82°F
weather icon Clear

COMENTARIO: ¿Salvarán los periódicos la democracia?

LOS ÁNGELES – El Dr. Patrick Soon-Shiong dijo que su compra de Los Angeles Times en febrero de 2017 no fue solo para salvar a un periódico local, sino también para salvar la democracia, sin una pizca de ironía o presunción.

Hablando con el editor ejecutivo del Times, Norman Pearlstine, en el Festival Anual de Libros de Los Angeles Times, Soon-Shiong mencionó que dedicó porción de su fortuna al Times en parte para mantener a la gente informada: “Para mí es insondable que Los Ángeles no tenga un voz importante, no solo para California, sino para la nación y esa debe usarse para iluminar temas de interés público, como el cambio climático y la atención de salud”.

Eso es especialmente importante, agregó, en una era en la que abunda la desinformación y la gente lucha por diferenciar la verdad de la ficción. La marca del Times, les indica a los lectores que pueden confiar en la información del periódico, la cual ha sido examinada por grandes periodistas.

Y ese debería ser el objetivo de todas las marcas de periódicos, especialmente en una época en la que los políticos de ambos lados del pasillo están cada vez más dispuestos a desafiar la cobertura poco halagadora de los medios de comunicación como “noticias falsas” y eso es aún más cierto con el funcionario más grande del mundo. La tierra hace de las “noticias falsas” un mantra.

“Tenemos que confiar en otra cosa que no sea el gobierno para decirnos lo que es verdad”, añadió Ben Winters, autor de ficción distópica, en un panel separado del festival.

Tiene toda la razón y ese papel ha sido tradicionalmente ocupado por periódicos, estaciones de radio, televisión, revistas y libros. Solo ahora, hay personas dispuestas y capaces de secuestrar esos medios, especialmente en línea, cuyo objetivo es difundir información falsa para lograr un fin político.

Y hay menos personas en los medios de comunicación reales para contrarrestar esas falsedades. Pearlstine le notificó a un panel en el festival, que la oficina del Times del Condado de Orange, California, solía ser atendida por 200 reporteros, ahora hay menos de 10 en la oficina del Times Orange County, anunció Pearlstine.

Y eso es solo la cobertura del día a día, cuando se trata de áreas especializadas del periodismo, como los informes de investigación, las cosas se ponen aún más difíciles, manifestó Christa Scharfenberg, CEO del Centro para Informes de Investigación con sede en Emeryville, California. Señaló que ese tipo de informes son costosos y que a menudo no se presta a los periódicos con fines de lucro. (El Centro de Informes de Investigación es una organización sin fines de lucro.)

Aunque el Centro publica material en su sitio web y produce un podcast, Scharfenberg enunció que aún se asocia con los periódicos para informar y publicar historias, porque los periódicos impresos todavía generan impacto y brindan el espacio para entrar en detalles sobre los hallazgos de alguna investigación.

Pero los medios tienen sus críticos, no solo desde fuera, sino también desde dentro. Robert Scheer, un ex periodista del Los Angeles Times quien dirige el sitio web Truthdig, se hizo cargo de un panel sobre los informes en la era del presidente Donald Trump para señalar cómo los medios habían malinterpretado la historia, a veces con consecuencias mortales. Señaló la cobertura del incidente del Golfo de Tonkin en la era de Vietnam y las afirmaciones sin aliento de que Irak poseía armas de destrucción masiva antes de la invasión y ocupación de ese país en 2003.

Criticado abiertamente por el moderador Del Quentin Wilbur, quien aseveró que los columnistas y periodistas alternativos pueden decir cosas que los principales medios de comunicación no pueden decir, Scheer replicó que es simplemente una idea que los reporteros de la prensa del establecimiento son objetivos, mientras que los demás periodistas no lo son.

De hecho, sorprendió a la mayoría de la población liberal, criticando primero y luego defendiendo a Trump, diciendo que el acuerdo re-negociado del TLCAN es mejor para los trabajadores y que la cooperación con Siria y la negociación con Corea del Norte son buenas porque pueden prevenir una guerra. “Creo que el presidente Trump es una bolsa de sorpresas mixtas”, expresó Scheer.

A diferencia de otros, Scheer predijo que el modelo para el periodismo está roto, en parte debido a Internet, “el peor de todos los mundos posibles”, y que no volverá.

Quizás tenga razón, Soon-Shiong está equivocado y los periódicos no salvarán la democracia. Esperemos que no. Los periódicos robustos que dicen la verdad han jugado un papel vital en Estados Unidos desde antes de su fundación y el país los necesita ahora más que nunca.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.