85°F
weather icon Clear

El orgullo herido

Mientras en otros países salen a los balcones a aplaudir a sus héroes anónimos que se juegan la vida e impiden muertes por la expansión de la pandemia, aquí se nos ponen los pelos de punta cuando habla la máxima autoridad sanitaria del país, Hugo López-Gatell.

Qué dolor, porque México ha tenido por muchas décadas a varios de los mejores sanitaristas del mundo, y en esta crisis somos cuidados por un médico que se dobló y endulzó el oído del Presidente en lugar de tranquilizar a la ciudadanía.

En los noticieros de distintas partes del mundo México es visto como desde hace años habíamos dejado de ser: un objeto de curiosidad. Risas.

Nuestra autoridad médica no tiene ninguna credibilidad, lo que abre la puerta a que en redes circulen todo tipo de consejos e hipótesis apocalípticas que aumentan el pánico.

Las explicaciones más claras provienen del exterior, cuando aquí tenemos especialistas extraordinarios. Ante la falta de credibilidad en nuestras autoridades sanitarias, crece el temor, la incertidumbre, la sensación de que estamos solos.

Eso lo provoca un médico que ha politizado la epidemia y un Presidente que sigue peleando contra ‘conservadores’, cuando es momento de unidad para defendernos de ‘un extraño enemigo’ llamado coronavirus, con prudente temor, pero sin histeria.

El presidente de la Organización Mundial de la Salud apremia a que se hagan la mayor cantidad posible de pruebas de coronavirus porque “la pandemia no se puede parar si no sabemos quién está infectado”.

Y aquí se prohíbe a los laboratorios privados realizar los exámenes. Sólo los laboratorios estatales de salud pública pueden hacerlos, y en la CDMX al ABC de Observatorio y el Hospital Ángeles de Interlomas.

El anciano de Iztapalapa tiene que ir a Interlomas y la señora de las barrancas de la alcaldía Álvaro Obregón debe dirigirse al hospital inglés de Observatorio.

¿Por qué? ¿Para qué se reporten menos casos y si hay muertos que sea por influenza, paros respiratorios, o por qué?

La ONU advierte que si no se frena la propagación del coronavirus habrá “millones de muertos”, y aquí se hace exactamente lo contrario que se recomienda en el resto del mundo.

Tal vez aquí tengamos al siguiente premio Nobel de Medicina, Hugo López-Gatell, que doblegó la pandemia con abrazos, besos, concentraciones multitudinarias y restringiendo las pruebas, y no lo sabemos.

Ojalá sea el caso, pero si no es así, pagaremos por el populismo que no escuchó a los expertos.

En Italia no hicieron caso del “prudente temor” en los días pico del periodo de infestación y ahora tienen más muertos que en China por el coronavirus. Una vergüenza que el responsable de controlar la epidemia diga que el Presidente “no tiene fuerza de contagio, sino fuerza moral”. Agregó otra barbaridad: sería bueno que AMLO se contagiara de coronavirus porque así quedaría inmune.

AMLO en lugar de ser un ejemplo para la población, sale con la vacilada del trébol de la suerte, parece que no le interesa la salud de la población.

¿Exagero con esto último?

Con el coronavirus dando la vuelta al mundo y un nuevo sistema de salud –Insabi– en el que ‘todo es gratis’, la secretaría ‘ahorró’ casi 60 por ciento de lo que debió gastar enero de este año.

La economía, de por sí muy mal sin coronavirus, ahora va literalmente a pique.

El Bank of America estimó que la economía mexicana caerá este año -4.5 por ciento. Ya estábamos en el suelo: -0.2, y ahora caeremos -4.5 por ciento.

Eso significa menos empleos, menos ingresos, mayor empobrecimiento general, quiebra de empresas y mortandad de Pymes. E inseguridad, desde luego.

¿Qué medidas ha tomado el gobierno?

Ninguna. Nada de lo que sí han hecho otros países para apoyar a la planta productiva y proteger el empleo. Bajar impuestos, diferir intereses en préstamos e hipotecas, descuentos en luz y gas, recursos para solventar la nómina en empresas que deben parar.

Ni una medida concreta hasta ahora.

Una pena lo que sucede con México. El orgullo de gran país, que lo es, se encuentra herido.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
La pornografía, ¿muerte del deseo?

La pornografía es una pandemia que produce millones de dólares. Nos invade por todas partes, en particular por Internet. La pornografía revela nuestra relación con el cuerpo, con el deseo sexual, con uno mismo y con el otro ser humano con quien nos relacionamos o tenemos sexo. La sexualidad no puede ser separada de la afectividad.

María Antonieta

La persona más insultada de Francia antes y al inicio de la Revolución no fue Luis XVI, sino su esposa, María Antonieta.

La debacle educativa que traerá el COVID-19

El cierre de escuelas por la pandemia de COVID-19 y el aumento del aprendizaje en línea hará que aumente la brecha educacional entre quienes tienen un tutor privado, o una computadora y acceso a internet y quienes no los tienen. Pero hay una manera de limitar este problema, y es gratis.

¿Es hora de que los sistemas educativos se ajusten a las familias?

Dice un proverbio que la fortuna favorece a los valientes. Si alguna vez ha habido una oportunidad para que los líderes de la educación reexaminen su manera de ver y de invertir los recursos necesarios para afrontar los retos del presente, esa oportunidad es ahora.

¿Tengo que usar cubrebocas?

La respuesta simple: por ahora, ¡sí! El gobernador Steve Sisolak anunció esta semana el requisito de que todos usemos mascarillas protectoras (cubrebocas) al estar en espacios públicos.

Y ahora, la humillación

Donald Trump necesita oxígeno político pues su discurso racista no ha bastado para levantarse del piso electoral en que supuestamente se encuentra, 14 puntos abajo del candidato demócrata Joe Biden, y convocó al presidente de México a la Casa Blanca para tal propósito.

América Latina cae en los ‘rankings’

Dos nuevos rankings mundiales de competitividad traen malas noticias para América Latina: muestran que la región se está volviendo cada vez menos atractiva para los inversores extranjeros. Y los presidentes de México, Brasil y Argentina están haciendo empeorar las cosas.

¿Por qué la violación sexual es un crimen?

Empecé a ver una película que todos me recomendaron, pero no duré ni cinco minutos. Daba náuseas ver cómo un salvaje violaba a una jovencita, dejándola en un charco de sangre. Me indignó tanto que apague la televisión. Deberían cambiarle el nombre a la TV y al cine: es un saco lleno de crímenes, sexo violento, denigración de la mujer y un gran etcétera.

Escuelas: ¿Cuál debe ser la prioridad este verano?

“Muchas familias no tienen los dispositivos digitales necesarios ni las habilidades o el nivel cultural para acompañar a sus hijos en un aprendizaje autónomo; nos estamos jugando que muchos niños se descuelguen del sistema”, explicó Álvaro Ferrer, investigador de la organización sin fines de lucro Save the Children, en una carta dirigida a la ministra de Educación de España. El contenido de dicha carta se ajusta al dedillo a la realidad de otros países, incluyendo Estados Unidos y Reino Unido.

Doctor Chunga, ya váyase por favor

El coronavirus está fuera de control en el país y el encargado de contenerlo se encuentra absolutamente extraviado.