45°F
weather icon Clear

Carole Vilardo fue una cabildera de todos nosotros

Siempre recibiste más de lo que esperabas cuando hablabas con Carole Vilardo.

La ex-presidenta de la Asociación de Contribuyentes de Nevada, que murió el 5 de diciembre a los 80 años, sabía todo lo que había que saber sobre la política fiscal en el estado, y también en la mayoría de los demás estados. Y fue generosa al transmitir sus conocimientos a legisladores, compañeros de cabildeo y periodistas desventurados que intentaban descifrar las implicaciones de los proyectos bizantinos de ley.

Una pregunta, aparentemente simple, generalmente terminaría convirtiéndose en una conversación larga, pero educativa. Siempre te marchabas sabiendo mucho más de lo que sabías cuando empezaste, cosas que ni siquiera sabías que necesitabas saber.

“Carole Vilardo se ha olvidado de la política fiscal más de lo que yo sabré”, dice Jeremy Agüero, ex-presidente de Applied Analysis y un hombre que sabe bastante sobre política fiscal. “Ella era la conciencia fiscal del estado”.

¡Y los sombreros! Era conocida por su vasta colección de sombreros, que la hacía destacar entre la multitud.

Pero ella se habría destacado de todos modos: en una ciudad llena de cabilderos, todos con clientes que buscaban algo de la Legislatura (o, más a menudo, buscaban evitar que algo sucediera en la Legislatura), Vilardo era única. Ella era la única persona en el edificio que se ocupaba estrictamente de los contribuyentes del estado.

En ese sentido, ella era la cabildera de todos. Y ella era muy buena en eso. Pudo reunir números de proyectos de ley y maniobras legislativas de sesiones de mando de hace mucho tiempo y decirles a los legisladores lo que se había intentado en otros estados y cómo se había quedado corto. Ella era una enciclopedia de conocimientos compartidos libremente con otros.

Su ausencia ya se había sentido en las tres sesiones desde su jubilación en 2016. Pero su legado vivirá. “La métrica de Carole Vilardo sobrevivirá a Carole”, dice Guy Hobbs, otro experto en política fiscal. “Siempre tendré ese pequeño cheque y saldo de ‘¿qué diría Carole?’”

Hobbs dijo que él y Vilardo solían hablar sobre cuestiones fiscales. En aquellas ocasiones en las que sus opiniones diferían, dice que se preguntaba: “Ahora, ¿en qué me equivoco?”. Esa era la reputación de Vilardo. Agüero dijo que se podría presentar un proyecto de ley de impuestos, y para la audiencia del comité del día siguiente, Vilardo estaría lista con docenas de preguntas que dejaban en claro que había leído cada página, cada línea del proyecto de ley y lo entendía.

En Carson City, hay dos tipos básicos de cabilderos. Cuando algunos comienzan a testificar, los legisladores revisan su correo electrónico, hacen sus compras en línea o devuelven mensajes de texto. Pero cuando el segundo tipo, vamos a llamarlo “tipo Vilardo”, comienza a hablar, todos prestan atención porque lo que ella tenía que decir era importante.

Vilardo me ayudó muchas veces a lo largo de los años que he cubierto Carson City, respondiendo pacientemente a mis preguntas iletradas con calma, de manera completa y lo suficientemente clara como para que incluso yo pudiera entender sus respuestas. Hizo que cien columnas se entendieran mejor.

Incluso más que eso, la gente disfrutaba de sus interacciones con ella. Digno, siempre elegante y siempre centrado en la política y no en la personalidad, Vilardo podía diseccionar un proyecto de ley de una manera que incluso el autor podía apreciar. Ese era su don. Ella era de una época diferente, una en la que la cortesía todavía guiaba las interacciones políticas, no la lealtad a un partido político o a un individuo.

“Es una pérdida para el estado en su conjunto”, dice Hobbs. “Ella era una en un millón. Uno entre 10 millones”.

Y no la volveremos a ver como ella.

Uno de los dichos favoritos de Vilardo advirtió sobre las consecuencias no deseadas de la política fiscal, las permutaciones del mundo real de ideas debatidas en las cámaras legislativas: “El diablo está en los detalles”, solía decir.

Pero una versión anterior de esa frase, “Dios está en los detalles”, generalmente atribuida a artistas o arquitectos, puede ser más adecuada aquí. Vilardo solía decir que no había un impuesto perfecto, por lo que lo mejor que podíamos hacer era aprender de los errores del pasado para hacerlo un poco más bien la próxima vez. A eso dedicó más de 30 años de su vida.

“La extrañaremos, no la reemplazarán, no la olvidaremos”, dijo Agüero.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Préstamos “Compre ahora, pague después” presentan riesgos para comunidad latina

“Compre ahora, pague después” (BNPL, por sus siglas en inglés) es un producto nuevo para financiar compras que es promocionado como una alternativa a los préstamos tradicionales. Sin embargo, a medida que ha ganado popularidad, hemos visto varios problemas que deben abordarse, como la falta de términos transparentes, el enfoque a consumidores con menos opciones de crédito, falta de supervisión regulatoria, y las complicadas políticas de devolución.

Futuras noticias: los demócratas lamentan haber eliminado al filibustero

WASHINGTON, D.C., 14 de mayo de 2026.- Los demócratas del Senado organizaron una huelga el jueves 13, en protesta por un proyecto de ley de revisión electoral republicano que exige la identificación de votantes en todo el país, limita la votación anticipada a los días de semana y otorga a los estados la autoridad para aprobar reglas aún más restrictivas.

“No miren arriba”: una película para ver con nuestros hijos

Enferma, en plena Navidad, dediqué tiempo a Netflix. La película “No miren arriba” atrajo mi atención, sobre todo por sus actores: un Leonardo di Capio con 30 libras más, y mi preferida, Meryl Streep. No es común actualmente ver algo que te haga pensar, y que aporte a una sociedad que anda más loca cada día.

¿Es una bancarrota la mejor opción?

Muchos me preguntan si una bancarrota es la mejor opción para su situación financiera. La respuesta varía dependiendo de las circunstancias de la persona y su familia. No hay una cifra o cantidad exacta de deuda para que una bancarrota sea la solución a sus problemas financieros.

Ni “torpes” ni “estúpidos”: no pongas etiquetas a tus hijos

Yugle Rivas es una de nuestras psicólogas infantiles en el show dranancy.com. A mí, personalmente, me encanta. Escogimos este tema porque aún hay gente, y sobre todo padres, que opinan todo lo contrario. Siguen pensando que “la letra con sangre, entra”.

Diez libras de más estas Navidades: ¡quiero perderlas!

El organismo trabaja incesantemente 365 días al año para mantenernos sanos. Todos hacemos esfuerzos para controlar el exceso de peso con dietas, ejercicios, etcétera. Pero, entonces llegan las Navidades, periodo en el cual bajamos la guardia y dejamos que penetren el azúcar, los carbohidratos de mala calidad y la grasa animal. ¿El resultado? Entre seis y 15 libras de más.