75°F
weather icon Clear

¿Está Ortega tratando de quedarse en el poder para siempre?

De todas las reacciones que recibí tras mi entrevista con el presidente autoritario de Nicaragua, Daniel Ortega, la más preocupante fue la que vino de un hombre que lo conoce mejor que muchos: el ex presidente costarricense Oscar Arias, quien ganó el Premio Nobel de la Paz por ayudar a poner fin a las guerras de Centroamérica y forzar a Ortega a celebrar elecciones en 1990.

Arias me dijo que estaba asombrado por lo que dijo Ortega en la entrevista sobre la violenta represión gubernamental que ha dejado entre 295 y 440 muertos en los últimos tres meses. Y el ex presidente costarricense agregó que le llamó aún más la atención la negativa de Ortega de aceptar las exigencias de la oposición que se adelanten para el 2019 las elecciones programadas para el 2021.

Todo esto ha llevado a Arias a sospechar que Ortega podría estar pensando en seguir en el poder indefinidamente.

“Yo creo que por su mente acaricia la idea de ganar tiempo no para hacer elecciones en el 2021, sino para quedarse en el poder, como (Nicolás) Maduro o los hermanos Castro”, me dijo Arias.

Tras leer mi columna sobre la entrevista en El Nuevo Herald y verla completa en CNN en Español, Arias concluyó que hay una gran diferencia entre lo que sucedió cuando Ortega aceptó ir a elecciones a fines de la década de 1980, y hoy.

A fines de la década de 1980, Ortega estaba bajo una fuerte presión internacional para permitir elecciones libres, y pensaba que podría ganarlas, me dijo Arias.

“Hoy, en cambio, él está seguro de que no puede ganar elecciones. Él querrá poner a su mujer, o tener un “Orteguismo sin Ortega”, pero después de lo que ha pasado en estos 100 días, evidentemente no gana elecciones, y él lo sabe”, agregó Arias.

En mi entrevista de una hora con Ortega, que tuvo lugar el 28 de julio en su residencia en Managua, el hombre fuerte nicaragüense rechazó los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos de que la gran mayoría de los muertos en las protestas de Nicaragua fueron asesinados por paramilitares respaldados por la policía.

Cuando confronté a Ortega con una foto de una camioneta con paramilitares encapuchados, armados con fusiles AK47 y llevando banderas del partido político de Ortega, el FSLN –una de las varias fotos similares que llevaba conmigo– el presidente de Nicaragua afirmó que probablemente era una foto trucada. Más tarde, alegó que también podrían ser de “terroristas” opositores que se hacían pasar por paramilitares progubernamentales.

Cuando recordé a Ortega que 21 países de las Américas –incluidos algunos con gobiernos de izquierda, como Uruguay y Ecuador– votaron recientemente en la OEA por exigirle a su gobierno que ponga fin a las matanzas cometidas por paramilitares, el presidente alegó que todos estos países estaban siendo engañados por los medios.

Cuando le pregunté sobre las demandas de la oposición de que permita elecciones anticipadas y creíbles, dijo que no podía hacerlo porque ceder ante las protestas opositoras sentaría un mal precedente para otros países.

Cuando le sugerí que realizara un referéndum preguntando al pueblo nicaragüense si quiere o no elecciones anticipadas, Ortega dijo que sería demasiado costoso para un país pobre como el suyo.

Entonces, ¿aceptaría hacer un referéndum si se consiguen fondos de Estados Unidos, Europa y Latinoamérica para pagarlo?, le pregunté.

Ortega rechazó la idea. Alegó que sería inútil porque según él la oposición nunca aceptaría una posible derrota en las urnas. En rigor, una encuesta de CID-Gallup mostró que el 63 por ciento de los nicaragüenses tiene una opinión negativa del gobierno de Ortega, y solo el 29 por ciento lo apoya.

No importa cuánta evidencia le mostré sobre los paramilitares, y cuántas veces le pregunté bajo qué condiciones aceptaría elecciones anticipadas, Ortega desviaba la pregunta y culpaba a la oposición.

Lo más probable es que esté tratando de ganar tiempo para capear el temporal y llegar hasta las elecciones del 2021. Pero lo más preocupante sería que Arias esté en lo cierto, y que –a diferencia de lo que pasó en los ochentas– Ortega haya decidido atornillarse en el poder para siempre.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Y ahora, la humillación

Donald Trump necesita oxígeno político pues su discurso racista no ha bastado para levantarse del piso electoral en que supuestamente se encuentra, 14 puntos abajo del candidato demócrata Joe Biden, y convocó al presidente de México a la Casa Blanca para tal propósito.

América Latina cae en los ‘rankings’

Dos nuevos rankings mundiales de competitividad traen malas noticias para América Latina: muestran que la región se está volviendo cada vez menos atractiva para los inversores extranjeros. Y los presidentes de México, Brasil y Argentina están haciendo empeorar las cosas.

¿Por qué la violación sexual es un crimen?

Empecé a ver una película que todos me recomendaron, pero no duré ni cinco minutos. Daba náuseas ver cómo un salvaje violaba a una jovencita, dejándola en un charco de sangre. Me indignó tanto que apague la televisión. Deberían cambiarle el nombre a la TV y al cine: es un saco lleno de crímenes, sexo violento, denigración de la mujer y un gran etcétera.

Escuelas: ¿Cuál debe ser la prioridad este verano?

“Muchas familias no tienen los dispositivos digitales necesarios ni las habilidades o el nivel cultural para acompañar a sus hijos en un aprendizaje autónomo; nos estamos jugando que muchos niños se descuelguen del sistema”, explicó Álvaro Ferrer, investigador de la organización sin fines de lucro Save the Children, en una carta dirigida a la ministra de Educación de España. El contenido de dicha carta se ajusta al dedillo a la realidad de otros países, incluyendo Estados Unidos y Reino Unido.

Doctor Chunga, ya váyase por favor

El coronavirus está fuera de control en el país y el encargado de contenerlo se encuentra absolutamente extraviado.

¿Usó Trump fondos de Venezuela para su muro fronterizo?

Aquí hay una noticia que pasó casi desapercibida en medio de la pandemia de COVID-19 y las protestas raciales en Estados Unidos, pero que merece atención: señala que el presidente Donald Trump habría usado fondos incautados a la dictadura de Venezuela para pagar su inútil muro fronterizo.

Protegiendo a los “Dreamers” de Nevada

El 18 de junio la Corte Suprema de Estados Unidos bloqueo el cruel e innecesario intento del presidente Trump de poner fin a las protecciones otorgadas a los “Dreamers” incluyendo a miles que residen en Nevada.

Un renglón obligatorio en la educación escolar

El progreso de las naciones depende de la educación, y esta a su vez, de las instituciones que la gobiernan. Dichas instituciones no sólo deben preocuparse de lo relativo al conocimiento, sino que —también— deberían atender la parte espiritual, que incluye normas y valores humanitarios tales como la solidaridad y la diversidad, entre otros elementos que son esenciales para la enseñanza.

Cuidado al manejar

Ahora que la ciudad está en Fase 2 de reapertura, es más importante que nunca, manejar con cuidado y al límite debido.

‘No puedo respirar’

Las tres últimas palabras de George Floyd antes de morir estrangulado por un policía en Minnesota serán icónicas para toda una generación, marcada por el COVID-19 y la angustia económica. Más o menos así lo describió hace unos días Vanessa Rubio, en una reflexión llena de dolorosa exactitud.