37°F
weather icon Clear

Harry Reid, con defectos y todo, era único en su clase

Es una tendencia humana natural hacer más personas en la muerte que en la vida.

Pero nadie odiaría eso más que Harry Reid, el pragmático senador de Searchlight que nunca olvidó quién era ni de dónde venía.

Reid nunca fue dado a la retórica ni a los vuelos de fantasía: vio el mundo tal como es y trabajó para cambiarlo, para mejorarlo.

Su autocontrol, ya sea creciendo en una modesta vivienda de dos habitaciones en medio del desierto de Nevada o residiendo en el Ritz Carlton en Washington, D.C., le sirvió a Reid en el transcurso de sus 82 años.

No quiere decir que Reid no haya evolucionado, como todos nosotros. Pero ya sea que estuviera en un cuadrilátero de boxeo, caminando como un policía del Capitolio, defendiendo a los clientes en una sala de audiencias o presidiendo el Senado de Estados Unidos y dando consejos a los presidentes, Reid se mantuvo firme.

Se han escrito muchas palabras en los últimos días sobre Reid, quien murió el martes 28 de diciembre de 2021 en su casa de Henderson, después de una batalla de cuatro años contra el cáncer de páncreas, y se escribirán muchas más en los próximos días. Pero una cosa para recordar sobre Reid es esto: era un peleador. Un pugilista real, sí, en sus días de boxeador amateur, pero también un luchador retórico.

Y era bueno en eso. Otra verdad sobre Reid: los republicanos lo odiaban no solo por su política, sus tácticas de pelea en el que el ganador se lo lleva todo, sino por el simple hecho de que sabía cómo ganar una pelea, no solo presentarse a una.

Reid era citado a menudo sobre el arte del compromiso diciendo que sabía bailar y que sabía pelear, pero que prefería bailar que pelear. Pero era el tipo de cosas que dice una persona mientras habla en voz baja y alcanza lo inimaginable.

– Sin alegría

Reid no era un animal social: casi nunca iba a fiestas, incluso cuando esas fiestas se llevaban a cabo en el mismo edificio en el que vivía. No le agradaba la parte de la política de dar palmadas en la espalda y dar las manos con alegría y asumió sus deberes políticos simplemente como eso, una cuestión de deber.

“La alegría no es parte de mi vida”, dijo Reid en una entrevista en 2006 con Las Vegas CityLife cuando se vio envuelto en batallas casi diarias con la administración del entonces presidente George W. Bush.

Para Reid, el objetivo de un cargo público era hacer algo, no pronunciar discursos o deleitarse con las trampas del poder. La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio es ley ahora debido a la habilidad legislativa de Harry Reid, aprobada sin un solo voto republicano y sin un solo voto de sobra en el Senado.

Su conocimiento de la cámara y sus reglas y procedimientos fue amplio. Al final de su carrera, personalmente había eliminado el obstruccionismo para los nombramientos judiciales en los tribunales inferiores y, en última instancia, había pedido su eliminación por completo.

– Reversión de la inmigración

Ese no fue su único gran cambio. En un discurso de 1993, Reid denunció a los “extranjeros ilegales” y la ciudadanía por nacimiento, un discurso que provocó la ira de un crítico especial, su esposa Landra. Reid finalmente calificó sus comentarios como el mayor arrepentimiento en la vida pública, y después de su reelección en 2010, le dio crédito a la comunidad latina por su victoria. Se convirtió en un partidario comprometido de la reforma migratoria, especialmente para los “Dreamers”.

Reid cometió otros errores, sin duda. En 2003, Los Ángeles Times reveló que sus hijos habían presionado a su oficina, historias que llevaron a Reid a adoptar una política que prohíbe las interacciones familiares con su personal. En 2006, The Associated Press informó que Reid había aceptado boletos gratis para los combates de box, una práctica que luego abandonó. En 2011, el Review-Journal informó sobre las llamadas telefónicas que Reid hizo a miembros del Concejo Municipal de Henderson para presionar por el nombramiento de su hijo, Josh, como abogado de la ciudad, un cargo que el mismo Reid ocupó una vez.

Reid, quien vino de la nada, albergaba un prejuicio de por vida contra aquellos que habían heredado riqueza sin trabajo y sermoneaba a otros sobre las virtudes del capitalismo, lo que en parte explica su desdén por el senador de Utah, Mitt Romney.

Reid podría ser despiadado, especialmente al servicio de una agenda política. En un discurso de 2012 en su Cumbre anual de Energía Limpia, Reid acusó a NV Energy de “literalmente matar a los Paiutes” que vivían cerca de una central eléctrica de carbón.

Sin embargo, tras bambalinas, Reid era un cultivador de los mejores talentos políticos y un gran criador. La diáspora del antiguo personal de Reid en la política y los negocios, muchas de ellas mujeres, es una legión. Muchos comenzaron como pasantes o empleados de bajo nivel que ascendieron bajo la tutela de Reid para convertirse en profesionales experimentados. Su cuidado e interés en sus vidas, tanto profesionales como personales, une a los veteranos de Reid mucho después de que dejaron su empleo.

Harry Reid era todas estas cosas: Magnánimo, compasivo y servicial, despiadado, astuto y eficaz. Auto controlado, pero ocasionalmente cediendo a sus pasiones. Al principio se avergonzó de su lugar de nacimiento en Nevada, pero luego se enorgulleció de él. Visionario, pero pragmático, capaz de ver el juego a largo plazo, pero siempre dispuesto a comprometerse sin pensar en el mañana.

Sobre todo, Reid sabía cómo ganar.

Nevada nunca verá a otra persona como Harry Reid, y no solo porque los tiempos y las personas que lo formaron se han desvanecido en el pasado. Reid era único, con defectos y todo, e hizo más por su estado natal que nadie. Su título como el político más poderoso que jamás haya ocupado un cargo federal no será eclipsado hasta que alguien nomine a un nevadense para presidente o vicepresidente.

Y tal vez ni siquiera en ese entonces.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Regla simple: ¡Haz que votar sea fácil para todos!

Ahora que la “Gran Pelea de Filibusteros” de 2022 ha terminado, -¡El peor espectáculo fuera de Broadway de todos los tiempos!- aprovechemos la oportunidad para hablar sobre los derechos de sufragar, de una manera menos acalorada.

¿Qué tan serio es un DUI?

Hoy en día no hay razón para manejar bajo la influencia del alcohol o drogas. Es muy fácil conseguir quien lo lleve a uno a casa. En nuestra ciudad hay buen servicio de taxis y Lyft o Uber. Aún así, todavía hay quienes deciden manejar ebrios. ¿Cuáles son las consecuencias?

Lombardo luce casi imbatible en las primarias

El alguacil Joe Lombardo no ha ganado la nominación republicana a gobernador, pero -en enero- está lo más cerca posible.

Préstamos “Compre ahora, pague después” presentan riesgos para comunidad latina

“Compre ahora, pague después” (BNPL, por sus siglas en inglés) es un producto nuevo para financiar compras que es promocionado como una alternativa a los préstamos tradicionales. Sin embargo, a medida que ha ganado popularidad, hemos visto varios problemas que deben abordarse, como la falta de términos transparentes, el enfoque a consumidores con menos opciones de crédito, falta de supervisión regulatoria, y las complicadas políticas de devolución.

Futuras noticias: los demócratas lamentan haber eliminado al filibustero

WASHINGTON, D.C., 14 de mayo de 2026.- Los demócratas del Senado organizaron una huelga el jueves 13, en protesta por un proyecto de ley de revisión electoral republicano que exige la identificación de votantes en todo el país, limita la votación anticipada a los días de semana y otorga a los estados la autoridad para aprobar reglas aún más restrictivas.

“No miren arriba”: una película para ver con nuestros hijos

Enferma, en plena Navidad, dediqué tiempo a Netflix. La película “No miren arriba” atrajo mi atención, sobre todo por sus actores: un Leonardo di Capio con 30 libras más, y mi preferida, Meryl Streep. No es común actualmente ver algo que te haga pensar, y que aporte a una sociedad que anda más loca cada día.

¿Es una bancarrota la mejor opción?

Muchos me preguntan si una bancarrota es la mejor opción para su situación financiera. La respuesta varía dependiendo de las circunstancias de la persona y su familia. No hay una cifra o cantidad exacta de deuda para que una bancarrota sea la solución a sus problemas financieros.