El salario prevaleciente es una estafa, aquí están los números para probarlo

CARSON CITY — Durante décadas, los organismos de control fiscal han sostenido que los mandatos salariales prevalecientes aumentan los costos de infraestructura. Ahora los gobiernos de Nevada están afirmando lo mismo.

Cuando una empresa privada se embarca en un gran proyecto de capital, solicita ofertas. Su objetivo es encontrar a alguien que cumpla con los estándares de construcción al mejor precio, no importa si utiliza menos trabajadores mejor pagados o más trabajadores peor pagados, sólo está interesada en el resultado final.

No es así en el gobierno, el de Nevada exige que los trabajadores en la mayoría de los proyectos de construcción del gobierno reciban tasas salariales de los sindicatos, lo que se denomina salario prevaleciente. Un estudio del Nevada Policy Research Institute (NPRI) descubrió que esas tasas salariales son alrededor de un 45 por ciento más altas que las tasas de mercado.

Esto no tiene sentido económico para los contribuyentes, por lo que los republicanos aprobaron un proyecto de ley durante la sesión de 2015 que modificó la ley de salarios prevaleciente de Nevada. Elevaron el umbral en el que se activaron los requisitos de salario prevalecientes para proyectos públicos de cien mil a 250 mil dólares. También permitieron a los distritos escolares y universidades pagar el 90 por ciento del salario prevaleciente. Hubiera sido preferible que los republicanos eliminaran el salario prevaleciente por completo, pero, por desgracia, el ex gobernador Brian Sandoval debió haber hecho muchas cosas de manera diferente.

Ahora los demócratas están tratando de anular incluso esas reformas menores, todos ellos en la Asamblea copatrocinan el Proyecto de ley de Asamblea 136, el cual disminuiría el umbral salarial prevaleciente de 250 mil a cien mil dólares y requeriría que las escuelas, universidades y escuelas autónomas paguen el salario prevaleciente total. El proyecto de ley se presentó a la comisión el lunes.

Requerir salarios más altos para los proyectos de construcción aumenta los costos. Eso es obvio para cualquiera que no reciba contribuciones de la campaña sindical. También es la conclusión de numerosas agencias gubernamentales que analizaron cómo afectaría esto a sus presupuestos. El Distrito Escolar del Condado de Clark proyecta que los cambios le costarán 7.5 millones de dólares al año. El Sistema de Educación Superior de Nevada estima 9 millones de dólares adicionales al año en gastos.

Eso es solo el costo de aumentar el salario prevaleciente del 90 por ciento al 100 por ciento. El estudio del NPRI encontró que la tasa salarial del mercado es del 69 por ciento de la tasa salarial prevaleciente. Si hubiera sido legal que el distrito escolar pagara la tasa salarial del mercado, habría tenido 15 millones de dólares adicionales al año para gastar en construcción. Las instituciones de educación superior de Nevada habrían tenido 18 millones de dólares adicionales al año. Ambos números se comparan con pagar el 90 por ciento del salario prevaleciente, no el 100 por ciento que prefieren los demócratas.

Una nota fiscal en el proyecto de ley dice: “La División de Obras Públicas del Estado espera de manera conservadora un aumento del 15 por ciento en todos los proyectos aplicables (Programa de Mejoras de Capital)”. Ese aumento se aplica solo a proyectos entre cien mil y 250 mil dólares, pero muestra cuánto paga el salario prevaleciente. El gobernador Steve Sisolak quiere gastar 346 millones de dólares en proyectos de capital este bienio. Sin el requisito de pagar las tasas salariales prevalecientes, Nevada ahorraría 45 millones de dólares según la estimación de la división.

El salario prevaleciente siempre ha sido un timo. Los nevadenses ahora tienen una idea mejor, aunque aún incompleta, de cuánto le está costando a los contribuyentes.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like