75°F
weather icon Clear

Bill Barr, guerrero de la justicia

WASHINGTON

Los críticos habituales pasaron los últimos dos años condenando al fiscal general William Barr como un lacayo desvergonzado al servicio del presidente Donald Trump, por lo que no debe sorprender que incluso cuando Barr renunció el lunes, la clase parlanchina continuó insultándolo.

La columnista del Washington Post, Ruth Marcus, condenó la “carta de renuncia de Barr como con toques lamebotas” y su colega Robin Givhan lo llamó “un bulto de traje gris” y como “el búnker protector de Trump”.

Afortunadamente para Barr, estas púas no significan nada. No asumió el trabajo de fiscal general por segunda vez (sirvió por primera vez bajo el presidente George H.W. Bush) para hacer amigos. Barr corrigió un error del Departamento de Justicia: una investigación de Trump alimentada por información errónea.

He creído por mucho tiempo que el 6 de enero de 2017, cuando el jefe del FBI, James Comey, reveló una investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016, adelantada por lo que él testificó como “material salaz y no verificado”, Comey manchó la visión de Trump sobre la justicia federal y los funcionarios de seguridad nacional incluso antes de que Trump prestara juramento al cargo.

Barr escribió a tal efecto en su carta de renuncia: “Tu discurso de victoria en 2016 en el que te dirigiste a tus oponentes y pediste trabajar juntos en beneficio del pueblo estadounidense se topó inmediatamente con una embestida partidista contra ti en la que ninguna táctica, por muy abusiva y engañosa que fuera, estaba fuera de lugar. El punto más bajo de esta campaña fue el esfuerzo por paralizar, si no expulsar, a tu administración con frenéticas e infundadas acusaciones de colusión con Rusia”.

Barr no hizo lo mismo al presidente electo Joe Biden lo que Comey y compañía hizo al entonces presidente electo Trump, incluso si Trump quería que lo hiciera. Barr no era un compinche.

Barr mantuvo una investigación de dos años sobre los impuestos de Hunter Biden en secreto durante la campaña del 2020. Trump dejó clara su furia por esa decisión cuando tuiteó el jueves, “¿Por qué Bill Barr no reveló la verdad al público, antes de las elecciones, sobre Hunter Biden?”.

El poco sólido expediente de Christopher Steele, que resultó haber sido financiado con dinero demócrata, se filtró en septiembre de 2016.

En cambio, fue Hunter Biden y el equipo de transición de Biden que reveló la investigación el 9 de diciembre.

Barr nunca exhibió el hambre que muchos partidarios de ambos partidos exhiben para encerrar a los miembros de la otra parte que cruzan la línea.

“Hay una tendencia creciente a utilizar el sistema de justicia penal como una especie de solución predeterminada”, le comentó Barr a The Associated Press (AP), cuando puede que no haya un delito que investigar.

Así, Barr retiró los cargos contra el primer asesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn. Sí, Flynn se había declarado culpable dos veces, antes de retirar sus declaraciones de culpabilidad. Pero el caso contra el teniente general retirado del ejército era, según Barr en ese momento, una “trampa de perjurio”.

Durante esa entrevista de AP del 1º de diciembre, Barr también declaró: “Hasta la fecha, no hemos visto un fraude en una escala que pudiera haber afectado un resultado diferente en la elección”.

Barr seguramente sabía que negar las afirmaciones de Trump que perdió sólo por el fraude masivo de los votantes terminaría con su renuncia. El fiscal general defendió a Trump cuando este fue agraviado, pero se negó a reforzar la falsa afirmación de Trump porque estaba equivocada. Para Trump, eso fue imperdonable.

Sí, la carta de Barr empezó agradeciendo a Trump por permitirle revisar “las acusaciones de fraude de los votantes” con Trump el lunes. Esa apertura no silenció la campana de box del 1º de diciembre. Aseguró al público que el Departamento de Justicia examinó las acusaciones, en lugar de desestimarlas sin inspección. Son los despidos generalizados de fraude (como si nunca ocurriera) los que han alimentado la desconfianza del público.

Al final del día, Barr mostró cómo se hacen las cosas. Y Trump no pudo hacer nada más que desearle lo mejor en lugar de despedirlo por Twitter.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Combatir el dolor de forma inteligente

El dolor es la más cruel de las sensaciones que causan malestar emocional, deterioran la vida saludable y hacen que el día a día sea una cuesta muy dura de superar.

El uso de fuerza mortal ¿es legal?

Casi a diario escuchamos de alguien que mató a otra persona en defensa propia, o tratando de proteger a alguien o alguna propiedad.

John Vellardita no puede perder

Pase lo que pase, John Vellardita no puede perder.

¿Se puede cambiar de sexo a un niño?

Un motivo de consulta frecuente es el siguiente: ¿puede un niño de aproximadamente entre cuatro y ocho años cambiar su identidad de género o “decidir” su orientación sexual? La respuesta científica es no.

Facebook se apagó, pero el mundo no se detuvo

Hace poco, Facebook se apagó durante varias horas. Los científicos de Caltech informaron que, durante el apagón, el mundo era un 0,000237 por ciento menos horrible.

La Corte Suprema de Nevada y las Becas de Oportunidad

La voluntad de la Corte Suprema de Nevada de ignorar la constitución estatal perjudicará a los niños que buscan una alternativa a las escuelas públicas.

Atacar al “COVID-19 persistente”

Las diferentes estadísticas sobre el llamado “COVID-19 persistente” retratan la situación de personas que sufren síntomas más o menos comunes, durante largo tiempo, después de superar el virus.

Al sufrir un accidente

Los accidentes de auto componen una gran e importante industria en este país. La mayoría de profesionales que trabajan estos casos trabajan de una manera honrada y legal. Esto incluye doctores, abogados, personal médico y personal de servicios de emergencia.

Agregar un carril en California, es bueno para Nevada

Habiendo nacido en el sur de California, he realizado el trayecto entre Las Vegas y mi ciudad natal -de Huntington Beach- docenas de veces a lo largo de los años.

La peligrosa relación entre presión arterial y alzhéimer

Esta semana se celebra el Día Mundial contra el Alzhéimer, una enfermedad que deteriora el sistema nervioso central y el periférico, con signos hasta 20 y 30 años antes de manifestarse. Son síntomas que pasan desapercibidos hasta que llega la falta de memoria y el deterioro en la conducta y el carácter.