61°F
weather icon Clear

Economía y elecciones

Cuentan que en algunas de sus visitas a México, Ernesto Zedillo aseguró que a pesar de los números iniciales insatisfactorios, la economía va a terminar bien, como ocurrió en su gobierno.

Seguramente tiene razón el expresidente, pero ese modelo conduce a la entrega del poder.

Desde luego que ahora no padecemos una crisis como la de 1995, cuando la economía se fue a pique y millones de mexicanos perdieron su patrimonio. Estamos muy lejos de una situación así.

Sin embargo, apostar las cartas políticas a un sprint de la economía en el último tramo del sexenio podría ser un error costoso para el partido gobernante.

El PRI perdió las elecciones presidenciales de 2000 a pesar de que la economía crecía a 7 por ciento.

Claro, para ello el gobierno de Zedillo contó con dos colchones eficaces: la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, y el periodo de expansión más prolongado de la historia de la economía de Estados Unidos.

Pero el electorado no perdonó la crisis de arranque del sexenio y votó mayoritariamente por el candidato más estridente de la oposición, Vicente Fox.

La historia posterior la conocemos todos: Zedillo es el ex Presidente con mayor prestigio internacional, debido a que entregó la banda a un opositor y con ello se inauguró la alternancia en el poder en México, algo que el mundo democrático vio como positivo y digno de aplaudirse.

Establecer un paralelismo mecánico entre aquellos años y la situación actual resulta forzado e impreciso, pues el país cambió -es plenamente democrático- y la alternancia dejó de ser novedad.

Además estamos en una nueva etapa, marcada por acuerdos inéditos entre fuerzas políticas opuestas que nos han llevado a la más profunda y esperanzadora era de reformas de los últimos tiempos.

Lo que resulta evidente para cualquier análisis, es que de retardarse la recuperación de la economía, los platos rotos los va a pagar el PRI en el 2018.

Puede ocurrir lo mismo que en 2000, que a pesar del crecimiento económico en la segunda etapa del sexenio, ganó la oposición.

O lo que sucedió en el sexenio de Felipe Calderón, que por las razones que fuere la economía no despegó en la primera mitad de su mandato y la balanza en la elección presidencial se inclinó contra el partido gobernante.

Vicente Fox despertó grandes ilusiones con sus ofertas de cambio, que no pudieron concretarse. Y su partido estuvo a medio punto de que su llegada a Los Pinos fuese debut y despedida.

En síntesis: lo que nos dice la historia reciente es que dañar las expectativas ciudadanas al arranque de una administración tiene costos electorales elevados.

¿Está condenado el PRI, desde ahora, a perder la presidencia en 2018?

No necesariamente. La economía tiene tiempo para recuperarse. Pero no mucho.

Estelas.

El Senado anunció foros sobre las leyes secundarias de la reforma energética, y los que querían debatir no van a asistir. Manlio Fabio Beltrones dio a conocer que en la Cámara de Diputados también se instalarán mesas de discusión sobre el tema, y aún no hay respuesta de los que exigen debate. Doble contra sencillo a que no van a ir, porque su apuesta es decir que esas leyes se van a aprobar sin discusión pública. Lo suyo es táctica dilatoria, nada más.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
¿Qué nos espera en este 2021?

Para muchos, aunque el 2020 fue un año muy duro, el 2021 será aún más difícil. ¿Por qué? Porque muchos tuvieron ayuda del gobierno en el 2020. Beneficios como el desempleo, días de vacaciones, préstamos para negocios, ayuda de agencias de gobierno o privadas ayudaron a muchos.

¿Los políticos son sexólogos?

Hoy de nuevo vuelvo a enfatizar que los políticos no son sexólogos y que varias instituciones e intereses están empujándonos por el mal camino. La mal llamada “nueva educación sexual” es un desastre que tendrá pésimas consecuencias en la sexualidad humana, las familias y la salud mental del mundo.

Adiós a un reformista intrépido

El ex-senador del estado de Nevada, Joe Neal, siempre se inclinaba hacia los molinos de viento.

Cómo iniciar una guerra civil

Una cosa que la derecha siempre pretendió fue la creencia de que, a diferencia de Black Lives Matter y las protestas por la justicia social, el Tea Party y las posteriores manifestaciones del MAGA eran un discurso político pacífico, aunque a veces profano.

Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr

“Algunos investigadores hambrientos de realidad tuvieron la audacia… de contemplar la enfermedad desde otro prisma, buscando lo que la desencadenaba en lo que no es material, en la memoria de la angustia, acercándose tanto a la mente como a la genética. Lo que describieron y las curaciones obtenidas revolucionaron el arte terapéutico y la civilización entera”. Patrick Obissier.

Los republicanos del Congreso se separan del presidente Trump

“Así que pasamos toda una elección de mi lado de la cerca hablando de ‘Tenemos que luchar contra el socialismo’. Y ahora vas a tirar medio billón de dólares” sin “absolutamente ningún objetivo” para los asalariados económicamente perjudicados por el ¿coronavirus?

Cuatro cambios para hacer que el Año Nuevo sea venturoso

Si está leyendo esto, felicidades ha sobrevivido al 2020. Quizá llego al 2021 de “panzazo”, aruñando, o tal vez sin mayor percance. Sea cual sea su situación, todos esperamos un mejor 2021. ¿Qué puede hacer para asegurar que este año sea más seguro para usted y su familia? Hoy hablaremos de cuatro cosas importantes:

Lo que dejó 2020 para la educación en EE.UU.

“Que hablen mal de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen”, afirmaba el famoso escritor Oscar Wilde. Así, fuera a favor o en contra, con la designación de Betsy Devos como secretaria de Educación del gobierno de Donald Trump y con la llegada de la pandemia, el tema de las opciones escolares (school choice) recibió más atención en los últimos cuatro años que en cualquier otro momento de la historia.

La furia contra 2020 no resuelve nada

Sé que la pregunta está en tu mente: ¿qué haremos con la Navidad y el Año Nuevo en medio de una pandemia?