¿Cuánto vale mi caso?

Esta es una pregunta muy común cuando se trata de casos de accidente de carro. La respuesta es siempre, “todo depende”. Generalmente no es lo que el cliente quiere escuchar pero es la respuesta más exacta en ese momento. El cliente debe entender que para responder a esta pregunta, muchos factores cambian cuál será la respuesta final.

Tratándose de un accidente de carro por ejemplo, las lesiones que se mantuvieron y la cantidad de tratamiento que se requiere afectarán su compensación. Fracturas, huesos rotos o lesiones que requieran cirugía son valoradas mucho más que una lesión de tejido como un dolor de espalda.

¿Me lesioné gravemente, voy a recibir una compensación grande? Lamentablemente la respuesta a veces es No. El otro factor que es igual de importante que muchos no consideran es la cantidad disponible de la póliza de seguro del demandado. En Nevada, la cantidad mínima que se requiere una póliza de carro es $15.000 para cubrir lesiones personales de una persona, un total de $30.000 si hay más una persona y $10.000 para cubrir los daños a la propiedad. Por ejemplo, si usted está involucrado en un accidente de carro grave que requiere hospitalización y cirugía y ahora usted recibe una factura por $100.000; usted se enfrenta ahora con la posibilidad de que al final de su caso deberá dinero a sus proveedores médicos.

¿Qué puedo hacer? La mejor respuesta es agregar cobertura especial en caso de que esto suceda. Las Pólizas de seguros ofrecen una cobertura llamada Underinsured , Non-Insured y Med Pay en varias cantidades.

Si la persona que causó el accidente no tiene cobertura o suficiente cobertura para satisfacer sus cuentas, su propia póliza cubrirá la cantidad que supera los límites de la póliza del conductor culpable.

Tome el tiempo para revisar su cobertura y decida si necesita agregar este servicio porque usted no quiere acabar siendo victimizado otra vez con un cobro alto después de su accidente.

Add Event

You May Like