54°F
weather icon Partly Cloudy

Culpar a Trump, pero darles a los demócratas un pase sobre COVID-19

En la Convención Nacional Demócrata, Kristin Urquiza –esencialmente- acusó al presidente Donald Trump de matar a su padre, Mark, quien murió de coronavirus después de ir a un bar de karaoke con amigos.

“Mi papá tenía 65 años y estaba sano. Su única condición preexistente era confiar en Donald Trump, y por eso pagó con su vida”, dijo.

Urquiza les dijo a sus compañeros demócratas que una de las últimas cosas que le dijo su padre fue “que se sentía traicionado por gente como Donald Trump”, lo cual es triste.

También en el DNC, el expresidente Barack Obama descartó el terrible número de muertos por la pandemia (más de 170.000 estadounidenses) y la pérdida de empleos que dejó a los pies de Trump.

Muestra cuán partidistas son los organizadores que resaltaron la decisión de Urquiza y Obama de culpar a Trump por las muertes por coronavirus y, sin embargo, contrataron al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, quien le dijo a la ‘confab’: “A pesar de todo el dolor y todas las lágrimas, nuestro camino funcionó. Y fue hermoso “.

Hermoso. El número de muertos por COVID-19 en Nueva York es de más de 32.451, según The New York Times.

En Twitter, los miembros de la familia indignados de los aproximadamente 6.600 adultos mayores que murieron en los hogares de ancianos de Nueva York estaban especialmente indignados. El 25 de marzo, en un intento por liberar camas de hospital, Cuomo emitió una orden que obligaba a los hogares de ancianos a aceptar pacientes que pudieran estar infectados. Cuomo luego retiró la orden.

Aun así, ningún demócrata culpó a Cuomo por las bajas en el verdadero ‘Empire State’ azul.

La culpa es de Trump, argumentaron, porque no se tomó en serio el virus cuando golpeó a Estados Unidos. Cuando debería haber ordenado a los estadounidenses que se quedaran en casa, instó a la gente a que siguiera con sus asuntos. A él le importaba más la economía que la vida de los estadounidenses, afirmaron los críticos.

El 7 de marzo, Trump dijo sobre el virus: “Lo cerramos. Lo detuvimos “. Y: “Lo estamos haciendo muy bien y hemos hecho un trabajo fantástico”.

Lo que suena bastante mal si no se sabe que el 8 de marzo Cuomo dijo a los periodistas: “Hay más miedo, más ansiedad, de lo que los hechos justificarían. Este no es el virus del Ébola, no es el virus del SARS, es un virus del que tenemos mucha información”.

En su discurso de aceptación, la candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris, culpó a Trump por convertir “tragedias en armas políticas”, incluso cuando ella y sus compañeros demócratas hicieron precisamente eso.

La izquierda quiere culpar tanto a Trump que algunos están dispuestos a responsabilizar a los familiares infectados que se enfermaron, afirman, porque confiaban en Trump.

En abril, el Times publicó una historia sobre el dueño de un bar y partidario de Trump, Joe Joyce, quien murió de coronavirus después de tomar un crucero a España. “Si Trump hubiera aparecido en la televisión con una máscara y hubiera dicho: ‘Oye, esto es serio’, no creo que hubiera ido”, dijo la hija de Joe Joyce al periódico en una historia que relata la credulidad del votante de Trump gracias a una credulidad del reportero. Como dice el refrán, algunas historias son demasiado buenas para comprobarlas.

En National Review, el escritor principal Dan McLaughlin destrozó la historia del Times. En un artículo titulado “Dejen de bailar en las tumbas de los partidarios de Trump que mueren a causa del virus”, McLaughlin señaló que Joyce y su esposa partieron para el crucero el 1 de marzo. Ese es el día en que Nueva York vio su primera muerte conocida por coronavirus.

¿Si Trump hubiera usado una máscara? El día antes de que Joyces abordara el barco, el Cirujano General Jerome Adams tuiteó: “En serio, gente, ¡DEJEN DE COMPRAR MÁSCARAS! No son eficaces para evitar que el público en general contraiga el #Coronavirus ”, pero son necesarios para los proveedores de atención médica.

En un obituario que escribió sobre la muerte de su padre, Urquiza escribió: “Su muerte se debe al descuido de los políticos que siguen poniendo en peligro la salud de los cuerpos morenos por una clara falta de liderazgo, la negativa a reconocer la gravedad de esta crisis y la incapacidad y falta de voluntad para dar una dirección clara y decisiva sobre cómo minimizar el riesgo “.

A la izquierda le gusta decir que la derecha debería escuchar la ciencia. Pero cuando los votantes de Trump tienen COVID-19, los liberales culpan a sus políticos.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Pensamientos que destruyen tu salud

Nos ha tocado vivir una época muy dura. Las consecuencias psicológicas son muy fuertes, pero, como me decía mi esposo mientras veíamos la televisión cuando esto comenzó y estábamos encerrados, el problema mayor es subir el sistema inmunológico. O sea, lo que nos defiende de bacterias, virus, hongos…

Resultados de la Semana Binacional de Salud en Nevada

En octubre, todos los Consulados de México en Estados Unidos celebraron la XXI Semana Binacional de Salud, con el objetivo de acercar servicios de salud, información y prevención a la comunidad mexicana que vive en este país. Para el Consulado de México en Las Vegas, la salud es fundamental para el bienestar general de la comunidad. Por ello, durante todo este mes y con el apoyo de REACH, agencia que opera la Ventanilla de Salud, se llevaron a cabo diversas actividades, seminarios en línea y ferias enfocadas en promover salud preventiva y mayor acceso a servicios para los mexicanos e hispanos en Nevada.

No se sustituye la experiencia

Ha sido una dura competencia, pero la Junta de Fideicomisarias del Distrito Escolar del Condado Clark ha recuperado el trofeo al “Peor organismo público” en Nevada.

Terminar con la violencia contra las mujeres y las niñas

Como encargada del Departamento de Protección Consular y Asuntos Jurídicos, he presenciado de primera mano las múltiples consecuencias que conlleva ser víctima de algún abuso. No se trata de un problema exclusivo de un grupo de personas o de una región en particular; los abusos contra la mujer están presentes en todas las latitudes. Ninguna mujer o niña está exenta de padecerlos y cualquier persona puede llegar a ejercerlos; por eso resulta primordial abordar el tema y conocerlo. Sólo mediante acciones concretas y el compromiso de todos, podremos erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

Las arrugas, el principal enemigo público

De todos es bien sabido que, con el paso del tiempo, la piel y, en especial, la del rostro, pierde brillo y lozanía, y entonces aparecen las primeras arrugas. No es un problema de las personas mayores, sino también de los no tan jóvenes. A partir de los 30 años, ya puede empezar a verse la pérdida de colágeno en forma de arrugas finas.