65°F
weather icon Partly Cloudy

El presidente ordena desobedecer la ley

El presidente de la República llamó a tres secretarios de Estado a desobedecer la Constitución.

Había prometido que en su gobierno “nada ni nadie estará por encima de la ley”. Cuatro meses después cambió de opinión.

Recientemente el mandatario firmó un memorándum en el que ordena a las secretarías de Gobernación, Hacienda y Crédito Público, y Educación Pública, no aplicar las leyes de la reforma educativa aprobada en 2013.

De acuerdo con el artículo 16 de la Constitución, todo acto de autoridad debe estar fundado, motivado y ser emitido por una autoridad competente.

A raíz de ello el ex-ministro de la Suprema Corte, José Ramón Cossío, aseveró: “Acabo de leer el memorándum recién emitido por el presidente. Carece de motivación y fundamentación. No se cita una sola norma jurídica. Fácilmente impugnable jurídicamente”.

La reforma educativa fue aprobada en los términos constitucionales correspondientes por el Congreso de la Unión y los congresos de los estados, en 2013.

Seis años después, el presidente López Obrador firma un memorándum en que la deja sin efecto. Obviamente se trata de una medida anticonstitucional, en la que el presidente de la República se atribuye facultades que corresponden a otros poderes.

Las instrucciones que dio AMLO a los secretarios de Estado consisten en que “mientras el proceso de diálogo (con la CNTE) no culmine en un acuerdo, las otras instancias del Poder Ejecutivo Federal involucradas dejarán sin efecto todas las medidas en que se haya traducido la aplicación de la llamada Reforma Educativa”.

Lo anterior, dice el presidente, es porque no ha sido posible “hasta la fecha, alcanzar un acuerdo entre el Legislativo y los distintos sectores del gremio magisterial para derogar la Reforma Educativa y reemplazarla por un marco legal satisfactorio, útil y funcional”.

Es decir, mientras su partido se pone de acuerdo con la CNTE para derogar la reforma educativa de 2013, el presidente la deja sin efecto por su voluntad individual.

Ya los juristas dirán en qué delitos incurren las autoridades que violen la ley y cuál será el castigo, pero el hecho es inédito.

Una reforma constitucional aprobada y en marcha desde hace seis años es dejada sin efecto por el presidente, pues a él no le gusta. Cuando un presidente asume las facultades del Legislativo o el Judicial, la separación de poderes desaparece y se concentran en una sola persona.

Eso tiene cualquier nombre, menos Estado de derecho y régimen democrático.

Nada le impide al presidente tener sus propias ideas sobre la reforma educativa, pero no tiene autoridad alguna para derogar la existente y reestablecer el entramado de leyes que estaba en vigor antes de 2013.

Entre la derogación de facto que ordenó ayer el presidente, y la puesta en práctica de las leyes previas a 2013, no existe ningún proceso legal, más que un memorándum firmado por AMLO.

Ya lo había dicho: “Qué reforma educativa ni qué nada”; va para abajo con procedimiento legislativo o sin procedimiento legislativo.

El sábado 13 de abril expuso en Hopelchén, Campeche:

“Nada de evaluación. Se supone que quien ya estudió en una normal y que da clases, ya está capacitado”.

Así es su manera de pensar, hacia allá lleva al país, pero eso no lo faculta a ordenar que se viole la ley vigente y que se regrese a la previa de 2013, sin el proceso legislativo correspondiente.

Y como Morena no tiene mayoría calificada en el Congreso, entonces en un golpe de fuerza envía un memorándum firmado por él, a fin de que Carlos Urzúa, Olga Sánchez Cordero y Esteban Moctezuma desobedezcan la Constitución y apliquen una legislación derogada hace años con todos los procedimientos constitucionales.

Veremos qué dice el Poder Judicial al respecto, pues su determinación en este caso marcará el rumbo del país.

O tenemos una república de leyes, o un país cuyo gobierno hace y deshace disposiciones constitucionales con la sola firma del presidente.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
El manejo del dinero y la pareja

¿Sabías que el 80% de los divorcios en Estados Unidos se originan por conflictos sin resolver por manejos del dinero?

Di la verdad y avergüenza al demonio

“¿Quién supo cuál Verdad empeoró, en un encuentro libre y abierto?” – John Milton, “Aeropagitica”

Cosas que nunca le dije a Sheldon Adelson

Los críticos filosos salieron en enero de 2017 cuando llegué a Washington como corresponsal en la Casa Blanca del Review-Journal (RJ). Verá usted, trabajo para lo que a los regañones les gustaba llamar “el periódico de Sheldon Adelson”, y eso es un rotundo no-no.

¿Qué nos espera en este 2021?

Para muchos, aunque el 2020 fue un año muy duro, el 2021 será aún más difícil. ¿Por qué? Porque muchos tuvieron ayuda del gobierno en el 2020. Beneficios como el desempleo, días de vacaciones, préstamos para negocios, ayuda de agencias de gobierno o privadas ayudaron a muchos.

¿Los políticos son sexólogos?

Hoy de nuevo vuelvo a enfatizar que los políticos no son sexólogos y que varias instituciones e intereses están empujándonos por el mal camino. La mal llamada “nueva educación sexual” es un desastre que tendrá pésimas consecuencias en la sexualidad humana, las familias y la salud mental del mundo.

Adiós a un reformista intrépido

El ex-senador del estado de Nevada, Joe Neal, siempre se inclinaba hacia los molinos de viento.

Cómo iniciar una guerra civil

Una cosa que la derecha siempre pretendió fue la creencia de que, a diferencia de Black Lives Matter y las protestas por la justicia social, el Tea Party y las posteriores manifestaciones del MAGA eran un discurso político pacífico, aunque a veces profano.

Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr

“Algunos investigadores hambrientos de realidad tuvieron la audacia… de contemplar la enfermedad desde otro prisma, buscando lo que la desencadenaba en lo que no es material, en la memoria de la angustia, acercándose tanto a la mente como a la genética. Lo que describieron y las curaciones obtenidas revolucionaron el arte terapéutico y la civilización entera”. Patrick Obissier.

Los republicanos del Congreso se separan del presidente Trump

“Así que pasamos toda una elección de mi lado de la cerca hablando de ‘Tenemos que luchar contra el socialismo’. Y ahora vas a tirar medio billón de dólares” sin “absolutamente ningún objetivo” para los asalariados económicamente perjudicados por el ¿coronavirus?