43°F
weather icon Clear

Educar para la cooperación y el bien común

Uno de cada tres niños en el siglo XX sufrió daños permanentes por su mala alimentación. La comida de las escuelas públicas, cargada de azúcares, cafeína y grasa deterioró la salud física y mental de nuestros hijos, pero eso no fue nada comparado con los daños emocionales causados por un sistema basado en la competencia.

Este sistema ignora los tres principios básicos de la salud psicológica de nuestros estudiantes: la aceptación amorosa, la estimulación verbal con otros niños y adultos, así como la posibilidad de explorar su medio ambiente sin restricciones.

Apoyándose en estos pilares, la educación puede ser un proceso estimulante gracias a las interacciones, las cuales permiten que se tome el conocimiento en lugar de entregarlo. Es una tarea inútil procurar embotellar el conocimiento, porque este se hizo para ser absorbido, nunca empujado.

Sin embargo, eso desgraciadamente no se les enseña a los maestros, la mayoría de los cuales operan en el salón de clases de la manera más inadecuada. Y lo hacen al procurar la memorización de datos, que, al final de cuentas, tendrán muy poco (por no decir ningún) uso en la vida práctica de los seres humanos que preparan para navegar el mundo real.

En verdad, la verdadera educación radica en enseñar a las personas a pensar por sí mismas. Y, para ello, deben recurrir a su creatividad.

En lugar de memorizar las capitales de Europa o los ríos del África, los programas de aprendizaje y los maestros que los imparten deberían enfocarse en el más importante aspecto de la actividad humana: su comportamiento. ¿Y qué define el comportamiento? Pues la filosofía de vida. Lo que cada persona cree, es lo que motivará sus decisiones y reacciones.

Así, en las escuelas de hoy se les enseña a nuestros hijos que el éxito personal es producto de ganarle la partida a los demás y que el premio llega al derrotar al contrincante (o sea a los otros compañeros de clase). En consecuencia, el estudiante empieza a creer que la falta de cooperación es algo positivo y remunerativo. No obstante, la raza humana está hecha para cooperar y colaborar. En la cooperación está la solución a los grandes problemas que aquejan el planeta, la sociedad y la familia.

Lo contrario a la cooperación es la división. El resultado de la división genera egoísmo, codicia y crueldad, tanto a nivel individual como colectivo. La falta de cooperación y su consecuente división es lo que ha formado en estos tiempos el abismo tan profundo entre los que tiene mucho poder, dinero e influencias y los que no gozan de ninguna de estas cosas.

El animal-hombre que opera sin sentido del bienestar de la manada, solo busca perpetuar su supervivencia y asegurar su posición. Dicho estado de competencia produce sentimientos de miedo y aversión. Por eso, el que está “arriba” alivia sus miedos e inseguridades manteniendo una lucha sin cuartel en contra de todos y de todo aquello que cuestione su validez y el adecuado posicionamiento de su persona en la pirámide de poder.

Es esta paranoia lo ha convertido el mundo moderno en un lugar hostil y deshumanizado, y el origen de ello empieza en las escuelas.

Ojalá que las escuelas empiecen ya a formar filosóficamente nuevas generaciones de individuos conscientes de su naturaleza gregaria, de su intrínseca programación para la solidaridad, la cooperación y el bien común. Y ese es mi más ferviente deseo para esta Navidad.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
¿Qué nos espera en este 2021?

Para muchos, aunque el 2020 fue un año muy duro, el 2021 será aún más difícil. ¿Por qué? Porque muchos tuvieron ayuda del gobierno en el 2020. Beneficios como el desempleo, días de vacaciones, préstamos para negocios, ayuda de agencias de gobierno o privadas ayudaron a muchos.

¿Los políticos son sexólogos?

Hoy de nuevo vuelvo a enfatizar que los políticos no son sexólogos y que varias instituciones e intereses están empujándonos por el mal camino. La mal llamada “nueva educación sexual” es un desastre que tendrá pésimas consecuencias en la sexualidad humana, las familias y la salud mental del mundo.

Adiós a un reformista intrépido

El ex-senador del estado de Nevada, Joe Neal, siempre se inclinaba hacia los molinos de viento.

Cómo iniciar una guerra civil

Una cosa que la derecha siempre pretendió fue la creencia de que, a diferencia de Black Lives Matter y las protestas por la justicia social, el Tea Party y las posteriores manifestaciones del MAGA eran un discurso político pacífico, aunque a veces profano.

Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr

“Algunos investigadores hambrientos de realidad tuvieron la audacia… de contemplar la enfermedad desde otro prisma, buscando lo que la desencadenaba en lo que no es material, en la memoria de la angustia, acercándose tanto a la mente como a la genética. Lo que describieron y las curaciones obtenidas revolucionaron el arte terapéutico y la civilización entera”. Patrick Obissier.

Los republicanos del Congreso se separan del presidente Trump

“Así que pasamos toda una elección de mi lado de la cerca hablando de ‘Tenemos que luchar contra el socialismo’. Y ahora vas a tirar medio billón de dólares” sin “absolutamente ningún objetivo” para los asalariados económicamente perjudicados por el ¿coronavirus?

Cuatro cambios para hacer que el Año Nuevo sea venturoso

Si está leyendo esto, felicidades ha sobrevivido al 2020. Quizá llego al 2021 de “panzazo”, aruñando, o tal vez sin mayor percance. Sea cual sea su situación, todos esperamos un mejor 2021. ¿Qué puede hacer para asegurar que este año sea más seguro para usted y su familia? Hoy hablaremos de cuatro cosas importantes:

Lo que dejó 2020 para la educación en EE.UU.

“Que hablen mal de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen”, afirmaba el famoso escritor Oscar Wilde. Así, fuera a favor o en contra, con la designación de Betsy Devos como secretaria de Educación del gobierno de Donald Trump y con la llegada de la pandemia, el tema de las opciones escolares (school choice) recibió más atención en los últimos cuatro años que en cualquier otro momento de la historia.

La furia contra 2020 no resuelve nada

Sé que la pregunta está en tu mente: ¿qué haremos con la Navidad y el Año Nuevo en medio de una pandemia?