59°F
weather icon Clear

Destacan los medios la doble moral sobre la iniciativa de los atentados de El Paso y Dayton

Durante el fin de semana, un socialista partidario de Elizabeth Warren quien se oponía a la violencia armada, utilizó un rifle para cometer un atentado en masa en Dayton, Ohio. Los medios le han restado importancia a ese aspecto de la tragedia.

Desafortunadamente, no hay necesidad de preguntarse qué tan diferentes hubieran actuado las agencias de noticias si el tirador hubiera hablado a favor del presidente Donald Trump. Pocas horas antes de la masacre de Dayton, un vil pedazo de basura mató a más de 20 personas en El Paso.

Dicho pedazo de basura dejó un manifiesto, lleno de idiotez racista sobre los peligros de la inmigración hispana. También se quejó de la destrucción del medio ambiente, las grandes corporaciones y los dos partidos políticos. Él declaró específicamente que sus puntos de vista racistas surgieron antes del mandato de Trump. Sin embargo, apoyó a Trump en su cuenta de Twitter, por lo que los medios tomaron su narrativa preferida.

“Después de otro asesinato masivo, la pregunta que rodea al presidente ya no es si responderá como lo hicieron otros presidentes, sino si sus palabras contribuyeron a la masacre”, escribió The Washington Post en un “reportaje de noticias”.

“Si el señor Trump originalmente no inspiró al asesino, de todos modos ha traído al público la corriente principal de ideas polarizadas a las personas que alguna vez fueron relegadas a los márgenes de la sociedad estadounidense”, se lee en un análisis del New York Times.

Los candidatos presidenciales demócratas llegaron más lejos, culpando a Trump específicamente de la tragedia.

“Donald Trump es responsable de esto”, dijo el senador Cory Booker. “Es responsable porque aviva los miedos, el odio y la intolerancia”.

Trump está “incitando al racismo y la violencia en este país”, comentó Beto O’Rourke.

“Donald Trump ha creado mucho espacio para el odio”, mencionó Warren. “Es racista, ha expresado comentario racista tras otro, ha puesto en práctica políticas racistas y ya vimos las consecuencias de ello”.

Si el estándar para la incitación es que el fan de un político hace algo terrible, entonces Warren es tan culpable como Trump. Solo miren lo ocurrido en Dayton.

Significaría que el senador Bernie Sanders fue responsable cuando uno de sus fans disparó contra los republicanos del Congreso en una práctica de béisbol en 2017. La representante Alexandria Ocasio-Cortez sería responsable del miembro de Antifa que atacó una instalación de Inmigración y Aduanas de EU (ICE, por su sigla en inglés) en el estado de Washington proclamando su retórica. Barack Obama sería responsable del hombre que mató a varios policías de Dallas después de que el presidente acusó a la policía de disparar a demasiados hombres afroamericanos.

Pero eso no es lo que significa la incitación. Los políticos son responsables de incitar a la violencia solo si piden violencia. Puedes estar en desacuerdo con la retórica de un político, puedes argumentar que la retórica demasiado acalorada está haciendo que sea más probable que las personas que están al margen actúen violentamente, pero esas son críticas separadas de argumentar que alguien es responsable de la violencia cometida por otra persona.

Cuando se trata de los demócratas, los medios de comunicación entienden y respetan adecuadamente esas distinciones. Si los principales medios de comunicación no estuvieran tan obviamente predispuestos contra los republicanos, aplicarían el mismo estándar a Trump.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.