48°F
weather icon Clear

Hispanidad: Revalorizar lo nuestro

La llegada al “nuevo” continente se celebra este mes y es apropiado reflexionar sobre este magno acontecimiento. Para las civilizaciones que ocuparon estas tierras antes de 1492, el arribo a nuestras costas de las tres carabelas de Colón significó el apocalipsis.

Poco después de que el pie blanco se plantara sobre el suelo, los pobladores de las Américas presenciaron la destrucción casi absoluta de sus lenguas e imperios, razas y costumbres, conocimientos y prácticas milenarias. Los recién llegados, como relata Howard Zinn en su libro La otra historia de los Estados Unidos, trajeron consigo espadas y barcos, sífilis y varicela, codicia e instrumentos bélicos jamás vistos, con los cuales sometieron, robaron y mataron a millones de personas en pocas décadas. El arma más letal fueron las bacterias. Los nativos que no murieron de un virus, fueron masacrados por “gente de la peor calaña” (Zinn).

Decía George Owen que “la historia es contada por los vencedores”, y desde el punto de pista de los que ganaron la guerra de la conquista, los indios eran tontos inocentes vestidos en taparrabos a quienes, según escribió Colón en su carta a los reyes de España luego de su primer encuentro con la tribu arawak: “con cincuenta hombres los subyugaríamos a todos y con ellos haríamos lo que quisiéramos”.

No obstante, cabe recordar que, a pesar de su temperamento bonachón, los exterminados estaban lejos de ser bobos o salvajes. De hecho, la cultura y la ciencia que existían antes del holocausto perpetuado por el hombre europeo sobre nuestros ancestros, eran altamente sofisticadas.

Por ejemplo, la aspirina —entre muchos otros medicamentos sintetizados que consumimos hoy día— es resultado del conocimiento de las plantas que poseían los médicos indígenas. Restos encontrados de la época pre-colombina evidencian cirugías en las cuales se empleaba la trepanación del cráneo para operar el cerebro. A su vez, las ruinas arquitectónicas están ahí todavía para narrar la leyenda de templos y acueductos, tierras cultivadas con ingeniería agronómica avanzada y ciudades con edificios de apartamentos.

La historia la escriben los vencedores, pero hace rato que llegó la hora de dar voz a los vencidos. Nuestros hijos tal vez no vayan a encontrar en los libros de textos una perspectiva justa y bilateral de lo ocurrido hace 527 años. Por eso, es nuestra la responsabilidad de recordar quiénes somos y recontar nuestra historia. Documentales como 1491, libros como el citado anteriormente e incluso parodias como Latin History for morons (John Leguizamo) son herramientas a la mano que sirven para reeducarnos sobre el tema.

Octubre es el Mes de la Hispanidad y es también una ocasión maravillosa para revalorizar lo nuestro, especialmente en momentos como estos, donde ciertos sectores se sienten con derecho de (metafórica y literalmente) izar sus banderas anti-esto y anti-lo-otro en el frente de sus casas.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Juguetes y sexismo: El lugar de las niñas

Para madres y padres, la llegada de aguinaldos y villancicos supone ir a comprar juguetes para sus hijos. A veces, hacemos este ejercicio sin pensarlo mucho. Así, los legos, aparatos a control remoto —tales como robots, drones y barquitos de alta velocidad— son colocados en los escaparates destinados a los varones, mientras que las tacitas de té, barbies y bebés en miniaturas se venden como mercancía propia para las hembras.

Ocurrencias y levitaciones

Las ocurrencias de los funcionarios de esta administración no conocen límites a la hora de dar rienda suelta a verdaderas imaginerías. No tienen los pies en el piso. Unos levitaron y otros no han comprendido que están, desde hace un año, en el gobierno.

¿Es retrogrado el gobierno de México?

Mientras que la economía de México se está estancando, la violencia está alcanzando niveles récord, y el país está atrayendo críticas internacionales por su reciente apoyo a una elección fraudulenta en Bolivia, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador parece estar ocupando gran parte de su atención en temas de siglos pasados.

Muchos en declive, pero otros mejor y mejor

Los estudiantes de casi todos los estados mostraron un declive en su rendimiento académico, según The National Assessment of Educational Progress (NAEP), conocido más comúnmente como “The Nacional Report Card” (Boletín Nacional de Calificaciones).

Seguridad, más cucharadas de mentiras

Se necesita mucha sangre fría para decir que “logramos estabilizar el crecimiento desmesurado, progresivo de la violencia”, luego de publicarse las cifras oficiales que ubican a 2019 como el año más violento de la historia del país desde que hay estadísticas.

¡Gracias a la industria de los combustibles fósiles!

Sin combustibles fósiles, la cena de Acción de Gracias y todo lo demás en la vida estadounidense se vería muy diferente, y no en el buen sentido.

El futuro del modelo chileno

A pesar de los temores de muchos de que Chile dejará de ser un modelo económico para América Latina tras las violentas protestas que dejaron al menos 24 muertos y terminaron con un acuerdo político para redactar una nueva Constitución, existen razones para ser cautelosamente optimistas sobre el futuro del país.

Educación para romper barreras

Así como lo vemos en otros ámbitos, los distritos escolares se están convirtiendo en espacios de gran diversidad étnica. Es decir, en una bella amalgama de niños procedentes de todas las razas. No obstante, el contenido de la enseñanza no se había ajustado a los cambios que amerita dicha diversidad, ¡pero eso está cambiando!

¿Hay leyes especiales para motos y bicicletas?

En Las Vegas hay menos ciclistas y motociclistas que en otras ciudades grandes. En la mayoría de ellas, el estacionamiento y tráfico es tal, que muchas personas prefieren andar en moto o bicicleta. Aunque nuestro clima es cálido y seco, la facilidad de estacionamiento y la conveniencia del aire acondicionado hace que muchos opten por un carro en vez de moto o bicicleta.