45°F
weather icon Clear

¿Estamos en otra burbuja inmobiliaria?

El precio promedio de las casas que se vendieron en el mes de septiembre fue aproximadamente $310,000.00. Algunos ven ese precio como buena fortuna y otros están preocupados que los precios tan altos pueden estar señalando algo más preocupante, une recesión como la que pasó en el 2008.

Para comparar los números, el precio mediano de las casas en el 2006 fue aproximadamente $315,000.00. El 2006 era el pique de la burbuja de casas antes de la gran recesión del 2008 cuando todo en Las Vegas fue drásticamente cambiado por más de una década.

Muchos creen que el estadio de los Raiders y el equipo de Los Golden Knights pueden tener mucho que ver con la inflación de los precios de casas. Pero hay otros que no están muy seguros y creen que estos precios son muy inflados y que el mercado está listo para otra caída. Esto no significa que va a resultar en una recesión tan grave o ser exactamente igual como la gran recesión del 2008, pero si hay similitudes que deben de tenernos pensativos.

En Las Vegas, desde el 2003 hasta el 2007, precios de bienes raíces subieron más de 80%. El mercado de casas era muy beneficioso para las áreas de construcción, turismo, bienes raíces, y otros tipos de trabajo. El dinero estaba fluyendo y los salarios de los empleados en Las Vegas eran altos comparado a muchas partes del país.

El problema vino cuando la burbuja de casas explotó en el fin del 2007 y el icinio del 2008. Todo se vino a pique y los trabajos de construcción, manuales y de bienes raíces se secó casi inmediatamente. Este fenómeno también afectó directamente al turismo de Las Vegas y subsecuentemente a los casinos. Ya no se encontraba trabajo manual disponible para gente sin muchos recursos académicos y los que tenían títulos también se encontraban fuera de trabajo o con un salario muy bajo. La economía de Las Vegas se paralizó y afectó a millones de personas en el estado de Nevada. Después de Florida, Nevada fue el estado más afectado por medio de la recesión y nos ha tomado más de una década salir de esa pesadilla.

Ahora parece que estamos viendo mucho de los mismos eventos que ocurrieron en el 2006, el ciclo parece repetirse y vuelve a ocurrir en el 2019; debemos de estar pensativos y hacer todo lo posible para protegernos de otra recesión.

¿Qué podemos hacer para protegernos en el evento que haya otra recesión?

Primeramente, debemos empezar a guardar dinero en una cuenta de ahorros. Teniendo un poquito de dinero guardado puedo aliviar la perdida de trabajo o una emergencia.

Segundamente, debemos de hacer todo lo posible para pagar todas las deudas que podamos. Sabemos que no todas las deudas pueden ser eliminadas inmediatamente, pero hay algunas deudas que no nos dejan respirar. Por ejemplo, tarjetas de crédito, préstamos de cheque, y pagos de carros son deudas que no nos dejan estar libres financieramente. Si podemos eliminar o reducir esas deudas, podemos sobrevivir una recesión más fácil que alguien que tiene mucha deuda.

Finalmente, en mi opinión, no debemos de comprar casas en este momento. La burbuja de casas continúa expandiéndose con la compra y venta de casas. Ese círculo vicioso infla los precios de las casas y de los bienes en la cuidad de Las Vegas. Si seguimos estas sugerencias, no es garantía que todo va salir bien, pero en el evento de otra recesión, vamos a estar mejor preparados y en mejores condiciones porque nos acordamos y aprendimos las lecciones de la gran recesión del 2008.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Juguetes y sexismo: El lugar de las niñas

Para madres y padres, la llegada de aguinaldos y villancicos supone ir a comprar juguetes para sus hijos. A veces, hacemos este ejercicio sin pensarlo mucho. Así, los legos, aparatos a control remoto —tales como robots, drones y barquitos de alta velocidad— son colocados en los escaparates destinados a los varones, mientras que las tacitas de té, barbies y bebés en miniaturas se venden como mercancía propia para las hembras.

Ocurrencias y levitaciones

Las ocurrencias de los funcionarios de esta administración no conocen límites a la hora de dar rienda suelta a verdaderas imaginerías. No tienen los pies en el piso. Unos levitaron y otros no han comprendido que están, desde hace un año, en el gobierno.

¿Es retrogrado el gobierno de México?

Mientras que la economía de México se está estancando, la violencia está alcanzando niveles récord, y el país está atrayendo críticas internacionales por su reciente apoyo a una elección fraudulenta en Bolivia, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador parece estar ocupando gran parte de su atención en temas de siglos pasados.

Muchos en declive, pero otros mejor y mejor

Los estudiantes de casi todos los estados mostraron un declive en su rendimiento académico, según The National Assessment of Educational Progress (NAEP), conocido más comúnmente como “The Nacional Report Card” (Boletín Nacional de Calificaciones).

Seguridad, más cucharadas de mentiras

Se necesita mucha sangre fría para decir que “logramos estabilizar el crecimiento desmesurado, progresivo de la violencia”, luego de publicarse las cifras oficiales que ubican a 2019 como el año más violento de la historia del país desde que hay estadísticas.

¡Gracias a la industria de los combustibles fósiles!

Sin combustibles fósiles, la cena de Acción de Gracias y todo lo demás en la vida estadounidense se vería muy diferente, y no en el buen sentido.

El futuro del modelo chileno

A pesar de los temores de muchos de que Chile dejará de ser un modelo económico para América Latina tras las violentas protestas que dejaron al menos 24 muertos y terminaron con un acuerdo político para redactar una nueva Constitución, existen razones para ser cautelosamente optimistas sobre el futuro del país.

Educación para romper barreras

Así como lo vemos en otros ámbitos, los distritos escolares se están convirtiendo en espacios de gran diversidad étnica. Es decir, en una bella amalgama de niños procedentes de todas las razas. No obstante, el contenido de la enseñanza no se había ajustado a los cambios que amerita dicha diversidad, ¡pero eso está cambiando!

¿Hay leyes especiales para motos y bicicletas?

En Las Vegas hay menos ciclistas y motociclistas que en otras ciudades grandes. En la mayoría de ellas, el estacionamiento y tráfico es tal, que muchas personas prefieren andar en moto o bicicleta. Aunque nuestro clima es cálido y seco, la facilidad de estacionamiento y la conveniencia del aire acondicionado hace que muchos opten por un carro en vez de moto o bicicleta.