62°F
weather icon Clear

¿Dejará Biden a las “Little Sisters” libres para elegir?

WASHINGTON – Al presidente Joe Biden le gusta hablar sobre la unidad y su intención de superar el rencor partidista para curar las divisiones que llevaron a una turba enardecida pro-Trump a invadir el Capitolio el 6 de enero. Dado su historial de cerrar acuerdos con los republicanos, yo creo que quiere hacerlo y trabajar al otro lado del pasillo.

Pero un comportamiento cordial, amistoso y agradable, no puede ocultar la intolerancia y disposición de su partido a usar al gobierno como un club para vencer a los disidentes y someterlos. ¿Elección? Eso no es para “Las Hermanitas Católicas de los Pobres”, o al menos no fue el año pasado cuando Biden era el presunto candidato demócrata y la Corte Suprema falló a su favor.

Déjame retroceder y preparar la escena. “Las Hermanitas de los Pobres” es una organización de monjas católicas que quieren, como explica su declaración de misión, proporcionar a “los ancianos más necesitados de todas las razas y religiones un hogar donde serán recibidos como Cristo”.

Luego se encontraron con las regulaciones de la administración de Obama que requerían que la mayoría de los empleadores incluyeran en sus planes de atención médica para empleados métodos anticonceptivos gratuitos. “Las Hermanitas” se opusieron porque creen que “evitar deliberadamente la reproducción por medios médicos es inmoral”.

Uno pensaría que el gobierno federal tendría mejores cosas que hacer que meterse con las monjas que cuidan a los ancianos. De hecho, el Congreso no aprobó ninguna legislación con este mandato y Barack Obama nunca firmó una ley de ese tipo. Su Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, sin embargo, ordenó que los beneficios esenciales se incluyan en la mayoría de los planes de atención médica proporcionados por los empleadores, y luego burócratas sin nombre hicieron el resto.

En 2012, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Obama declaró que la anticoncepción era una atención preventiva esencial y, por lo tanto, estaba exenta de copagos. Así comenzó una serie de batallas legales en las que “Las Hermanitas” generalmente se impusieron contra la maquinaria federal porque no retrocedieron.

En julio, “Las Hermanitas” ganaron uno de los muchos casos contra el grupo por un margen de 7-2. Los jueces Elena Kagan y Stephen Breyer, quienes fueron designados por presidentes demócratas, estuvieron de acuerdo con la mayoría. ¿La respuesta de Biden? Encajaba con la respuesta de un candidato presidencial demócrata.

El ex-vicepresidente emitió un comunicado en el que dijo: “La atención médica es un derecho que no debe depender de la raza, el género, los ingresos o el código postal. Sin embargo, como resultado de la decisión de hoy, innumerables mujeres corren el riesgo de perder el acceso a una atención preventiva asequible”.

Nota: Las mujeres que trabajan para la organización benéfica no perderían el acceso a la atención médica. Todavía podrían ir a una clínica o ver a un médico para obtener anticonceptivos. Solo tendrían que pagar por ello. Tanto los empleados como los empleadores podrían elegir libremente.

Biden también nominó como su secretario de Salud y Servicios Humanos a Xavier Becerra, quien demandó a las monjas cuidadoras para obligarlas a obedecer el mandato de Obamacare.

En la rueda de prensa diaria, le pregunté a la secretaria de prensa Jen Psaki si Biden todavía planeaba ir tras las exenciones de objeciones religiosas y morales dado su objetivo declarado de unir al país.

Su respuesta: “No he hablado de ese tema en particular con él. Estoy feliz de volver contigo, pero no, no hay un cambio en su posición con respecto a lo que dijo a principios de este verano”.

No estoy de acuerdo con “Las Hermanitas de los Pobres”, pero un gobierno que trabajaría para hacer que estas monjas compasivas se rindieran es un gobierno que se preocupa más por la conformidad que por las personas. ¿Dónde está la tolerancia? No hay tolerancia para los cristianos conservadores.

Y si Biden sigue este camino, dividirá aún más a Estados Unidos.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
La mujer y su techo de cristal

Hace tiempo leí sobre el techo de cristal que impide a las mujeres lograr sus sueños, desarrollarse como profesionales y ser “alguien” en el espacio laboral, además de mamá y esposa. Pero, esto lo entendí mejor, en carne propia, cuando pude ganar un sueldo mayor que el del presidente Obama, pero al que renuncié por ser íntegra y defender mi dignidad. Yo viví lo que los libros decían del famoso “techo de cristal” al que nos obliga la sociedad. Dicen que las reglas han cambiado, pero no es así.

Economía, protección y justicia penal

La Asamblea Legislativa de Nevada está inmersa en su sesión anual, pero el progreso ha sido lento en una serie de temas importantes. Con sólo un mes restante, los legisladores deben aprovechar la oportunidad para propiciar el impulso de la economía, la protección contra pandemias futuras y la reforma del sistema de justicia penal. Si lo hacen, la comunidad hispana de Nevada estará entre los más beneficiados.

El gobierno estadounidense necesita dos para bailar tango

El ex-senador de Nevada Harry Reid dijo la semana pasada algo inesperado, especialmente para un hombre que dirigió a los demócratas en el Senado durante 12 años.

Nadie se mete entre dos que están bien

Discutí sobre el engaño en la pareja con dos grandes amigos, Erick Cuesta y Orlando Segura, en mi programa de las redes dranancy.com. Ellos consideran que viven en un mundo no solo machista, ya que hay mujeres que son infieles y además son independientes. Orlando insiste: ¿qué hacemos después? ¿Limarse los cachos y seguir?

Mi marido se fue con otra

Según mi gran amigo, el Dr. Carlos Lugo, ido a destiempo por causa del maldito COVID-19 (días después de grabar el show “Dra. Nancy”), estas serían las posibles razones de que un marido se vaya con otra:

El poder económico de los migrantes en Nevada

Cada año, de febrero a abril, los adultos residentes en Estados Unidos deben presentar su declaración de impuestos. 2021 no es la excepción.

El error no forzado de Pickard puede ser un fracaso en 2022

Para un tipo que ganó su elección por solo 24 votos, el senador del estado de Nevada, Keith Pickard, siempre caminaba por la cuerda floja, y sin red que lo proteja de una estrepitosa caida.