrière de ella, el cual se contonea y remenea a una velocidad fascinaaaaaaante.

Le advierto a los padres chapados a la antigua que esta visión les puede provocar un paro cardíaco. Y si prestan atención a las letras, es probable que también sufran un derrame cerebral, pues ¡pobre de aquél que pretenda encontrase con un hay en tus ojos el verde esmeralda que brota del mar! Aquí entre nos, me gustaría poder repetirle algunos de los sublimes versos del reggaetón, pero rayaría en la procacidad y no quisiera faltarle el respeto. Aunque me temo (suspiro) que esta reserva mía es otra triste evidencia de mis tantas cumplidas primaveras.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Cáncer: prevenirlo, entenderlo y afrontarlo

El Dr. Santiago Rojas trabaja con enfermos terminales de cáncer en Colombia. Es realmente un gran profesional. Con él aprendimos muchas cosas en mi programa dranancy.com, que compartimos con ustedes.

Limpieza renal para huir de la vejez

El riñón es el órgano maravilla. Es el limpiador del organismo, capaz de filtrar y depurar 200 litros de sangre al día. Produce dos litros de orina, que eliminan las toxinas, los desechos del metabolismo y el exceso de sal. También recupera las sustancias útiles. Todo esto significa una sola cosa: juventud orgánica.

Nevada se fortalece con los inmigrantes

Después de cuatro años de retórica y políticas antiinmigrantes que soportamos bajo la administración Trump, es un alivio ver una vez más que una administración da la bienvenida a los inmigrantes. El mes pasado, el presidente Biden declaró su apoyo a la creación de un camino hacia la ciudadanía para los “Dreamers”, los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y los trabajadores agrícolas, y pidió que el Congreso apruebe la Ley de Ciudadanía de EE.UU.

No permita que un desconocido escoja su abogado

Quizá le parezca raro leer estas palabras, pero son muy importantes. Se ha vuelto una industria ilegal -muy grande- el referir clientes de accidentes a abogados. ¿Porque es ilegal? Porque las personas que tratan de llevarlo a tales abogados no son sus amigos o familiares tratando de ayudarlo. Estas personas son desconocidos que tratan de forzarlo a ir a abogados que usted no conoce, porque dichas personas reciben dinero bajo la mesa. Ese es dinero que debe ir en su bolsillo, no al bolsillo de quien lo refirió a un abogado.

¡Ayuda! Mi suegra se metió en mi matrimonio

Para que un matrimonio funcione, la pareja debe “divorciarse de sus padres”. No es abandonar a nuestros padres, sino poner los límites alrededor de la nueva pareja. Si esto no se hace, es muy difícil que esta nueva familia crezca y se forme con sus propias reglas y normas.

Nevada, un valor atípico en lo que respecta a la política

Es el estado donde se legalizó el juego al aire libre y transformó de una polvorienta estación del ferrocarril en el desierto, a un centro turístico de fama internacional. Un estado donde, en muchos condados rurales, la prostitución es legal. Un estado totalmente estadounidense que se unió a la Unión durante una guerra y luchó para mantenerla intacta, ayudó a ganar la Segunda Guerra Mundial con pruebas atómicas y hoy alberga las mejores escuelas de combate para la Armada y la Fuerza Aérea.

Viviendo con la madrastra

Por mucho que la gente se divorcie o se separe, la constante es que se unan o casen de nuevo, creando las llamadas “familias en transición”, o las famosas familias de “los tuyos, los míos y los nuestros”.

¿Por qué el omega 3 ayuda en la lucha contra el cáncer?

Los ácidos grasos son la esperanza para que el ser humano alargue su vida de manera sana, y potencialmente pueda llegar como media a los 95 años de edad. Últimamente, ha habido un boom en el uso de ácidos grasos, entre ellos, los omega 3 o también llamados ácidos grasos poliinsaturados, para las enfermedades cardiovasculares, preferentemente.

El Alzheimer o la enfermedad del olvido

Debemos estar alertas ante la pérdida de memoria, el olvido de algunas palabras y cualquier sintomatología de disminución de la rapidez de pensamiento y acción, ya que el Alzheimer u otras enfermedades degenerativas pudiesen ser la causa.