71°F
weather icon Clear

El divorcio de Obama y Sudamérica

El anuncio de la Casa Blanca de la agenda del presidente Barack Obama para la Cumbre de las Américas del próximo 10 y 11 de abril en Panamá, indicando que se reunirá con líderes del Caribe y Centroamérica, plantea una gran pregunta: ¿Estados Unidos ha renunciado a América del Sur?

Según un comunicado de la Casa Blanca, Obama viajará a Jamaica el 8 de abril para reunirse con líderes de los 15 países de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y tener una reunión bilateral con la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson-Miller.

De allí, Obama irá a Panamá para asistir a la Cumbre de las Américas, de 35 países, a la que por primera vez asistirá Cuba. En la cumbre, Obama se reunirá con los líderes de los ocho países del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), y con el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

Pero ¿qué pasa con Brasil y otros países sudamericanos?, le pregunté a funcionarios de Estados Unidos en los últimos días.

Hasta el momento, no está prevista ninguna reunión grupal o bilateral con países de América del Sur, dicen los funcionarios de Washington. Agregan que lo más probable es que Obama se reúna informalmente con varios presidentes sudamericanos durante las sesiones cerradas de todos los jefes de Estado que participen en la cumbre.

En comparación, Obama se reunió con los líderes de los 12 países de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en la Cumbre de las Américas del 2009 en Trinidad y Tobago. En la Cumbre de las Américas del 2012 en Cartagena, Colombia, Obama tuvo una reunión bilateral con el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Las relaciones de Sudamérica con Estados Unidos se deterioraron seriamente en la última década. Brasil, Venezuela y otros países — envalentonados por sus bonanzas de exportaciones de materias primas a China — crearon sus propias organizaciones subregionales como la UNASUR para excluir a Estados Unidos de las decisiones regionales.

La sede de la UNASUR fue instalada en Ecuador. Y la UNASUR está presidida por el ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, cuya visa de entrada a Estados Unidos fue revocada en 1996 — y nunca restituida — tras acusaciones de que su campaña presidencial de 1994 había sido financiada por el cartel de Cali.

Pocos días atrás, las relaciones de Washington con Sudamérica registaron un nuevo bajón después de que Obama emitió una orden ejecutiva negando visas ​​de entrada a Estados Unidos y aplicando sanciones financieras a siete funcionarios venezolanos acusados de violaciones a los derechos humanos. UNASUR inmediatamente denunció la medida como una “amenaza injerencista” de Washington.

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un centro de análisis político con sede en Washington, dice que el hecho de que no haya una reunión entre Obama y la UNASUR en Panamá es “reconocimiento de la realidad”. Y añade: “La realidad es que la influencia de Estados Unidos en Sudamérica se ha convertido en marginal, y que si Estados Unidos tiene alguna influencia en América Latina, es en Centroamérica y el Caribe.”

Al centrar su atención en Centroamérica y el Caribe, Obama también podría estar tratando de llenar el vacío dejado por Venezuela en la Cuenca del Caribe. Venezuela ya no puede mantener su apoyo a Petrocaribe, la institución que canaliza sus subsidios petroleros a esa región, agregó Shifter.

Los funcionarios estadounidenses rechazan la idea de que el gobierno de Obama ha renunciado a América del Sur, y agregan que los países centroamericanos y caribeños enfrentan los peores problemas de violencia, drogas y energéticos de la región. En la cumbre, Obama tratará de conseguir el apoyo de los países sudamericanos para conjuntamente ayudar a las naciones de Centroamérica y el Caribe, dicen.

Mi opinión: Obama debería tender puentes con Brasil y otros países sudamericanos en la cumbre.

Es cierto que las recientes sanciones de Obama contra los siete funcionarios venezolanos será un problema, ya que el régimen venezolano le pedirá a sus vecinos sudamericanos que conjuntamente denuncien “la agresión de Washington contra Venezuela”.

Pero los tiempos han cambiado. Por primera vez en los últimos 15 años, está en el interés de la mayoría de los países de América del Sur acercarse a Washington.

El boom de las exportaciones de materias primas sudamericanas llegó a su fin, Brasil tendrá su peor desempeño económico de los últimos 25 años en el 2015, Argentina está en recesión, y Venezuela está en caída libre.

Mientras tanto, China se está desacelerando, Rusia está en bancarrota, y Europa no ve la luz al final del túnel. Estados Unidos es la economía más solida entre las grandes economías del mundo.

Estamos ante un nuevo escenario regional. Obama debería tener esto en cuenta, y tratar de restablecer los lazos con Sudamérica — empezando por la alicaída Brasil — en la cumbre de Panamá.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
La perspectiva desde lo más profundo del frenético ruido

Durante una entrevista –exclusiva- antes de aparecer en el escenario, el presidente Donald Trump tuvo claro quién era el culpable de la decisión de su campaña de organizar un mitin bajo techo en Henderson: el gobernador de Nevada, Steve Sisolak.

¿Educación emocional? Ahora más que nunca

El confinamiento ha producido en los alumnos consecuencias psicológicas, que van desde “la aparición de una mayor agresividad e irascibilidad, un incremento de rabietas, hasta un retroceso en el control de esfínteres en los más pequeños”, según han señalado algunos psicólogos clínicos y educativos, cuyos estudios aparecen citados en Educaweb.com.

Sí, la hipocresía enferma

Cada día entiendo menos al mundo. La hipocresía es nuestra forma más “normal” de comunicarnos. Hemos llegado al espacio, hemos descubierto muchas cosas, la tecnología nos domina, a pesar de sus fallas. Como el internet, del que dependemos y aún sigue fallando, no importa cuán cara sea la cuenta. Pero es sorprendente lo poco que hemos crecido como seres humanos.

Dejen al presidente (s) en paz

La decisión del fiscal general Bill Barr, de defender una demanda civil por difamación, presentada contra el presidente Donald Trump generó muchas críticas.

Detenme antes de tuitear

Cuando los adultos jóvenes que comienzan una carrera en el periodismo o en el servicio público me preguntan si deberían crear una cuenta de Twitter y unirse a la refriega, todos obtienen la misma respuesta.

Mirarse al espejo y revisar las prácticas racistas

En Estados Unidos hay más o menos 3,5 millones de profesionales ejerciendo el magisterio. El 79% de ellos son blancos y el 76 % del total son mujeres. Y así ha sido durante las últimas dos décadas, aun después de los esfuerzos realizados por promover la importancia de la diversidad racial en el seno de las instituciones dedicadas a la educación.

¿Está la ética por encima del ser humano?

Me enseñaron en la universidad que “por ética” no debemos criticar a otro profesional o colega. ¡Tamaño problema! Una cosa es recurrir al chisme y a la bajeza para dañar reputaciones, y otra muy diferente es dejar que roben y engañen a un ser humano.

Se extiende la moratoria de desalojos

Desde el 29 de marzo hay una moratoria en desalojos o “evictions”, como son conocidas en inglés. Esta moratoria iba a terminar el primero de septiembre, pero el gobernador lo extendió para otros 45 días.

El monorriel de Las Vegas termina como comenzó

El monorriel de Las Vegas siempre ha tenido la pretensión de ser más de lo que realmente es, un servicio de transporte que trae turistas de un puñado de casinos en el lado este del Strip.

Joe Biden: casado con la mafia

En lo que The New York Times describió como una “reprimenda contundente”, el vicepresidente Joe Biden pronunció un discurso en el que dijo: “Pregúntese: ¿Parezco un socialista radical con una debilidad por los alborotadores? ¿De verdad?”