EDITORIAL: Los votantes del Distrito D deben remover a Kevin Child

Bajo la amenaza de una sanción judicial, el Distrito Escolar del Condado de Clark publicó el martes 104 páginas de materiales de investigación relacionados con la conducta del Fideicomisario Kevin Child, quien representa al Distrito D en la Junta Escolar. Los votantes en el distrito deben tomar nota.

La investigación, que incluyó entrevistas con 29 personas realizadas entre enero de 2016 y mayo de 2017, reveló la preocupación de que el Sr. Child se involucraba habitualmente en comportamientos inapropiados con los empleados del distrito. Cedric Cole, el jefe de diversidad y acción afirmativa del distrito, concluyó que el fideicomisario había creado un ambiente laboral hostil y había violado la Ley de Derechos Civiles de 1964. Tal hallazgo podría poner al distrito en riesgo de acción legal; de hecho, el distrito ya había impuesto antes una queja hacia un ex superintendente adjunto.

Los nombres de los entrevistados fueron eliminados, pero un puñado de mujeres dijo a los investigadores que el Sr. Child hizo comentarios sugerentes y que se sentían temerosas e incómodas a su alrededor. “Pido protección de seguridad contra la interacción tóxica, acosadora e intimidante del administrador”, requirió una mujer en su declaración.

El ex superintendente Pat Skorkowsky finalmente prohibió al Sr. Child visitar las instalaciones del distrito sin permiso.

Sin embargo, surge la pregunta: ¿por qué el distrito ocultó el informe e intentó mantenerlo alejado del público? Si los funcionarios del distrito tenían un problema con el comportamiento del Sr. Child, la supresión de los resultados de la investigación solo servía para proteger al fideicomisario. ¿Cómo aborda esto el problema o promueve los mejores intereses de todos los demás involucrados?

Sin embargo, durante casi un año, los abogados del distrito se negaron a revelar los detalles de la investigación, citando las preocupaciones de confidencialidad de los empleados. Pero la semana pasada, la Corte Suprema de Nevada dictaminó que los argumentos del distrito para el secreto eran engañosos y eran contrarios a los estatutos de registros públicos estatales.

El Sr. Child sostiene que no ha hecho nada malo y que el Sr. Skorkowsky formuló una venganza personal contra él. Pero la amplitud de las quejas en su contra levanta numerosas banderas rojas y va más allá de la incomodidad social. El Sr. Child merece su día en el tribunal, por supuesto, y ha presentado una demanda contra el distrito y otros cuatro fideicomisarios en los que alega difamación y otros delitos.

Mientras tanto, el Sr. Child, elegido por primera vez hace cuatro años, está encerrado en una carrera contra Irene Cepeda, una empleada de Nevada State College, para quedarse con su puesto. El comportamiento del Sr. Child, como se documenta en la investigación, no es el adecuado para su posición, por decir lo menos. Es posible que el distrito no tenga manera de eliminar a un fideicomisario electo, pero los votantes del Distrito D sí pueden. Deben aprovechar la oportunidad el 6 de noviembre y mandar a Kevin Child a empacar sus cosas.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like