44°F
weather icon Clear

El sindicato de maestros pone los impuestos en la agenda de la Legislatura

La Asociación de Educación del Condado Clark no tenía idea de cuánto cambiaría el mundo cuando en enero anunció un par de iniciativas electorales para aumentar los impuestos.

El sindicato no tenía idea de que el mundo se enfrentaría a una pandemia global, órdenes de cierre de empresas que afectarían el Strip y despidos que dispararían el desempleo y caerían en picada los ingresos estatales.

No tenía idea de que la pandemia desencadenaría una sesión especial de recortes presupuestarios en el verano o llamadas del gobernador Steve Sisolak para recortes adicionales del 12 por ciento en los próximos dos años.

No tenía idea de que los demócratas, a solo un voto menos que una súper-mayoría de dos tercios en la Legislatura, perderían escaños en las elecciones de 2020, lo que requeriría al menos algunos votos republicanos para aumentar los impuestos.

Por otra parte, al sindicato realmente no le importaba.

El sindicato de maestros ha dicho durante mucho tiempo que la educación no cuenta con fondos suficientes y que los legisladores no han realizado los cambios audaces necesarios para aumentar la financiación escolar en los mil millones de dólares que el sindicato considera necesarios.

Después de gastar más de $1 millón en una campaña de recolección de firmas, el sindicato obtuvo muchas más firmas de las necesarias para su iniciativa, una que aumentaría una parte del impuesto estatal sobre las ventas en 1.5 puntos porcentuales y otra que agregaría un nuevo nivel al impuesto estatal al juego, que lo eleva al 9.75 por ciento.

“CCEA espera que la certificación de las peticiones de la iniciativa de la Campaña de Horizonte Estratégico estimule una discusión en la Sesión Legislativa de Nevada 2021 sobre el futuro de la economía de Nevada y cómo las inversiones estratégicas en educación, desarrollo de la fuerza laboral y diversificación económica pueden cambiar y cambiarán el futuro de Nevada para mejor”, dice un comunicado de prensa publicado por el sindicato.

Oh, estimulará una discusión, de acuerdo, con muchas palabras coloridas dirigidas al sindicato y su combativo jefe, John Vellardita.

El sindicato no está del todo equivocado. El bajo rendimiento educativo es un factor en los esfuerzos de Nevada para atraer negocios aquí, y el éxito de los estudiantes depende en gran medida de tener un maestro bien calificado en el aula.

Las empresas que Nevada codicia – alta tecnología, puertos interiores y logística, almacenamiento de datos y atención médica – quieren una fuerza laboral educada. Los directores ejecutivos quieren un sistema escolar lo suficientemente bueno para asegurar a los empleados que sus hijos recibirán una buena educación.

El problema es político y práctico.

Primero, a pesar de las luchas financieras del estado, aumentar los impuestos es difícil. La Legislatura necesita dos tercios para hacerlo, y los republicanos se mostrarán reacios a aceptar cualquier aumento de impuestos, al menos a menos que obtengan algunas concesiones serias de los demócratas.

En segundo lugar, votar para aumentar los impuestos a las ventas de las personas, muchas de las cuales se han quedado sin trabajo sin tener la culpa, es políticamente peligroso. La economía de Nevada puede recibir un impulso cuando la vacuna contra el coronavirus se distribuya ampliamente, pero el alivio económico total no llegará pronto.

Aumentar los impuestos a los casinos es un poco más fácil, pero ellos también han sentido la peor parte del coronavirus. Los casinos estuvieron cerrados durante casi 80 días y actualmente tienen un límite de ocupación del 25 por ciento. Las personas no se sentirán seguras al regresar a Las Vegas hasta que la mayoría de la población esté vacunada, e incluso cuando regresen, es posible que no gasten tanto.

Pero al sindicato no le preocupa el problema político de la Legislatura. Por eso decidió no pedir amablemente, sino exigir con fuerza.

La Legislatura tiene 40 días desde el inicio de la sesión para promulgar cualquiera de los dos impuestos. Incluso si se llegara a un gran acuerdo que involucrara votos republicanos, no es probable que se produzca al principio de la sesión, sino a última hora.

Pero si estas dos iniciativas no se aprueban en 40 días, pasarán automáticamente a la boleta de 2022, donde los votantes tienen la última palabra. El sindicato puede estar contando con el hecho de que las cosas habrán vuelto a la normalidad para entonces, la pandemia será un recuerdo desagradable y que se desvanece.

El libro de jugadas estándar en estas circunstancias exige elaborar presupuestos durante toda la sesión con recortes drásticos y profundos, y luego llegar a un acuerdo al final para evitar la austeridad una vez que todos hayan visto bien el daño que se hará.

Pero el sindicato de maestros ha invertido ese manual y se ha asegurado de que los impuestos sean el tema desde el primer día. Si los demócratas y los republicanos podrán llegar a un compromiso sigue siendo una cuestión abierta; que se verán obligados a intentarlo no lo es.

El sindicato no sabía cómo sería el mundo cuando comenzó este proceso. Pero, de nuevo, realmente no le importaba.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
¿Qué nos espera en este 2021?

Para muchos, aunque el 2020 fue un año muy duro, el 2021 será aún más difícil. ¿Por qué? Porque muchos tuvieron ayuda del gobierno en el 2020. Beneficios como el desempleo, días de vacaciones, préstamos para negocios, ayuda de agencias de gobierno o privadas ayudaron a muchos.

¿Los políticos son sexólogos?

Hoy de nuevo vuelvo a enfatizar que los políticos no son sexólogos y que varias instituciones e intereses están empujándonos por el mal camino. La mal llamada “nueva educación sexual” es un desastre que tendrá pésimas consecuencias en la sexualidad humana, las familias y la salud mental del mundo.

Adiós a un reformista intrépido

El ex-senador del estado de Nevada, Joe Neal, siempre se inclinaba hacia los molinos de viento.

Cómo iniciar una guerra civil

Una cosa que la derecha siempre pretendió fue la creencia de que, a diferencia de Black Lives Matter y las protestas por la justicia social, el Tea Party y las posteriores manifestaciones del MAGA eran un discurso político pacífico, aunque a veces profano.

Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr

“Algunos investigadores hambrientos de realidad tuvieron la audacia… de contemplar la enfermedad desde otro prisma, buscando lo que la desencadenaba en lo que no es material, en la memoria de la angustia, acercándose tanto a la mente como a la genética. Lo que describieron y las curaciones obtenidas revolucionaron el arte terapéutico y la civilización entera”. Patrick Obissier.

Los republicanos del Congreso se separan del presidente Trump

“Así que pasamos toda una elección de mi lado de la cerca hablando de ‘Tenemos que luchar contra el socialismo’. Y ahora vas a tirar medio billón de dólares” sin “absolutamente ningún objetivo” para los asalariados económicamente perjudicados por el ¿coronavirus?

Cuatro cambios para hacer que el Año Nuevo sea venturoso

Si está leyendo esto, felicidades ha sobrevivido al 2020. Quizá llego al 2021 de “panzazo”, aruñando, o tal vez sin mayor percance. Sea cual sea su situación, todos esperamos un mejor 2021. ¿Qué puede hacer para asegurar que este año sea más seguro para usted y su familia? Hoy hablaremos de cuatro cosas importantes:

Lo que dejó 2020 para la educación en EE.UU.

“Que hablen mal de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen”, afirmaba el famoso escritor Oscar Wilde. Así, fuera a favor o en contra, con la designación de Betsy Devos como secretaria de Educación del gobierno de Donald Trump y con la llegada de la pandemia, el tema de las opciones escolares (school choice) recibió más atención en los últimos cuatro años que en cualquier otro momento de la historia.

La furia contra 2020 no resuelve nada

Sé que la pregunta está en tu mente: ¿qué haremos con la Navidad y el Año Nuevo en medio de una pandemia?