El sueño americano se ha vuelto una pesadilla

Muchos anhelamos con llegar a este país y cumplir nuestros sueños. Poder estudiar, trabajar, criar a nuestros hijos en paz, comprar una casa, un buen carro, etc. Y algunos lo han logrado. Debemos bastante a este país de las maravillas que nos permite ver el fruto de nuestro trabajo.

Pero, para otros el sueño americano se ha convertido en una pesadilla. La trampa de comprar más y más, de tener lo último en tecnología, el mejor carro, la ropa de marca, ha dejado a muchos endeudados y estresados.

Una familia promedio tiene las siguientes deudas: $184,000 dólares de hipoteca (el pago de la casa), $28,000 dólares correspondientes al préstamo de auto, $7,000 dólares en tarjetas de crédito, $48,000 dólares en deudas educacionales. La cifra total es $267,000 dólares en deuda.

Cuando comparamos esa cifra con el promedio de ingresos de una familia en Las Vegas, $51,000 dólares al año, vemos que la deuda es un hoyo sin salida.

¿Qué hacer? Primero hacer un plan para salir de deudas. Nos han convencido de que estar en deuda es lo normal. No lo es. Hay deudas necesarias y con beneficio, como la hipoteca de nuestra casa (beneficio en impuestos y ganancia de apreciación). Pero el resto de deudas por lo general no son de beneficio.

Préstamos de auto: La mayoría de personas tienen préstamos de auto. ¿Por qué? Por desear tener lo mejor y lo más nuevo. ¿Por qué no mantener en carro que ya esté pagado? Esto nos ahorraría entre $4,000 y $10,000 dólares al año.

Tarjetas de crédito: Antes de endeudarse más, ¿Por qué no hacer un plan de eliminar estas deudas? Empiece por la tarjeta con el interés más alto, pague lo más que pueda cada mes a esta tarjeta, hasta pagarla toda. Luego empiece con la próxima, y así sucesivamente, hasta pagarlas todas. De allí en adelante use las tarjetas sólo para emergencias. Sin deudas de tarjetas de crédito, ¡tendrá de $200 a $500 dólares extra cada mes!

Préstamos de día de pago: Estos préstamos son los más peligrosos. Si no puede pagar un préstamo de día de pago en menos de un mes o dos, los intereses hacen casi imposible pagarlos. Si tiene más de uno de estos préstamos, usted tiene serios problemas financieros.

¿Qué pasa si no puede pagar sus deudas en menos de 24 a 36 meses? Entonces quizá una bancarrota sería la mejor opción. Si debe tanto que sólo puede pagar los intereses, y no reducir la deuda, es mejor hablar con un abogado de bancarrota para ver qué opciones le convienen.

Recuerde el sueño americano debe enfocarse en una vida cómoda, pero sin estrés innecesario. Use cautela al utilizar su crédito.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like