El administrador del sindicato pide que Jara renuncie o sea despedido

El superintendente Jesús Jara debe renunciar o ser despedido. Así lo cree Stephen Augspurger, director ejecutivo de la Asociación de Administradores Escolares y Empleados Técnico-Profesionales del Condado de Clark. Augspurger dijo que Jara ha perdido la confianza de los directores de distrito al no buscar su opinión sobre una serie de problemas, incluido el despido de todos los decanos en el distrito.

Cuando se le preguntó directamente si Jara debía renunciar o ser despedido, Augspurger dijo: “Creo que es hora. Sí”.

Augspurger hizo los comentarios mientras filmaba Nevada Politics Today. Dijo que desde el comienzo del mandato de Jara, el superintendente no ha estado interesado en trabajar con los administradores escolares.

“No hubo una asociación”, dijo Augspurger. “No parecía importar cuál era el tema: seguridad escolar, cuestiones legislativas, cuestiones presupuestarias. No había ninguna manifestación de lo que yo consideraría una asociación. Entonces, cuando este problema se planteó el lunes 10 de junio sin un poco de discusión con el público, sin discusión con los empleados del distrito, sin discusión pública con los Fideicomisarios, nos quedó bastante claro que el Superintendente Jara iba a hacer lo que quería, por la razón que fuera. Eso aún está por verse. No hubo absolutamente ninguna asociación”.

Es poco probable que se pueda recuperar la confianza “cuando en primer lugar demuestras que no valoras la opinión de tus directores, no valoras la opinión del grupo de negociación”, dijo Augspurger.

“Cuando le dices a los directores, esencialmente: ‘No me importa lo que piensen de esto. No me importa lo que hagan estos decanos para ofrecer una respuesta de primera línea a los problemas de seguridad en las escuelas y ese tipo de cosas, creo que lo dejó muy claro. No está interesado en una asociación”.

Augspurger dijo que previamente los administradores escolares “ayudaban a los superintendentes a llenar los huecos en sus presupuestos” y que habrían ayudado a Jara si se los pidiera.

“En un presupuesto de 2 mil 500 millones de dólares, siempre hay opciones para arreglar ese hueco”, dijo Augspurger. “Francamente, un agujero de 17 millones de dólares este año, y voy a decir un supuesto agujero, es menos de medio punto porcentual del presupuesto de 2 mil 500 millones de dólares.

“El Distrito Escolar del Condado de Clark (CCSD, por su sigla en inglés) no tiene un problema de ingresos. Tienen un problema de gasto. Creo que eso se ha demostrado una y otra vez”, comentó.

Augspurger también dijo que escuchó rumores de que Jara está amenazando a los Fideicomisarios en un intento porque no anulen su decisión.

“Hay una discusión por ahí, que ahora está empezando a circular”, dijo Augspurger. “Lo escuché el viernes por primera vez. Que ha dejado en claro a los Fideicomisarios que su contrato se violaría si tomaban medidas para anular esta decisión y que si se violaba su contrato, él procedería con acciones legales contra ellos. Eso ha estado circulando por ahí desde el viernes. No lo he escuchado refutarlo o ninguna declaración para negarlo. Lo he escuchado de múltiples fuentes”.

El sindicato de administradores presentó una demanda alegando que Jara y el Consejo de Fideicomisarios violaron la Ley de Reuniones Abiertas al discutir el despido de los decanos antes de que sucediera.

“Toda la información que hemos recopilado proviene directamente de los mismos Fideicomisarios”, dijo Augspurger. “En mi conversación con el Fideicomisario quedó muy claro que hubo una sesión a puerta cerrada”.

La presidenta del Consejo, Lola Brooks, dijo públicamente que no hubo una votación sobre el plan de Jara para eliminar a los decanos.

“Obviamente, hay una interpretación diferente de lo que sucedió en ese encuentro reservado”, dijo Auspurger. “Es por eso que las actividades públicas deben hacerse en público, para que no tengamos estos malentendidos”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like