100°F
weather icon Clear

Cortando por donde no se debe

El presidente Trump ha propuesto cortar $3,000 millones de dólares del presupuesto dedicado a la educación. Esta propuesta puede (o no) ser corroborada por el Congreso. Independientemente de lo pase, cabe mirar al pasado a fin de prevenir el futuro.

¿Qué ha venido ocurriendo con ciertos programas educativos cuando se reduce la inversión en este renglón? Por ejemplo, echemos una ojeada al estado de Oklahoma.

Allí, según sugieren los datos recolectados a través del Departamento Estatal de Educación, las escuelas perdieron unas 1,110 clases de arte en el período comprendido entre 2014-2018; incluyendo teatro, música, artes visuales y bandas. Se estima que el año pasado, cerca del 30% de los niños en escuelas públicas de Oklahoma no recibieron ningún tipo de actividad artística o creativa.

Estas son de vital importancia, ya que los estudiantes que logran expresarse creativamente suelen tener menor incidencia de deserción escolar y les va mejor en la escuela, como explicó Americans for the Arts Action Fund, una organización nacional que aboga por las artes.

De hecho, en 2016, la National Assessment of Educational Progress, encontró que aquellos estudiantes que gozaban de una compresión y apreciación por la música despuntaban asimismo en escritura, matemáticas y ciencias.

La disyuntiva de no valorizar las artes no existe en otros lugares del mundo. En las escuelas de Asia se hace énfasis en el desarrollo del hemisferio cerebral derecho, responsable del lenguaje no verbal, de lo creativo, soñador, intuitivo, sensitivo, artístico y simbólico. De ahí que en las escuelas orientales se estimule el dibujo, el canto, las manualidades y la danza.

Por el contrario, en occidente, y específicamente en Estados Unidos, casi toda la enseñanza entra y es analizada por el hemisferio izquierdo, que está a cargo del lenguaje directo, lineal y lógico. Es decir, del análisis, las matemáticas y el razonamiento.

Los científicos exhortan a que los individuos desarrollemos ambos lados de nuestro cerebro. De ese balance depende que los estudiantes adquieran una mayor capacidad para entender y gozar del mundo, de que puedan mirar las mil tonalidades de grises a su alrededor y no polarizarse.

Considerando la tremenda división en el ámbito de la política en Norteamérica, y ante el triste advenimiento de posibles cortes presupuestarios, hay que abogar para que no se continúe minando los programas de arte en nuestras escuelas gubernamentales, pues de su continuidad depende el mañana.

Un mañana de ciudadanos capaces de contribuir con sus logros, creaciones y soluciones a los profundos problemas que nos aquejan. Si queremos que nuestros niños brillen en las escuelas, se necesita lo contrario a una disminución en las inversiones del arte. ¡Es esencial incrementar estos programas! Basta de tirarlos a la basura cada vez que hay que lidiar con un nuevo corte presupuestario.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Reapertura de escuelas: cómo, cuándo y dónde

En los distritos escolares del país, los líderes han estado en reuniones por casi un mes tratando de resolver la problemática de reabrir los planteles educativos en el año escolar que se aproxima. En consecuencia, muchos hemos estado esperando con ansias locas a que se anuncien los planes que regirán el proceso. Contando con que –idealmente- la solución debería ofrecer una oportunidad justa, que permita a todos los estudiantes tener acceso al soporte que necesitan.

¿Pandemia de divorcios?

La pandemia ha provocado que los divorcios se disparen, según dicen algunos estudios. Creo importante recordar qué es un divorcio, qué puede ocasionarlo y qué puede evitarlo.

Desigual respuesta federal de Trump

¿Qué sucede cuando la izquierda obtiene el poder político? En ciudades como Portland, Oregon, a pesar del coronavirus, los anarquistas organizan protestas masivas que se tornan violentas.

¿En qué fase estamos?

Según el gobernador en ninguna.

Ayudas federales y estatales para escuelas públicas y privadas

Para millones de estudiantes K-12 en Estados Unidos, la pandemia del Covid-19 ha producido una interrupción sin precedentes, en el tiempo dedicado a la instrucción en los salones de clases, en los programas educativos y en los servicios académicos.

La lección del COVID-19

Este virus invisible nos ha mostrado nuestras grandes deficiencias y nos ha estrujado en la cara nuestra soberbia. También ha demostrado a los médicos que no son Dios, y que muchos siguen como borregos los protocolos que escriben otros. La mayoría no son expertos en virus, ni en los pulmones.

¿Es un ‘progresaurio’ el presidente de México?

Al igual que el presidente Donald Trump, el presidente populista de México, Andrés Manuel López Obrador, suele decir cosas disparatadas, a menudo para desviar la atención pública de problemas más grandes. Pero los comentarios recientes del presidente mexicano sobre los estudios en el extranjero merecen atención, porque son aún más descabellados que de costumbre.

¿Por qué ahora hay que defender a las escuelas charters?

“Lo que está mal cuando hablamos de educación pública, es que la prioridad ha sido mantener la gente empleada a cualquier precio, en lugar de que sea la calidad del trabajo lo que le asegure al maestro su permanencia en la plaza”, dijo el doctor Steve Perry al responder sobre los ataques que los progresistas han lanzado contra las escuelas charter.

México indefenso

Está rebasado por el narco. El Presidente no atina a nada. No se le ocurre nada. No hay gobierno en esa tarea esencial para el país. Durante el fin de semana vimos un impactante despliegue de fuerza militar y poder económico de un cártel del narcotráfico en los llanos de Jalisco.