Aquí entre nos

¿Es usted un estudiante indocumentado, o conoce alguno que ande en busca de recursos financieros para pagar por sus estudios universitarios?…

Entonces, necesita saber que existen becas locales y nacionales a las cuales usted tiene acceso, aunque no pueda recibir fondos otorgados por el gobierno federal.

Hace unos días recibimos una llamada por parte de una madre, muy consternada, a quien el consejero de la escuela informó que, debido a la condición de indocumentado de su hijo, éste no podía solicitar la beca conocida como Millennium, lo cual no es cierto. Esta beca fue instituída en 1999 por el antiguo, muy querido y ya fallecido gobernador de Nevada, Kenny Guin y concede ayuda financiera hasta el monto de diez mil dólares (US$ 10,000) a cualquier estudiante graduado del bachillerato en este estado, ya sea egresado de una institución pública o privada. El estudiante debe haber acumulado un índice académico promedio de 3.5 ó más alto, debe demostrar que ha vivido en el Silver State y que ha pasado todos los exámenes pertinentes en materia de inglés, matemáticas, ciencias naturales, ciencias sociales e historia. Los detalles sobre este programa se encuentran publicados en inglés y en español bajo la página digital de la Oficina Estatal de Tesorería, o como se conoce en inglés: Nevada Office of the State Treasurer.(https://nevadatreasurer.gov). Para aquellos que no tienen connección con la red, el teléfono de la oficina es: 702-486-3383.

Así mismo, la organización DreamActivist.org ofrece una larga lista de becas universitarias dedicadas, con exclusividad, a estudiantes indocumentados. Y mi empleador, The Public Education Foundation, dona cerca de un millón de dólares en becas a estudiantes que están cursando el último año del bachillerato. Algunas de esas becas son específicamente dirigidas a los dreamers. Para entrar en la tómbola, hay que enviar la solicitud por el portal de la fundación antes del 14 de Febrero. También, se puede encontrar información sobre este tipo de recursos a través del departamento de ayuda finaciera y/o del departamento encargado de diversidad en los centros de enseñanza. Por lo general, el personal entrenado para esta tarea suele estar mejor informado que el consejero aquel, mencionado al comienzo de mi columna.Porque cuando él le dijo a la señora que su hijo no calificaba para la beca Millennium, a pesar de cumplir con los requisitos mencionados anteriormente, estaba equivocado. El joven podía y puede aplicar para dicha ayuda y además tiene la capacidad de combinarla con otras becas. De hecho, he visto un directorio extenso de sitios en la red,que puso en circulación el departamento de reclutamiento de Nevada State College, el cual ocupa unas cincuenta y tantas páginas de organizaciones privadas y sin fines de lucro comprometidas con esta causa. Es decir, que recursos no faltan, lo que falta es informar debidamente a la comunidad sobre dónde y cómo encontralos. En este sentido, aquí entre nos, todavía queda un largo camino por recorrer.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like