51°F
weather icon Clear

Di la verdad y avergüenza al demonio

“¿Quién supo cuál Verdad empeoró, en un encuentro libre y abierto?” – John Milton, “Aeropagitica”

Los últimos días de la administración del presidente Donald Trump han visto la verdad contra las cuerdas. Incluso ahora, grandes segmentos de la población dicen que creen que las elecciones fueron robadas.

Los estados han certificado los resultados con funcionarios republicanos y demócratas. Los tribunales han rechazado los desafíos, desde los extravagantes hasta los ridículos. Y el Congreso, a pesar de la invasión del Capitolio por una turba enfurecida, mantuvo el conteo con una mayoría bipartidista.

Los directores ejecutivos de casi 200 empresas firmaron una carta que animaba al Congreso a verificar la elección y seguir adelante. “Los intentos de frustrar o retrasar este proceso van en contra de los principios esenciales de nuestra democracia”, escribieron.

El Estado Mayor Conjunto declaró rotundamente que Joe Biden será el nuevo comandante en jefe el miércoles 20. “Para nuestros hombres y mujeres desplegados y en casa, salvaguardando nuestro país, estén preparados, mantengan la vista en el horizonte y permanezcan enfocados en la misión”, escribieron.

Los líderes de naciones extranjeras, incluidos Vladimir Putin de Rusia y Xi Jinping de China, han felicitado a Biden por su victoria. El Papa está de acuerdo.

Pero gracias a las declaraciones falsas de Trump, los miembros de su familia y varios partidarios, muchos aún no están convencidos. Y esto tiene serias implicaciones para la nación, como señaló el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, en su discurso del 6 de enero.

“El autogobierno, mis colegas, requiere un compromiso compartido con la verdad y un respeto compartido por las reglas básicas de nuestro sistema”, dijo McConnell. “No podemos seguir separándonos en dos tribus, con un conjunto separado de hechos y realidades separadas sin nada en común, excepto nuestra hostilidad hacia los demás y la desconfianza hacia las pocas instituciones nacionales que todos compartimos”.

Pero eso es exactamente lo que tenemos. El propio presidente trató de presionar al secretario de estado de Georgia repitiendo varios mitos sobre las elecciones mientras intentaba forzar un cambio en la votación del estado, ignorando las refutaciones tranquilas e inequívocas del secretario.

Aquí hay que decir: no importa cuánta gente crea una cosa falsa, sigue siendo falsa. La verdad no se puede votar por mayoría. Existe obstinadamente y sigue siendo verdad, incluso si todos no lo crean.

Algunas personas ignoran la verdad porque Trump lo dijo. Invierten a la exestrella del reality show de su fe por su fanfarronería y su proyección de fuerza. Otros saben, o tienen buenas razones para saberlo, que Trump está repitiendo falsedades para sus propios propósitos nefastos.

El primer grupo merece nuestra simpatía, mientras que el segundo se ha ganado nuestro desprecio.

Estados Unidos tiene una larga historia de “chiflados” adorables, gente que cree en cosas extrañas y extravagantes. En la mayoría de los casos, estas creencias son inofensivas.

Pero estos no son esos engaños. Si el 6 de enero demostró algo, es que las mentiras de Trump están lejos de ser inofensivas. Ahora vienen con un recuento de muertos. Y si las cosas no cambian, el número de muertos aumentará.

John F. Kennedy le recordó a la gente que aquellos que buscan el poder tontamente montando en el lomo del tigre a menudo terminan adentro. El 6 de enero, vimos cómo se ve el interior del tigre: ventanas rotas, propiedad destruida, vidas puestas en peligro, manifestantes y policías asesinados.

Para Trump, quien se ha negado a reconocer su responsabilidad por el caos del Capitolio y cuyos llamados a la paz parecen videos de rehenes, el juego de suma cero se reduce a un cálculo simple y binario: los que están para él son buenos y los que se oponen, malos. La verdad simplemente no entra en la ecuación.

Para el resto de nosotros, eso no puede ser donde terminen las cosas. Todos compartimos esta nación, tanto los partidarios como los detractores de Trump. Y seguiremos compartiéndolo, mucho después de que Trump sea una nota al pie de página en un libro de historia (*el único presidente en ser acusado dos veces).

Simplemente no tenemos otra opción si queremos preservar nuestra unión.

El senador de Utah, Mitt Romney, después de que el Capitolio fue despejado de alborotadores e insurrectos y restablecido el orden, expresó mejor: “¡La mejor manera en que podemos mostrar respeto por los votantes que están molestos es decirles la verdad! Esa es la carga, ese es el deber del liderazgo. La verdad es que el presidente electo Biden ganó las elecciones. El presidente Trump perdió”.

La verdad puede ser difícil de aceptar, pero sigue siendo verdad. Ahí es donde debemos comenzar a reconstruir nuestra fracturada alma nacional.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
“500 años de fortaleza”

En tiempos de pandemia hemos recordado lo que realmente es valioso: la salud. Muchos de nosotros hemos perdido a seres queridos y/o hemos conocido a personas que ahora están pasando por una etapa de “duelo” por una pérdida significativa.

Demócratas de la Cámara, contra la libertad de expresión

WASHINGTON – Los miembros demócratas de la Cámara de Representantes están utilizando el motín del Capitolio del 6 de enero y la pandemia de coronavirus (COVID-19) en un esfuerzo aterrador por censurar a los conservadores y lograr que los grandes medios hagan el trabajo sucio por ellos.

A través del espejo

Todavía recuerdo el momento, en octubre de 2014, cuando fui a escuchar a Bernie Sanders hablar en el Culinary Training Center, en North Las Vegas.

¿Qué derechos tengo como inquilino?

Por ahora hay una moratoria en evicciones o desalojos por no pagar la renta. El gobernador de Nevada, Steve Sisolak, extendió esta orden hasta el final de marzo del presente año. También hay una orden federal, de parte de los Centros para el Control y la Prevención Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para no pagar renta, pero para recibir la protección de esta orden hay que cumplir varios requisitos.

Infidelidad: ¿cómo contribuí a que esto pasara?

¿Se debe perdonar una infidelidad? ¿Quién es el responsable? ¿Por qué una mujer recoge a un hombre después de una infidelidad? ¿Por qué el matrimonio comienza muy bien y se va desgastando con los años? Realmente, el matrimonio no es la tumba del amor. Es la falta de comunicación e intimidad la que daña la relación en cualquier pareja.

La gente todavía lo llamará el “aeropuerto de Las Vegas”

El debate de la Comisión del Condado Clark, sobre el cambio de nombre del Aeropuerto Internacional McCarran, por el del ex-senador Harry Reid, cristalizó perfectamente la división entre los enterados de la política y el público en general.

Entregarnos con confianza y lealtad

Cuando nos gusta alguien, sea hombre o mujer, decimos “vamos a empezar a conocernos”, porque no se puede amar lo que no se conoce. Nada vive solo. Es necesario encontrarme contigo, pero no basta solamente con encontrarnos.

Senador, enjuíciate a ti mismo

WASHINGTON – El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, dijo a los senadores republicanos que su voto sobre el juicio político debe basarse en la “conciencia”.