41°F
weather icon Mostly Cloudy

El caso del optimismo climático

Los “Chicken Littles” en el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático lo han vuelto a hacer.

El panel publicó recientemente su sexto informe de evaluación sobre el calentamiento global. ¿El veredicto? El mundo está condenado.

“Muchos cambios debidos a las emisiones de gases de efecto invernadero pasadas y futuras son irreversibles durante siglos o milenios, especialmente los cambios en el océano, las capas de hielo y el nivel global del mar”, afirma el informe en un resumen.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que el informe era un “código rojo para la humanidad”.

El cielo se está cayendo. El cielo se está cayendo.

Los alarmistas climáticos han estado reciclando versiones de esta línea durante décadas. El compañero visitante del Instituto Hoover, Bjorn Lomborg, recopiló recientemente algunos ejemplos.

Por ejemplo, en 1972, Maurice Strong, un funcionario ambiental de las Naciones Unidas, dijo: “Tenemos 10 años para detener la catástrofe”.

Pero diez años después, en 1982, Mostafa Tolba, quien dirigió el programa ambiental de la ONU, hizo un nuevo reclamo. Sin cambios, el mundo se enfrentó a “una catástrofe ambiental que será testigo de una devastación tan completa, tan irreversible como cualquier holocausto nuclear” para el año 2000.

En 2007, Rajendra Pachauri, entonces presidente del IPCC, dijo: “Si no se toman medidas antes de 2012, es demasiado tarde”.

En algún momento, y 50 años parecen más que generosos, confiar en las personas que repetidamente hacen malas predicciones parece imprudente. No importa cuántas credenciales tengan, los alarmistas del calentamiento global arruinaron su credibilidad hace mucho tiempo.

Si eso no es suficiente, mire cómo actúan realmente las personas que dicen estar preocupadas por las emisiones de carbono.

Durante la campaña, el presidente Joe Biden se comprometió a “deshacerse de los combustibles fósiles”. Canceló el oleoducto Keystone y detuvo nuevas perforaciones petroleras en terrenos federales, aunque un juez federal lo bloqueó en junio. No es de extrañar que los precios de la gasolina estén subiendo, especialmente a medida que la economía se abrió de nuevo.

Esto debería hacer que Biden se regocije. Pero los precios más altos de la gasolina son una responsabilidad política. El miércoles pasado, la Casa Blanca del presidente Joe Biden pidió a la OPEP que libere más petróleo. No vale la pena sacrificar puntos de su índice de aprobación para salvar el mundo.

Luego está el zar del clima John Kerry, que no puede mantenerse alejado de los aviones privados. Una vez tomó un jet privado a Islandia para recibir un premio ambiental.

La mayor desconexión es que muchos alarmistas climáticos se oponen a la energía nuclear, que no produce emisiones de carbono. En 2020, la energía nuclear proporcionó el 20 por ciento de la electricidad de EE.UU. La energía solar produjo un 2.3 por ciento. Obviamente, las cosas no están tan mal como para construir más plantas nucleares.

Es cierto que las temperaturas más altas han provocado más muertes por calor. Pero también han reducido las muertes por frío, como señala Lomborg. A nivel mundial, una persona tiene nueve veces más probabilidades de morir de frío que de calor. Un estudio de 2021 publicado en The Lancet encontró que el calentamiento produjo una disminución neta en las muertes relacionadas con la temperatura durante las últimas dos décadas. El calentamiento global salvó vidas.

El informe sobre el estudio del IPCC también ignora los grandes avances que los humanos han logrado durante el siglo pasado en lo que respecta al clima. En promedio, en la década de 1920, más de 450,000 personas murieron anualmente a causa de eventos relacionados con el clima, como inundaciones, incendios forestales, huracanes y sequías, según Lomborg. Hoy, está muy por debajo de los 50,000.

Ésta representa la mayor razón para ser optimistas sobre el clima futuro: el ingenio humano. Los fenómenos meteorológicos adversos y el aumento del nivel del mar unos pocos milímetros al año no son las únicas variables. Las personas pueden adaptarse y se han adaptado a los cambios ambientales, especialmente a medida que crece la riqueza mundial. Piense en edificios más fuertes y mejores sistemas de drenaje.

El cielo no se cae. Los resultados han mejorado notablemente durante el siglo pasado, un recordatorio de que las personas pueden superar cualquier desafío que el clima nos presente. Es hora de ser optimistas climáticos.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Regla simple: ¡Haz que votar sea fácil para todos!

Ahora que la “Gran Pelea de Filibusteros” de 2022 ha terminado, -¡El peor espectáculo fuera de Broadway de todos los tiempos!- aprovechemos la oportunidad para hablar sobre los derechos de sufragar, de una manera menos acalorada.

¿Qué tan serio es un DUI?

Hoy en día no hay razón para manejar bajo la influencia del alcohol o drogas. Es muy fácil conseguir quien lo lleve a uno a casa. En nuestra ciudad hay buen servicio de taxis y Lyft o Uber. Aún así, todavía hay quienes deciden manejar ebrios. ¿Cuáles son las consecuencias?

Lombardo luce casi imbatible en las primarias

El alguacil Joe Lombardo no ha ganado la nominación republicana a gobernador, pero -en enero- está lo más cerca posible.

Préstamos “Compre ahora, pague después” presentan riesgos para comunidad latina

“Compre ahora, pague después” (BNPL, por sus siglas en inglés) es un producto nuevo para financiar compras que es promocionado como una alternativa a los préstamos tradicionales. Sin embargo, a medida que ha ganado popularidad, hemos visto varios problemas que deben abordarse, como la falta de términos transparentes, el enfoque a consumidores con menos opciones de crédito, falta de supervisión regulatoria, y las complicadas políticas de devolución.

Futuras noticias: los demócratas lamentan haber eliminado al filibustero

WASHINGTON, D.C., 14 de mayo de 2026.- Los demócratas del Senado organizaron una huelga el jueves 13, en protesta por un proyecto de ley de revisión electoral republicano que exige la identificación de votantes en todo el país, limita la votación anticipada a los días de semana y otorga a los estados la autoridad para aprobar reglas aún más restrictivas.

“No miren arriba”: una película para ver con nuestros hijos

Enferma, en plena Navidad, dediqué tiempo a Netflix. La película “No miren arriba” atrajo mi atención, sobre todo por sus actores: un Leonardo di Capio con 30 libras más, y mi preferida, Meryl Streep. No es común actualmente ver algo que te haga pensar, y que aporte a una sociedad que anda más loca cada día.

¿Es una bancarrota la mejor opción?

Muchos me preguntan si una bancarrota es la mejor opción para su situación financiera. La respuesta varía dependiendo de las circunstancias de la persona y su familia. No hay una cifra o cantidad exacta de deuda para que una bancarrota sea la solución a sus problemas financieros.